Nacidos entre las sombras, Libro 1.

Capitulo Veintinueve.

Loba.

 

La charla con Henrriette me había dejado más que agotado, emocional y físicamente. Fue extraño verla actuar así, demente. Pero, no quería perderla, era la pieza clave en esta alianza que nos otorgaba paz temporal. Sí ella ya no estaba, su facción se unirá a la otra y los Cazadores volverían a está unidos.... Cosa muy, muy mala para los Lobos.

 

Me sorprendió que mis cachorros se comportarnos en el auto, de regreso al Vulpak.

 

De pronto una sombra se cruzó por mi mente, algo no estaba bien. Con forme la camioneta se acercaba al Vulpak la sombra crecía y se hacía más viscosa.

 

—¿Que ocurre mi Rabdos?

 

Me interroga Dimitri detrás del volante.

 

—No lo sé, sólo siento está cosa extraña.

 

El silencio se hizo pesado, asfixiante, como la presencia de esa sombra. No me permitía respirar, mi corazón se aceleró tan vertiginosamente que pensé iba a salirse de mi pecho.

 

A unos mil doscientos metros de la puerta del Vulpak me bajé de la camioneta, creo que en todos mis siglos de vida jamás me moví tan rápido como esa noche. Todo se volvió un borrón a mí alrededor. Recorrí casi todo el camino sintiendo mi corazón en la garganta, una emoción que nunca antes había sentido.

 

Terror, puro, vil, creciendo como un ente aparte en mi interior.

 

La casa del consejo de Rosa de Luna estaba completamente a oscuras, las ventanas y puertas estaban abiertas. Con el corazón en la garganta y los pulmones negándose a funcionar me acerque a la puerta, en el interior estaba todo absolutamente impecable, nada fuera de orden.

 

Algo no estaba bien, había una nota discordante en el ambiente… ¿Qué era?

 

Por un segundo lo capte, como un hilo elusivo que me dirigía hacia la verdad.

 

—Alekssandra.

 

No obtuve respuesta alguna, ni siquiera de su compañera de casa. Y entonces allí estaba, la nota discordante, un aroma, su aroma… Era la sangre de ella, su sangre de mi alma.

 

Todo a mí alrededor comenzó a teñirse de rojo, los colores se esfumaron… No, no era el mundo, era mi visión. Sentí como los huesos de mi cuerpo comenzaron a encogerse, mi piel a desintegrarse dejando salir el pelo. En este momento era más animal que Humano, corrección, era un animal en su estado más elemental… Era un Lobo.

 

En mi estado natural mi olfato era mil veces mejor que como humano, mi visión era cien veces mayor, más en la oscuridad. Entonces comencé a seguir el rastro, de dónde provenía. El aroma de su sangre me llevo hasta su recámara, había marcas de desgarre en las cortinas y dosel de su cama. Había habido una lucha aquí, una en la que seguramente ella saldría muy dañada.

 

Alekssandra nunca fue la típica chica de quien se pudieran burlar, era tímida, pero no estúpida. Ella siempre se defendió y defendía a aquellos que lo necesitaban, Lobo o Humano, no le importaba. Así como no le importaba a quien le plantaba cara, ella era fuerte, ella era una guerrera. El ver los destrozos en la habitación me hicieron pensar en una sola cosa, y una vez que mi mente siguió esa línea de pensamiento sentí terror.

 

Pero, si estaba muerta, ¿No debería haber más sangre? Seguí el rastro, hacia la puerta tercera. El bosque estaba a unos metros de mí, oscuro, mudo testigo de lo que había sucedido. Sin perder más tiempo me dirigí a donde el rastro de ella me guiaba, la luna se había ocultado detrás de unas densas nubes, un mal presagio.

 

Seguí su aroma al lado contrario de donde se encontraba o había estado el hogar de la manada, justamente a donde estaban los túneles que daban a una red de cuevas. Entre en el primer túnel hasta la primera bifurcación donde se abrían cuatro túneles, entre por el segundo. La segunda bifurcación estaba a mi vista, esta vez solo tres túneles, fue el de la derecha.

 

Llegue a la tercera bifurcación, dos túneles, y sabía a donde llevaba el que estaba por escoger. En el pasado ese túnel y todo lo que había dentro había sido utilizado para torturar, había mazmorras, había… demasiadas cosas que no deberían estar allí en la actualidad.



C. L. Hoffnung

#1175 en Fantasía
#776 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: lobos, magia fantasia

Editado: 07.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar