Mis treinta instantes...

Instante nueve- De camino hacia mi lugar feliz

Un viaje extraordinario comienza con un paso a la vez, hemos escuchado muchas veces esa popular expresión…

En mi mente examino algunos de los pasajes de mi viaje llevándome a lugares asombrosos pero en ese recorrido también me encontré con algunos lugares oscuros que en el tiempo se transformaron en lugares de luz cálida para mi alma, no sabría cómo explicarlo sucede cuando menos lo esperas es como un momento mágico que puede transformar nuestro viaje, son esos instantes impredecibles como el que pude vivir hoy. Por las ventanas de mi habitación empezaron entrar los rayos del sol ¡amarillos brillantes! del mediodía, con él se podían apreciar las pequeñas partículas del polvo que están dentro del espacio, decido acercarme sentándome sobre el viejo piso de madera abrazando mis rodillas.

¡No lo sé! pero siento una emoción inexplicable cuando puedo apreciar pequeños detalles como esos ¡me hacen sentir viva, me siento especial! Fue allí sentada que me pregunte en que momento mi viaje extraordinario había empezado ¿Y si mi viaje había iniciado hace tiempo?... Y si recién ahora me doy cuenta que he estado en el pero ¡sin rumbo! en un recorrido en el cual no existía un punto fijo porque siempre preferí tomar los caminos inexplorados creyendo que estaba preparada para los sucesos inesperados que pudiesen venir con él, al final siempre optaba por huir escondiéndome en aquella oscuridad a la que tanto le temía.

Constantemente en mi vida me he negado a recibir tantas cosas, siempre por miedo… Miedo al fracaso es algo que te paraliza que te deja sin aliento en el que pierdes la calma, donde por más que llores nadie podría escucharte ¡Es un dolor vivo dentro de tu alma…!  En el camino de tu viaje extraordinario te encontraras con personas que te dirán que vivas tu vida, que hoy es el momento pues el mañana es incierto… Tienen toda la razón pero ¿Cómo se aprende a vivir cuando has pasado tanto tiempo en la oscuridad? Es por ello que decidí que quiero comenzar dando mi primer paso a hacia ese lugar extraordinario. Deseo descubrir que es el amor si este existe realmente, si es cierto que alguien puede amarte sin máscaras y sin condiciones que al mirarnos sintamos que esa persona es nuestro universo. Quisiera mirarlo detenidamente, ver de El cada detalle de su mirada explorando aquello que solo las ventanas de su alma me mostraran… Encontrándome con todas las posibilidades infinitas que me traería este precioso recorrido hacia mi lugar feliz.

***¡OOOkuurrr Darling!*** Como dice mi amiga Cardi ¡Despierta! La poesía de tu vida… Excelente pero Él está muchísimo mejor porque es real de carne y hueso… siento un sonido dentro de mi cabeza el de un aplauso, para luego ella continuar ¡Aaliayh deja de perderte en tus pensamientos! Tronando sus dedos una y otra vez ***Let’s go is your time girl*** decía ¡Ok! Mila… susurro. ¿Quisiera saber desde cuando ustedes son amigas? Huahuaaaa me contesta irónicamente…

***Ok, Querida***

***Vamos es tu tiempo, niña***

Me levanto del piso dirigiéndome hacia mi closet es un pequeño cuarto de algunos tres metros cuadrados, el interior está revestido en sabina ¡gracias a mi padre! fue uno de sus regalo cuando supo que me mudaría aquí, también me ayudo con la remodelación de esta casa no sé si les conté pero Él es un prominente ingeniero civil en nuestro país. La sabina es una madera con una cualidad única su color es como rosa canela desprendiéndose de ella un olor especial. Que me pondré susurro mientras le doy vueltas a uno de mis rizos ¡siempre lo hago inconscientemente! comienzo a mirar unos jeans pero otra vez hace su magistral aparición mi molestosa voz ¡N-O L-O P-I-E-N-S-E-S! Debes ponerte algo más primaveral susurra muy bajo para luego subir de tono ¡Sacaaaaaa¡ tus colores esos que mencionaste en una tus crisis existenciales hace unos días… porque susurras tan bajo pregunto, ah sí porque eres la reina del drama, lo había olvidado.  

Pero esta vez ella no responde, pienso que tal vez tiene razón, decido hacerle caso optando por un tshirt color blanco champagne de mangas cortas con cuello redondo combinado con una falda de tiro alto estampada de cuadros en diversos colores tiene como detalle una hilera de botones negros en el lateral izquierdo, va por encima de mis rodillas ajustándose muy bien a mi cuerpo pues hace notar mi pequeña cintura combino mi atuendo con unas zapatillas deportivas de color negro de plataforma lisa y alta como de dos centímetros y medios. En cuanto a mi rebelde cabellera pues he optado por dividir en tres secciones y enroscar la parte de adelante sujetándolo con un broche dejando los lados y la parte detrás suelta. En cuanto a mi maquillaje es simple, solo llevo un labial suave y mucho protector solar en mi rostro… ¡Estamos en el caribe¡ Mi bolsa es del mismo color de mi zapatos...

¡Todo listo! es hora de irme pero algo me tiene un poco perturbada desde hace unas horas no siento a Marie, tampoco vi a Danha según Franco ambas se fueron desde que bajaron de mi habitación a ver cosas para la bebe… Aunque algo en mi me hace dudar preferí creerle pues Él no es como Marie. Saludo a la señora Camille, ella está sentada leyendo sus libros en su balcón ¡Me tienes que decir todo, cuando regreses! Vamos tu puedes, dice… Las chicas me lo han dicho cuando me trajeron pastel más temprano en la mañana, sonrió pues ella no tiene la culpa de que yo tenga dos amigas tan parlanchinas, nos vemos musito.

Voy en dirección hacia la calle del Conde es muy famosa en todo el país y dentro de la ciudad colonial en la actualidad es una calle peatonal, antes no lo era ya que este lugar fue el centro del comercio en los años sesenta hasta convertirla en lo que es hoy. En ella hay tiendas, restaurantes, bares, heladerías, pizzerías, edificios muy antiguos de mucho valor para el patrimonio arquitectónico de nuestro país, cuando caminas en esta vía hay un lugar en particular que me encanta es pequeño poseen una bebida, no se si única de aquí pero tiene jugo de limón, agua de coco y azúcar morena ***¡Delicious!*** Uhm ¡Me detendré! pues me queda de camino hacia donde nos encontraremos, llevare para ambos…  ¡Túúú! Solo tú podrías estar pensando en comida en momentos como estos… Susurra alguien que ya ustedes conocen.



Ina Crguez

Editado: 17.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar