No hay peor infierno que el cielo mismo

Capítulo 2: Ángeles y demonios

1

Todo el tiempo que Sorath estuvo en la conferencia fue hablar sobre Dios y el hecho de que era poco probable encontrar cierta roca con un mensaje tan simple en el cual se lee una copia de los Diez Mandamientos y el texto de Juan 3:16 escrito en 12 idiomas - incluyendo Inglés, español, chino, euskera y hebreo. Por el reverso había un mensaje simple en inglés, en el cual se leía: "Yo soy real."

―Por favor, no seamos idiotas señores, todos sabemos que eso es mentira, un mensaje así y escrito en inglés, yo me largo y, ¿saben? El verdadero infierno está aquí en la tierra –les dijo Dirk a todos saliendo de la sala- ¿No se dan cuenta de cómo estamos dejando el mundo?

―Podemos hacer del mundo un lugar mejor, si eso es lo que quieres –dijo Leonardo saliendo de la sala de conferencia y siguiendo a Sorath mientras se detenía en la puerta y lo observaba-

―Ese es nuestro problema. ‘’Querer es Poder’’ pero entre el Querer y el Poder hay algo, una palabra en latín ‘’Counterproductive’’ –le contestó Sorath mientras seguía caminando por el pasillo- los demonios no existen, tampoco Dios –dijo en voz baja-

― ¿estás seguro de eso? idiota –una voz susurró detrás de él, sonaba como la chica ruda que fastidia en la escuela-

―jajá ¿tú eres un demonio? Buena broma. Perra. ¿Leonardo me escuchaste? Buena esa –gritó hacia la sala-

― ¿de qué me hablas? –dijo Leonardo desconcertado-

―de ella –apuntó hacia la chica tras de él con el pulgar-

―ahí no hay nada –contestó- te estás volviendo loco, tienes razón, te hace falta dormir.

―él no puede verme, imbécil, sólo tú –dijo mirándome con enojo, justo en ese momento sentí un escalofrío-

― ¿y mi ángel? Todos tienen un ángel –preguntó Dirk- ¿Qué has hecho con él?

―ella –replicó- que he hecho con ella, era una zorra, pero igual no la merecías, demasiado amable, tú sabes.

― ¿mataste a mi ángel guardián?

―jajá que fácil caes, era una broma, idiota –dijo- Tan sólo eso.

― ¿de qué me hablas?

―tú no tienes un ángel, niño, tienes un demonio. Lo cual es mucho mejor, permíteme presentarme, me llamo Kiria.

―Kiria... –dijo pensando en que ese demonio podía matarle en cualquier momento, parecía bastante cruel-

―Cierto, eres muy inteligente, podría matarte y, el problema es que no lo haré, yo he venido a protegerte, y no soy cruel maldito imbécil.

―Deja de hablar con el aire –dijo Leo- ven conmigo, el psicoanalista debe ir al psiquiatra.

―Vete, no te necesito, puedo cuidarme solo.

―No me pidas que me largue -dijo Leonardo-

―No te hablo a ti –contestó Sorath-

―Niño arrogante, hijo de…

Y entonces desapareció, como si todo hubiese sido un espejismo.

―Ella me besa y yo corro como idiota hasta donde está Leonardo, genial –dijo Gabriel con sarcasmo- ¿ya tomaste tu café? Hay que irnos de aquí, este lugar es horrible, no es como decía en el folleto.

―Jajá jamás nos dieron un folleto –dijo, que realidad fue una respuesta estúpida dado el contexto-

―Metamórficamente –dijo Gabriel- Vámonos.

―Metafóricamente, idiota –lo corrigió- bien, creo que tienes razón, pero…eh…necesito ir al baño, espera.

2

―Bien, estamos solos, dime, ¿quién te ha mandado a cuidar de mí? –Dijo al viento porque al parecer ella no estaba ahí-

― ¿Podrías guardar silencio?, no me dejas concentrar, estúpido   -gritó un tipo desde  alguno de los inodoros, lo cual le desconcertó un poco- ¡loco!

―Te contaré una historia, puedes ponerte cómodo  -le dijo aquella entidad que yacía frente a él de un momento a otro- esta es una historia algo especial, no como todas aquellas historias que te han contado sobre ángeles y demonios, aunque, partes de todas ellas son ciertas… ¿recuerdas esa historia donde Lucifer se revela contra Dios y por eso es desterrado?, pues es cierta, porque, él llevaba mucho tiempo en el trono, es una dictadura ¿no crees? por eso Lucifer trató de quitarle el trono pero no pudo entonces nos confinaron al infierno, donde él hizo su propio reino. Y ¿Sabes quién lo expulsó?, fue Miguel, el Arcángel San Miguel, el perfecto y recto…pero, él no es todo nobleza y bondad, todos tienen su parte avariciosa…y, ¿Sabes que hizo él?, trató de derrocar a Dios, igual que su hermano…pero él si lo consiguió…ahora es el nuevo Dios… ¿sabes dónde está el señor omnisciente y omnipotente?...En el décimo infierno, ahora ya no es nada tras su siglos de dictadura. El nuevo cielo está en guerra y tú…imbécil, nos ayudarás.



Dirk Blackmore

#10927 en Fantasía
#1546 en Paranormal

En el texto hay: dios, diablo, cielo e infierno

Editado: 29.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar