Mirame

Capítulo 18

Ethan Connor:

Angélica de empeñaba en dejar mal a Alex, no me agradaba lo que estaba pasando pero no le podía gritar o reclamar nada porque mis hijos estaban en medio de nosotros. Sé que han sido demasiados desagradecidos conmigo pero quiera o no son mis hijos.

Tomé la mano de Alex para acerarla más a mi, no le demostraría a Angélica que me importa más ella que mi novia. Se que ellos fueron mi familia, pero no lo son ahora.

—Angélica te voy a pedir que te vayas con los niños —mascullé.

—No lo voy a hacer porque esta casa también es de tus hijos —dijo molesta.

—Si, de mis hijos pero tuya no —gruñí.

—Quería pedirte el favor de cuidarlos, Dominick y yo vamos a ir a un crucero de parejas así que cuidas a los niños por una semana —habló sin importancia.

Dominick ahora es el esposo de Angélica y curiosamente también es millonario como yo. Ahora pienso que ella solo quería mi dinero y un hombre guapo a su lado.

No puedo cuidar a mis hijos una semana comportándose así con Alex. Sé que los hijos deben ser lo más importante para un padre pero créanme que ser desdichado por ellos mismos no se siente tan bien, que te vean como un monstruo es horrible.

—No puedo Angélica —espeté.

—¿Por qué no? ¿Por ella? —señaló a Alex—. No los cuidas nunca solo te pido que los cuides una semana.

—Los niños se van a quedar conmigo una semana, pero si ofenden de alguna manera a mi novia te juro que los envió con su abuela —negocié.

—Esta bien —accedió—. Aunque te digo que si la ofenden es que ella es demasiada baja para ti.

—Angélica —advertí.

—Lo siento querida pero te quedaste con las sobras, con mis sobras —le dijo Angélica a Alex.

En ese momento Alex se zafó de mi agarre para irse corriendo a las escaleras.

Estaba demasiado furioso que quería gritarle a Angélica por haber dicho eso, pero a diferencia de ella yo tengo clase y se comportarme como un verdadero hombre. Así que tomé el brazo de mi ex-esposa para acercarla a mi pero al mismo tiempo caminar lejos de mis hijos para que no presenciaran esto.

—Quiero que te vayas de mi casa si no quieres a que llame a seguridad —espeté.

—Te dejo a los niños, si tengo quejas de ti yo...

—¿Qué? ¿Si tienes quejas de mí qué? Esta es mi casa, tú como los niños me han llamado monstruo al contrario de Alex quien solo me ha dado su respeto y si esos niños le hacen algo a ella créeme que no respondo —amenacé.

—¿Les harías daño a tus hijos por ella? —preguntó algo decaída.

—No le haría daño a mis hijos, sin mis hijos después de todo pero un castigo estaría bien si llegan a hacerle algo a Alex —gruñí.

—Te vez muy enamorado de ella —susurró.

—Es porque lo estoy —confesé.

Angélica caminó con los niños para susurrarles algo, no sabía que les estaba diciendo pero esperaba que lo fuera nada malo ya que no quiero problemas.

Después de unos segundos Angélica volvió a mí con sus ojos cristalizados. Sé muy bien que ella es la experta en actuación y no me sorprendería que se ponga a llorar en estos momentos.

—En la camioneta está su equipaje, vamos por el —me ordenó.

—Podíamos haber llamado —mascullé.

Angélica solo sopló para caminar a la salida. No quería dejar sola a Alex junto con mis hijos, pero debo de ir por las malearas de los niños.

Salimos de la mansión para caminar a la camioneta que antiguamente era mía, pero Angélico se la quedó junto con muchas cosas mías.

Tomé las cosas de mis hijos las cuales parecía que se iban a mudar de casa en vez de quedarse solo una semana en mi casa. Cuando ya teníamos todo listo volvimos a la mansión.

—Regreso por ellos en una semana, cuídalos por favor —dijo Angélica.

—Los cuidare, pero tengo otras prioridades —aclaré.

—No puedo creer que elijas a la cabello de zanahoria en vez de a tus hijos —reprochó.

—A callar Angélica que tu no eres tan inocente, te recuerdo que me dejaste abandonado en un coma mientras te acostabas con otro —reí.



Violett

#28078 en Novela romántica
#4623 en Chick lit

En el texto hay: romances, cicatriz

Editado: 10.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar