No digas su nombre

Capítulo 23

Las horas pasan y pasan y la situación de mis padres no parece mejorar, las veces que salían del cuarto y sólo los veía al día siguiente era porque estaban trabajando en el caso, la idea de venir hasta aquí a este pueblo sólo era para trabajo.

—Aunque nunca, me hubieran dicho nada y a parte de su plan, sólo era para tenerme a salvo no ayudó de mucho, puesto que no contaban que yo tuviera un don ver espíritus.

— ¡Chris! Por aqui.

Lo sigo no tengo de otra, el oficial Lucas es realmente un encanto cuando no está molesto.

Porque cuando lo está, incluso puede llegar a dar un buen susto.

— ¡Oficial Lucas puedo hacerle una pregunta!

—Claro que dudas tienes— entramos en su despacho, y hace que me siente.

—Si tienen todo bajo control porque nunca encontraron a Miller.

—Chris no es tan fácil como aparece.

—Cómo que no es fácil sacudo el brazo de forma violenta— y brazo punza de dolor.

—Siempre eres así para todo— sonríe de manera divertida.

—No soy divertida.

Toma el algodón el alcohol, y eso de seguro me va a doler, la herida no da inicios de querer sanar y eso es preocupante.

—Claro Chris sabes algo eres muy valiente, no se como le haces para no tener miedo en una situación así—. Pone el algadon en mi brazo, y eso arde muchísimo.  

— ¿Te duele?

—Por supuesto que duele.

—Esta noche te quedarás en mi casa.

—Si es seguro ¿Y si Miller aparece?

—Chris mi casa es segura y estaré contigo no tienes que tener miedo.

Quita el algodón y me relajo en la silla.

—De acuerdo— ojala no escucha voces de nuevo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Misterio y suspenso

#6698 en Thriller
#3754 en Misterio
#2873 en Suspenso

En el texto hay: misterio, misterio y terror, sangre y muerte

Editado: 19.07.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar