Mundo Virtual

UNLOCK

Unos minutos más tarde, me encontraba surcando las llanuras de la parte norte del mapa, el las cuales se decía que había diferentes objetos y retos, lo cual atraía mucho la atención de los jugadores, pero, no todos lograban acceder a este lugar, ya que algunos jugadores con hambre de eliminar a otros se habían puesto a campear en la entrada, aunque puedo decir que han conseguido muy buenos botines de jugadores sin mucha experiencia en este tipo de juegos.

Yo, por mi parte, encontré una manera de llegar a este punto sin ser atacado por estos jugadores.

El pasto de la llanura me llegaba a la altura de la cintura, lo cual lo hacía excelente para ocultarse, pero también hacía difícil la detección de enemigos sin la habilidad necesaria para eso. Por lo cual, yo iba agachado y siempre listo para reaccionar ante una emboscada y/o ataque sorpresa.

Las montañas alrededor no le daban ventaja a los francotiradores que estaban cerca, ya que no cumplían las características necesarias para disparar, y se encontraban muy expuestas a un ataque por todos los lados.

‒‒Una ventaja muy grande

Seguí avanzando hasta que llegué al punto que previamente había marcado con tal de no perderme en la gran llanura.

Justo en ese punto, había una pequeña formación rocosa, la cual se alzaba ante la llanura que se alzaba por unos cuantos kilómetros.

Y, en el centro de la formación, había una pequeña entrada.

Entré a la pequeña cueva formada por unas piedras, y que, según algunos, era la entrada una cueva donde se encontraba una de las mejores armas de ONLINE, así que decidí correr el riesgo de ir por ella, sin importar si era un rumor o una realidad.

Dentro de la cueva, reinaba la oscuridad total, tanto que no podía ver siquiera mis manos frente a mí.

Una vez que estuve dentro de la cueva, abrí mi inventario, el cual brillaba apenas en la densa oscuridad, materializando una pequeña lampara, la cual había encontrado hacía un rato, tirada, al parecer le pertenecía a uno de los jugadores que fueron abatidos por los “guardianes”.

No iluminaba mucho, pero era mejor que caminar en la penumbra, con el peligro de poder ser emboscado o simplemente atacado por algo que esté aquí.

Seguí caminando durante unos 5 minutos, adentrándome hasta lo más profundo de la cueva, hasta que choqué con alguna pared, la cual era diferente a las demás paredes de la cueva, ya que esta era muy fría que parecía como de metal y no de piedra.

La empujé pensando que era una puerta, y, efectivamente era eso, una puerta, la cual llevaba a la misión de esa arma tan rumorada y buscada por todo el servidor.

 

/‒Bienvenido a la cueva de Aquilae. /

 

‒Vaya, pensé que esto sería de manera distinta.

 

/‒¿Deseas hacer la misión? /

 

Pensé durante unos minutos.

 

/‒Aceptar. /

 

De pronto, una luz cegadora invadió el lugar, haciéndome cubrirme ante tal brillo.

Una vez que el brillo se disipó, apareció ante mí una criatura que se parecía a un águila.

 

/‒ 3, 2, 1, start! /

 

Aquella batalla había iniciado, rápidamente me cubrí detrás de un pequeño muro de piedra, el cual apenas cubría mi cuerpo, pero me dejaba disparar sin ser un objetivo fácil para aquella águila.

Apunté mediante la mira de hierro que tenía mi DTR-8, por lo que había oído, era una misión de alta dificultad, así que me concentré al 100% en la misión. Inicié con la primera ronda de disparos, tratando de iniciar a disminuir la barra de HP del “Aquilae”, que, al parecer, se encontraba en estado inmóvil, una situación muy sospechosa, pero no me importó, ya que me encontraba disparando a su cuerpo, bajando lentamente su HP, pero me detuve abruptamente, el jefe en realidad no estaba inmóvil, sino que estaba preparando algo, solo que me percaté muy tarde.

El jefe se movió rápidamente, adoptando una pose conocida.

Al reconocerla, salí disparado hacia atrás, ya que esa era la habilidad de largo alcance del Aquilae, y me encontraba en su camino. Corrí todo lo que pude hacia las escaleras que había en la cueva del jefe, para alcanzar el segundo piso, cuando sentí que el gran ataque del jefe me golpeó en la pierna, provocando una limitación de caminar, un pequeño efecto el cual era molesto en realidad.

Caí estrepitosamente al suelo, reduciendo mi barra de HP en un 15%, pero no podía detenerme en ese momento, por lo que decidí arrastrarme hacia las escaleras, mientras disparaba presurosamente, evitando cualquier ataque de parte de aquel monstruo, pero apenas pude reducir un 10% de su HP, por lo que cualquier esfuerzo era prácticamente en vano, pero, derrotarlo era un requisito para continuar, así que continué abriendo fuego contra él, hasta que mi movilidad se recuperó, permitiéndome correr hacia el segundo piso de la cueva, adoptando una posición defensiva ante posibles ataques de este. Lo que no me gustaba era que tenía que adoptar posición de francotirador justo detrás de unas rocas de tamaño mediano, lo cual bloqueaba parcialmente mi visibilidad, pero no importaba, por lo que continué disparando sin importar lo que sucediera a mi alrededor.



Ja

#1945 en Ciencia ficción
#11418 en Otros
#1477 en Acción

En el texto hay: mundo virtual, realidad alterna

Editado: 05.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar