Mi vida entre asesinos 3: Rebecca Brown

Capitulo 14

Bonie

Mientras  me preparaba  para mi disfraz, recibo  un mensaje  de Rebecca.


R:-¿De que te vestirás?  (・ิω・ิ)
B:-No se,  aun  no estoy  segura.. (._.)
R-Ok... :O... Sabes, yo iré  como Blanca nieves (⌒_⌒)ya que Erick  llevará  un traje  de espadachín  o algo  así... 
B:-Bien, yo entonces  llevaré  el tipo  traje  de Betty Boop . Mi tía  se está  encargando  de ello (o^-^)
R:-Está bien, te veo  después  amiga, besos  ^̮^
B:-Besos (⊙ω⊙)

Al llegar  al lugar, supe  que no estaba  sola.  Espere  a que los demás  llegarán. 
Mientras  se hacían  las ocho, fui  al baño. Allí  me salude  con algunas  compañeras  de la escuela  y otra  que conocí en vacaciones. 
Aunque yo era muy  conocida, siempre era  más  resguardada  en lo personal. Mientras  que Rebecca era un poco menos social que los dos.
—¿Bonie? —dijo  alguien. 
—¿Si? 
—Soy  yo, Erick —me sonrió, o al menos  creí  ver una sonrisa. Su cara  estaba  cubierta  por el casco. Hasta  que se hizo  ver —Jamás  creí  que te iba  ver así de vestida.
—Ni yo —reí   incrédula —¿Por qué  usas  ese traje? 
—Y tú  con ese vestido  corto. 
Me tenía  fichada  y se notaba  que me había  visto  antes. Solo se fijaba  en mis piernas. 
—Me gusta  lucir...¿Sabes  que Rebecca  te busca, no? 
Erick  resoplo  cuando  escuchó  el nombre  de ella. 
—Ah... Sí, no se como decirlo... Pero  ella es muy  insistente... 
—Lo se. 
Detrás  de Erick  llegaban  Kevin  y Allan. 
Allan   Simmons   tenía el disfraz  de un pirata  y 
Kevin  de un supuesto  mafioso. 
—¡Erick, mi fiel  sirviente! —bromeó Kevin  al exagerar  la forma  de saludar. 
—Kevin, no cambias en nada —murmuró Erick  al sacar  su mano  del hombro, mientras  se le dibujaba  una sonrisa  al ver  me a mí  nuevamente.
—Allan, ayer Rebecca nos dijo que estabas mal. ¿Ya te sientes mucho mejor? —dije mirándole  preocupada.
—Estoy bien, es solo el cansancio de hacer muchas cosas. Nada malo—sonríe.
Yo suspire luego de sonreír. 
—Bueno... Bonie, ¿Bailamos? —dijo Allan  al ofrecer  su brazo. 
—Claro. 
«Gracias Allan, me sacaste  del gran lío  que me iba  armar» 
Pero Erick sostuvo  mi otro  brazo. 
—Y yo bailare  después contigo. 
—Y a mí  déjenme  solo —musito Kevin  con la frente  en alto. 
Todos  suspiramos  y fuimos  a donde  estaba. 
Lo llevamos  hasta  la pista  de baile. 
Ya eran casi  las nueve, y no encontraba  a Rebecca. 
—Es raro, ella nunca  se pierde  este  tipo  de fiestas. 
—Qué te no te sorprenda... De seguro  que está haciéndose  esperar  para  dejar  a todos  en claro  que ella es la estrella. 
Aunque Allan  tenía  razón, estaba  cansada. Y  tenia  ganas  de irme. 
—Kevin, estuvo  cool. Pero  debo  irme. 
—Está bien  lindura —me beso  en la mejilla. 
Cuando  me dirigí  a la puerta, Allan  se acercó  para  despedirse. Pero  Erick  se interpuso  en su camino . 
—Te acompaño  hasta  tú  casa. 
—Está bien, ¡Adiós  Allan! 
Erick  miro  con recelo  a Allan. Entre  ellos  no se llevaban  bien.
Además, Allan  me decía  que tenía  una sospecha  de que Erick  era alguien malo, que guardaba algún  secreto. 
Pero  yo jamás  me interese  por él. 

Finalizando  la noche, Erick  estuvo  por poco  de besarme. Pero  yo me negué. 
Supuse  que algo  como esto  iba  a pasar. Pero  me fui  a mi casa sin saber  que pasó  después. 

Rebecca  no me atendía  a las llamadas, ni mensajes. 
—Vamos... Rebecca...
Después  de tantos  intentos , recibí  el mensaje  de un número  desconocido 

"Desde  hoy, recibirás  tu merecido "



Tamara. A

#5024 en Thriller
#2099 en Suspenso
#1338 en Terror

En el texto hay: mividaentreasesinos, terror, policial

Editado: 25.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar