Nahual - Espíritu Protector

Una Lucha para calentar.

 

-Korman, te he traído un nuevo alumno, un hombre fornido salió de entre unos escombros que habían dentro de aquel enorme lugar, su cabello era rojiso, su altura era igual a la de Gerald, y sus ojos eran tan obscuros como la noche.

-Vaya, vaya, vaya, ¿Qué me has traído Gerald?, tienes ya tu tiempo de que no te pasas por aquí, mi gran amigo. Al terminar de hablar un oso blanco de grandes proporciones se acercó a ellos su nombre era Urz.

-Y ¿cómo se llama?

- Matius, Matius Modrigan y su Nahual se llama Wolfker.

-ESCUCHEN TODOS, VOLA DE INUTILES, DENLE LA BIENVENIDA AL CHICO NUEVO Y SU NAHUAL.

Anuncio Korman, Todos quedaron callados viendo al muchacho y a su Nahual.

-Oye chico, ¿controlas eso?, no queremos incidentes aquí,

-Luck, un chico que estaba entre todos los demás alumnos realizó aquella pregunta, que más que eso parecía amenaza.

-Si él está aquí es para precisamente eso, aprender a controlarlo, pero se me ocurre algo, tu eres uno de los más experimentados en la clase, qué te parece si luchas con él, me da curiosidad hasta dónde puede llegar este Licantro, dijo el maestro Korman,

Matius vio a Gerald con ojos de incredulidad y asombro, gesto que rápidamente cambió por una sonrisa.

-Me parece una excelente idea, me gustaría aprender de los mejores,

-Niño creo que no sabes lo que dices, reclamo Luck, pero si tú lo deseas,

-Domlus ven, vamos a divertirnos un poco.

De entre las piedras más grandes del lugar salio un Oso pardo enorme, era un poco más grande que el nahual de Matius pero un poco más pequeño que Urz

-¿Qué tenemos aquí? ya me empezaba a aburrir en este lugar, Wolfker lo vio y mostró sus afilados dientes.

-Vayan al centro de la arena, como Matius no tiene experiencia en combate, no está permitido atacar al portador, Los chicos se colocaron detrás de un gran cuadro que estaba dibujado en la tierra, dicho cuadro media 20 metros de largo y 10 de ancho.

-Perderá el primero que sea derribado y no logre levantarse, si miro que alguno de los Nahuales corre peligro, intervendré.

-Querrá decir si el Licantro corre peligro, replicó Luck.

-El derroto a un enemigo experimentado, no te confíes,

-Fue solo suerte, y se lo mostraré.

Todo estaba listo, los estudiantes en posición al igual que sus Nahuales, todos y cada uno de los allí presente dejaron lo que estaban haciendo y centraron sus miradas en aquel interesante combate.

-COMIENCEN, grito Korman, Domlus a pesar de su gran tamaño era muy rápido, en un segundo ya estaba enfrente de Wolfker, al cual golpeó fuertemente con una de sus garras enviándolo casi a 3 metros de distancia, Matius grito de dolor, y cayó hincado al suelo, Wolfker se levantó tambaleando,

-Eso es todo lo que tienen, ¿Dónde quedaron tus alardes chico?

Matius también se incorporó, -Creo que no lo sabes, pero si tú te desmayas, tu Nahual no podrá seguir peleando, así que mantente consiente para que esto sea divertido Licantro. Advirtió Luck, nuevamente Domlus se abalanzó velozmente hacia Wolfker pero en esta ocasión aquel Lobo, pudo esquivarlo, las marcas de las garras de Domlus quedaron marcadas en el suelo donde golpeó, Wolfker corrió hacia su oponente dándole una certera mordida en un costado de su lomo, el oso gruñó fuertemente, y Luck gritó,

-Eres un maldito, Domlus se dio media vuelta soltándose de los dientes del Wolfker y con sus dos patas superiores cayó encima de él, comenzó a golpearlo repetidamente, Matius gritaba, se escuchaba el aullido del Lobo incluso afuera de aquel gran salón, Matius se quejaba en cada golpe que recibía Wolfker, Gerald estaba a punto de decidir el ganador cuando derrepente,

-Aun no, ¡AUN NOO! grito Matius, en ese instante Wolfker se solto de su oponente el cual por el cuello y con un giro brusco lo tiró dos metros de él, al mismo tiempo que se ponía en pie, corrió nuevamente hacia su Domlus pegándole un golpe muy fuerte con su garra izquierda, Luck cayó al suelo gritando de dolor, mientras una de las extremidades delanteras de su Nahual sangraba,

-Detenganse, esto ha terminado, Wolfker tiene la victoria, exclamó Luck, pero el Nahual de Matius no obedecía, Cegado por la ira y sin control enterró sus colmillos en donde le había pegado con su garra al enemigo, no parecía que lo quisiera soltar, aquel Nahual movía la cabeza bruscamente con la intención de arrancar la extremidad de su contrincante, Luck perdió el conocimiento y Gerald hizo una señal a Savage, su nahual, el cual corrió y con con sus afilados colmillos tomo a Wolfker por una de sus pata tirándolo lejos, Wolfker se levantó con el ceño fruncido, corrió hacia Savage pero este lo esquivo fácilmente, en ese momento Savage y dio un certero golpe en un costado de Wolfker, golpe que lo hizo caer al suelo, Matius también cayó inconsciente al igual que su Nahual.

-Ayudenme a llevarlos a curación, dijo Geral, entre varios Nahuales llevaron a Wolfker y Domlus, Gerald cargo a Matius y Korman a Luck.

La noche llegó, los dos jóvenes estaban acostados en camas diferentes divididas solo por un espacio espacio de un metro, cuando Matius despertó Luck lo volteo a ver y le dijo.



Jezequiel

#13758 en Fantasía
#2881 en Magia

En el texto hay: colegios, magia, bestias espirituales

Editado: 08.02.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar