Microcuentos de terror

17

Hacía horas que estaba pescando sin capturar nada. Entonces, algo tiró del sedal. El hombre empezó a halar.

¡Oh horror! Lo que venía prendido del anzuelo era su cabeza.

No vio al sujeto detrás suyo que sostenía un machete.



ManuelVilleda

Editado: 29.05.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar