Mi vida entre asesinos 4 : Marcados

Capitulo 16 / FINAL DE LA HISTORIA

Erick intentaba encontrar a Carol y a su madre pero en vez de eso , mientras caminaba adentro de la casa, en un de los cajones encontró un arma.

Sonrió entre dientes observando cada puerta de la casa, hasta ver una habitación en la que estaba cerrada.

—Ok...—verifico que tuviera balas y luego sacó el seguro , cuando estaba a punto de disparar contra la puerta una voz lo detuvo.

—Erick...—era como un eco, al principio parecía que prevenía de su cabeza pero luego de mirar a un costado suyo se percató que era Bonie quién lo estaba llamando.

—¿Jessica?

—Erick, ven conmigo.

—¿C-Como...?

—Ven—dio la vuelta y se fue.

Como si fuera un sonámbulo la siguió.

—Por aquí —le llamo otra vez. Estaba afuera mirándole a los ojos.

El la siguió constantemente, su mente iba desvariando. Hasta que por arte de magia se encontró en el mismo bosque.

—¿Como es que llegue aquí?...

Mientras camino sobre el pasto húmedo, se iba imaginado escenas sin sentido que sus mismos pensamientos le mostraban. Escenas como que estaba en un hospital, ese hombre que se hacia llamar "Cristhopher", pero todo aparecía de forma espontánea en su cabeza.

Hasta que llego a una cueva.

La misma cueva que en la que estaban Allan, Bonie, Valery y el.

La voz de Bonie lo volvió a llamar.

Fue así que entró a la cueva y de inmediato empezó a buscarla.

Para cuando lo hizo, a las cercanías de este, Kevin había llegado.

Estaba en la entrada principal , era una antigua mina en donde la cual en un pasado habían trabajado los mineros del pueblo , pero por derrumbes se tuvo que cerrar por precaución.

Kevin tomó un respiro antes de entrar.

Estaba acompañado del Mago.

—Buena suerte Kevin, sabes que hacer —dijo al entregar una carta—Esta es la carta que romperá la maldición.

Kevin lo tomó y luego lo leyó.

—...no entiendo. Esto muestra dos corazones y...

—Una muerte.

—¿Esta diciendo que alguien morirá?

—Solo así una maldición acabara. Ella hizo este pacto con una muerte, y solo otra muerte detendrá este sin fin de masacres. Debes estar muy seguro sí es que quieres poner fin a todo esto, ¿o vienes para solo ver lo que pasa?

—Quiero que mis amigos estén bien, que salgan con vida.

—¿Y Valery?

Kevin no supo que responder.

—Salvaras a todos, y dejarás a Valery, ¿O que harás?

—Intentare salvarla también.

—¿A pesar de que ella hizo todo esto?

—La entiendo...después de todo, ella solo quería ser amada.

El Mago se le acercó y apoyo su mano en el hombro del joven.

—Entonces sí sabes a que vienes.

Todos estaban dispersos en la mina, lugares que parecían ser parte de una cueva pero en realidad eran solo huecos de la misma mina que llevaba años allí.

Bonie miró las lámparas viejas que estaban colgadas en las paredes. Algunas aún conservaban la luz nítida y polvo de tierra que los hacia más oscuros.

—Me preguntó si estos faroles nos llevaran a la salida—dijo Allan sin separarse de Bonie.

Ella sonrió, pues se sentía mucho mas tranquila al estar a su lado.

Apretó más la mano en donde tenía entrelazado la suya.

Allan hizo lo mismo.

—¿Bonie?...—escucharon ambos.

Miraron enfrente. En un círculo en donde se centraba mayormente los faroles.

—¿Erick...?—dijo Bonie al verlo, fue como si lo desconociera. Pasaron muchos meses desde que se vieron.

—¿Como es posible...?. He escuchado que estabas a las afueras de la ciudad... Y que también te habias convertido en...

—¿Un asesino? —completo la frase mientras su rostro cambio al ver que ella sostenía la mano de Allan—Se ve que pasó un tiempo, sin embargo no dejaron de seguir juntos.

—Si, después de todo. Nos queremos mucho—le contesto Allan, sin poder evitar sonreír.

Erick sacó una arma.

Allan también al ver que lo hacía.

—Baja el arma Erick...no es necesario—ordeno Allan.

—Tu no me dirás que hacer... Y lo cierto es...que disfrutare este momento. —dijo Erick, sin dar aviso le apunto y le disparó.

Kevin escucho varios disparos.

Con ese mismo sonido se guió hasta llegar a donde estaban pero tuvo que resguardarse por las balas.

—¡¡¡Basta chicos, basta!!!—gritaba Bonie al tratar de separarlos.

Kevin los noto lastimados, tenían cicatrices en sus cuerpos. Principalmente Bonie , quién al parecer se había cortado en varias partes de cuerpo con números.

No comprendió lo que pasaba pero fue avanzado de apoco. A medida que lo hacía se percato que a lo lejos se acercaba otra persona.

—¿Kevin?—dijo Bonie al verlo—¡Kevin!

Camino hasta donde estaba y lo abrazo.

—Hola linda, ¿Mucho tiempo , no?—le sonrió a la vez que prestaba atención al peligro.



Tamara. A

#1339 en Terror
#1188 en Paranormal

En el texto hay: sangre, sobrenatural, mividaentreasesinos

Editado: 13.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar