Mi Pequeño Secreto

Extra 4

Extra dedicado especialmente a: @LisbethChaparro y @NancyANguloTorres gracias bombones por disociar de su tiempo para leer esta historia. Besos ❤️

————————————————————————————————

 

Lucía


 

¡A un día de mi boda!


 

Aún no es el día y ya estoy de los nervios, he pasado el día entero sin ver a Frederick ya que las chicas, Maddie, Eloise, Margaret y Lessia me han secuestrado.


 

Y si Lessia volvió, le envié la invitación de la cita por correo electrónico y me prometió que estaría sea día, me sorprendí al recibir una llamada de ella ayer diciéndome que estaba en el aeropuerto a la misma vez que me preguntaba que si podía llevar  a alguien con ella a la boda. Cuando estábamos en el carro nos contó a las chicas y a mí que tiene novio y tremendo novio y que dicho hombre de nombre Nicolás la está ayudando a dirigir la empresa que heredó de aquel señor del que cuidó una vez.


 

Lo primero que hicimos fue ir a un spa & salón de belleza para unos masajes con piedras volcánicas que me dejaron como mantequilla de tan relajada que estaba, luego en ese mismo lugar me hicieron depilarme de cuerpo completo con cera fueron las dos horas más dolorosas e mi vida, unas horas después pasaron a hacerme las uñas de las manos que fue algo sencillo y me las pintaron en un tono nude, igual la de los pies, finalmente terminamos dándole una super, mega y profunda hidratación a mi cabello que estaba baste reseco para que el estilista que me vaya a peinar mañana encuentre mi cabello presentable.


 

Llegada la noche de despedida de soltera, hicimos una pijamada en la casa Margaret, Maddie, Lessia y yo, tratamos de que Eloise se incluyera pero dijo que no, que mejor pasaba la noche con sus nietos y marido. La razón por la cual decidimos hacer la despedida de soltera en casa fue por que al Maddison y Margaret estar embarazadas no queremos que les pase nada y que en una discoteca con tanta gente, alguien les de un golpe en la panza, percusión ante todo.


 

La pijamada de despedida fue perfecta, Margaret mando a confeccionar pijamas personalizadas en un tono rosa dorado a excepción del mío que fue blanco con el nombre de cada una detrás de la camisa de pijama. Bebimos champagne y a Maddie y Margaret le dimos jugo de naranja. Llegó la hora de los regalos y el primera que abrí fue el de Lessia, era un set de lencería transparente Victoria's Secret en color rojo pasión con una tanga súper fina que me dió risa al pirarla. El siguiente fue el de Maddie con unos dados eróticos que me hicieron reír nuevamente y mirarla subiendo y bajando las cejas. Por último Margaret que me regaló un costurero, ahaha Maggie es tan inocente.


 

Día de la boda.


 

-Lucía- siento que me llaman y estoy segura de que es Maddie.


 

-¿Qué?- gruño volteándome hacia el otro lado.


 

-Hoy es el día- dice e inmediatamente abro los ojos y me siento en la cama, encontrándome con un desayuno listo en frente de mi y a las tres chicas en batas de baño.


 

-Desayuna por que en una hora vendrá el estilista- me dice Lessia sentándose en la cama no sin antes robar un uva de mi desayuno.


 

Las chicas salen de mi habitación y después de desayunar aprovecho para darme un baño y al mismo tiempo llamar a Fred, quien responde al segundo tono.


 

-Buenas días a la mujer más hermosa del mundo- saluda haciéndome sonreír, Fred es tan tierno- ¿Cómo amaneció hoy mi futura esposa?- pregunta.


 

-Hola mi amor- saluda- muy bien, dime ¿cómo amaneciste hoy?


 

-Extrañándote- puedo jurar que está haciendo un puchero ahora mismo- amanecí abrazando a la almohada amor, fue realmente decepcionante no encontrarte en la mañana.


 

-También te extraño cariño- hago un puchero.


 

...


 

Luego de media hora hablando con Fred salí del baño y justo ins entrando a la habitación el maquillador Leo.


 

-Pero que piel más hermosa tienes- dice con voz afeminada.


 

-Gracias- susurro y cierro los ojos para que termine de hacerme el maquillaje que es bien sencillo a decir verdad, cuando termina con el rostro comienza a hacerme el pelo, me hace un hermoso recogido en la parte trasera con una forma bastante elegante en la parte delantera y un tocado un poco más arriba del recogido del lado derecho, simplemente perfecto.


 

-Me encanta- digo viéndome en el espejo- si que eres talentoso.


 

-Gracias- dice sintiéndome- ¡vamos chicas! ¿Quién es la siguiente?


 

-Yo- dice Maddie mientras se sienta en la silla en donde estaba yo antes.


 

Cuando ya estamos todas maquilladas las chicas me ayudan a ponerme el vestido, cuando terminamos de ponérmelo perfectamente la primera que habla es Lessia.


 

-Definitivamente a Frederick le dará un infarto cuando te vea- dice mientras sonríe.


 

-Concuerdo contigo- asiénteme Margaret.


 

Cuando las chicas ya tienen puesto sus vestidos de damas de honor sonrío, se ven tan hermosas. Cuando ya tenemos los zapatos listos escuchamos que tocan la puerta, Margaret abre y nos encontramos con Jack vestido de traje negro, está súper guapo y confirmó eso cuando veo que Maggie no le quita mirada de encima.


 

-¿Ya están listas?- pregunta y todas asentimos- ya son las ocho y media de la mañana, tenemos que irnos sino llegaremos tarde. Por cierto están hermosas, Lucía pareces una princesa- le sonrío.


 

-Gracias Jack- decimos todas al unísono, salimos con cuidado de la habitación y al salir nos encontramos con una limusina gris súper larga con decoración blancas por fuera- A Fred le encanta gastar dinero en cosas innecesarias- digo negando con la cabeza mientras subimos.



Lisa Dolly

#169 en Novela romántica

En el texto hay: secuestro, pobreza, romance

Editado: 23.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar