Mi Último Suspiro ✔

Capítulo 15

Seis meses después

– Tienes que venir, por favor – pide Beca a mi lado juntando sus manos, quiere que vayamos a una fiesta de año nuevo, pero las fiestas no van conmigo
– he dicho que no – digo seriamente– luego te irás y me dejaras sola en algún rincón – replico
– no lo haré, te lo prometo
– dijiste eso la última vez 
– esta vez lo cumpliré, pero por favor ven – esto será imposible de evitar, suspiro rindiendome
– bien, pero primero tienes que convencer a mi madre 
– ¡sí! – grita Beca eufórica – ¡iremos y veremos a Johan! – después de la confesión de Johan salieron un par de veces y ahora están juntos, caminamos hacia la cocina, donde se encuentra mi madre, ambas entramos casuales – ¿necesita ayuda? – empieza Beca
– es rara la vez que me ofrecen ayuda ¿qué quieren esta vez? – ¿por qué las madres nos conocen tan bien? 
– de acuerdo – Beca se sienta en frente de mi madre, junta sus manos y la observa con expresión sería – su hija – me señala – y yo, más yo, queremos que le de permiso para ir a una fiesta – mi madre la observa también sería 
– No 
– ¿No? ¿Por qué? – cuestiona Beca 
– la última vez la dejaste sola,  vino sola a casa a la una de la mañana – yo me río mentalmente, Beca voltea a verme, no le mencione que le dije eso la última vez a mi madre 
– pero esta vez no será así, lo prometo, realmente no lo haré, por favor – empieza a intentar convencerla.

Luego de media hora con Beca intentado convencerla, mi madre finalmente cedió.

– recuerda que prometiste no dejarme sola  – le digo mientras salimos de la cocina
– ¡lo recordaré! ¡Ahora vamos a arreglarnos para la fiesta! – saca de su bolsa algo de ropa – me cambiare en tu habitación – informa y corre hacia arriba.

Cuando ella acaba subo para escoger mi ropa y mientras me arreglo recuerdo a Patrick.

No lo he visto en meses, parece que fue a visitar a sus padres. 
Y debido a ello no tuve la oportunidad de invitarlo a una cita.

– ¿estas lista? – pregunta Beca entrando – vamos  – dice al notar que ya estoy lista, caminamos hacia la fiesta, que esta cerca de mi casa.

Cuando llegamos veo a Johan a lo lejos, Beca se olvida de mi presencia y va directo a él.

Bien, me he quedado sola en año nuevo. Luego me vengare.

Me dirijo hacia la mesa de las bebidas. Le doy un sorbo a mi bebida cuando una mano toca mi hombro.

Me doy la vuelta y lo observo.

– Olivia – dice mi nombre y sonríe
– ¡Patrick! Hola – digo emocionada después de un tiempo
– a pasado algo de tiempo
– lo sé – sonrio también
– ¿podemos ir afuera? 
– claro – nos sentamos en una banca, la cual no había visto cuando entramos.

Él coloca sus manos en sus piernas, como si estuviese nervioso, observamos el cielo estrellado hasta que el decide romper el silencio

– quiero que pongas atención a lo que te diré ¿de acuerdo? – voltea a verme y yo asiento en respuesta.

Él se acerca a mi y susurra en mi oído: – "me gustas mucho" – mi corazón se acelera ante esas tres palabras, el se aleja y se levanta de la banca – ¡Dios! ¡Lo dije! – sujeta su cabeza – ¡finalmente lo dije! – yo sonrio como una tonta, quiero volver a escuchar esas tres palabras  "Me gustas mucho" 
– lo siento, pero no te escuche – sonrio culpable – podrías decirlo una vez más – levanto mi dedo índice – solo una vez – él voltea a verme como diciendo "¿enserio?" – solo una vez más – vuelvo a decir, el resopla, sonríe y pone sus manos al rededor de su boca 
– ¡Olivia, me gustas mucho! – grita sin importar la cantidad de personas que hay alrededor, sonrio y me preparo para gritar mi respuesta
– ¡tú también me gustas mucho! – el me observa y luego me abraza

¿Esto es un sueño?

¿Por qué siento que continuamente vivo en un sueño?

– tendremos nuestra cita – dice el aún abrazandome – esta vez no habrá agua – asegura
– se nadar – le digo riéndome un poco, nos separamos y el levanta una ceja – aprendí a nadar – sonríe y revuelve mi cabello

Todos empiezan a hacer la cuenta regresiva 5, 4, 3, 2 ¡Feliz año nuevo!

– ¡Feliz año nuevo Olivia! – Patrick me abraza de nuevo 
– ¡Feliz año nuevo Patrick! – respondo.

Esto es tan cliché.

Quisiera que esto durará por siempre.

Esto es simplemente perfecto.

...

Despierto en mi cama, veo el reloj  son las 8:00 es 31 de diciembre.

Fue solo un sueño.

Se veía tan real.

En realidad Patrick fue de visita con sus padres, no sé cuando volverá.

Esta noche sí iremos a una fiesta de fin de año, pero dudo mucho que Patrick este en esa fiesta.

Él nunca me ha dicho que le gusto, yo tampoco, pero creo que ambos sabemos de nuestros sentimientos, porque si no fuese así, ¿Qué sentido tendría tener una cita sin que ambas personas sientan atracción hacía la otra?

Bueno, al menos espero que el sienta lo mismo que yo.

 



Damlezez_53

#3808 en Novela romántica

En el texto hay: romance, tren, cruel destino

Editado: 27.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar