Mi rincón infantil

"Campo de flores"

Saliendo de mi casa, miré al cielo, vi que estaba despejado, ni una sola nube, eso me entristeció un poco... Porque me encanta ver un cielo lleno de nubes blancas, cuando era más joven mis padres me decían que el cielo parecía que acababan de rapar a una oveja muy gorda y eso me daba risa, me quedaba pensando como eso sería posible, ¿serian como un tipo de ovejas angelicales?

Una vez más como de costumbre tomé mi bicicleta, sin saber a dónde iba, he tenido problemas en casa, no tiene mucho que empezamos a tenerlos, supongo que mayormente es mi culpa, no me siento la misma persona desde hace tiempo, pero estoy llegando a mi límite, quiero ser mi antiguo yo.

Al pedalear sobre un camino rocoso, me quedo pensado en el cuidado que debo tener, no se a donde voy, solo busco un lugar tranquilo para poder ordenar mis ideas...

A lo lejos miré un campo de flores, el cual nunca había mirado, es curioso porque no estamos en la época del año donde surgen flores, menos tan bonitas y de colores tan vivos...

Al llegar, bajé de mi bicicleta caminé un poco para ver más de cercas, con algo de miedo, no sería grato arruinar unas flores tan hermosas... Era enorme ese campo y en medio de todo estaba un árbol frondoso.

Me acerque con cuidado para no hacer tanto daño a las flores que estaban esparcidas por todo el campo, solo buscaba un lugar solo y tranquilo para poder pasar un tiempo conmigo y poder recordar que he hecho mal en estos tiempos, ya no siento que sea la misma persona alegre de antes, quizás solo necesite pasar más tiempo con mis seres queridos o eso imagino que un terapeuta me diría.

Tenía una libreta en mi mochila comencé dibujando garabatos sin algo en especifico para poder hacer un poco de tiempo, tampoco quiero estar mucho tiempo aquí, después se preocupan por mi o me castigarían.

Pasando ya un buen rato, me quede dibujando las flores que estaban a mi alrededor, no estaría mal llevarle unas cuantas a mi madre, y sería bueno de una vez hablar de cómo me siento, le doy muchas vueltas al asunto pero así trabaja mi mente.

Recolecte las más hermosas que vi, a pesar de que todas tenían una gran belleza, lleve un poco más de su color favorito y unas cuantas de otros colores para que combinara y resaltara.

Me subí a mi bicicleta que deje junto al árbol y al mío, no quiero perder el único método de trasporte que tengo en estos momentos por la distancia lejana que tenía mi casa a donde yo estaba.

Pasando ya las últimas calles que estaban por mi casa recordé que tenía que pensar en las cosas que le diría a mis padres, si es un poco complicado pero por mi mente pasaba que ya estaban muy mal todo y tengo que poner un alto a todo.

Entre a la casa, mire a mis padres llorando pero no sabía qué era lo que los mantenía así, uno piensa mil cosas cuando algo está fuera de lugar, los salude y ellos lloraron aun más fuerte, estaban preocupados por alguien pero nunca mencionaron un nombre solo me abrazaron.

Resulta que llego una alerta en la TV sobre un joven que había sido raptado y ocasionado barias heridas terminando en una muerte horrorosa y por una extraña razón tenía barias características iguales a las mías, en la altura, color de cabello, una camisa igual a la mía, mis padres pensaron que había sido yo, no llevaba mi celular así que eso ocasiono más preocupación.

En ese momento solo los abrace y tratamos de controlar la situación, solo esperábamos que la familia del joven esté bien, eso no es algo muy perturbador, es tiempo de cambiar y ser mejor persona para que mis padres no se preocupen además de que si llegara a ser mi momento de partida de este mundo, no tener algún arrepentimiento y mis padres carguen con ese pesar o culpa.



Cruz

#1583 en Otros
#534 en Relatos cortos
#958 en Joven Adulto

En el texto hay: historias cortas, fantasia, relatoscortos

Editado: 06.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar