No lo ocultes mas

Capitulo 7

Por suerte a Connor ya le quitaron el respirador, estoy muy feliz por su pronta recuperación. 
Esta noche es la fiesta de navidad, tengo que ponerme bonita y vestirme elegante. Aproveche que Connor estaba dormido y me arregle.

Planche mi cabello negro, me puse un vestido hasta las rodillas de lentejuelas doradas, unos tacones negros y finalmente me maquille un poco.

-Hija ven! -grito mi madre desde abajo.

Baje las escaleras y fui a la cocina donde estaba mi madre.

-Dime mamá.

Mi madre había preparado un gran banquete para la familia y amigos.

-Estas hermosa.-sonrio.

-Gracias madre.

-Ayúdame a poner la mesa, por favor.

Cogí unos platos, copas y cubiertos y puse la mesa. Mi madre llegó con la comida y la puso en el centro de la mesa.
Golpearon la puerta y fui a abrir.

-Hola!-salude a mis abuelos.

Entraron mis tres abuelos Anne, Pedro y Maria, por desgracia mi otro abuelo James, había muerto. Los deje pasar y ayude a mi abuela Anne que estaba en la silla de ruedas.

Volvieron a golpear...

Poco a poco llego toda la familia, primos, tios, tias y demás.

-Dónde está tu bebé?-pregunto mi prima Ángela.

Ángela es de cabello rubio, tiene quince años y es muy bonita.

-Ariba, esta....-escuche el llanto de Connor.-durmiendo....o lo estaba.

Subí rápido y Ángela subió detrás.

-Que hermoso.-dijo Ángela al cargarlo.-Y su padre..

-No, no tiene.

Ángela frunció el ceño pero entendió y solo se quedo callada acariciando a Connor.

-Ángela.-llamo mi tía Carla a la puerta.

-Si.-contesto Ángela y mi tía entro al cuarto.

-Vamos que tu tía Grace ya está sirviendo la comida.-dijo seria.

-Ay..Mamá.
No quieres verlo?

-No. Es un bebé no deseado y que solo le a traído desgracias a tus tíos Grace y Jackson .

Desgracia...eso es lo que cree ella...mis padres le quieren mucho a Connor y no es una desgracia para ellos ni para mi...el es una bendición.

Ángela me dio a mi hijo en brazos y se fue con mi tía Carla.
Le di un beso en la frente a Connor, le di de comer y se volvió a dormir.
Lo puse en su cuna y baje.

-Mira quien llego.-dijo mi madre.

Al bajar me di cuenta de que eran Alex y....Megan.
Mi madre se retiro.

Alex lleva un traje negro con corbata azul, se ve guapo... y ella..Claro...un vestido azul cielo hasta las rodillas y el cabello planchado con las puntas onduladas.

-Que hacen aquí..

-Hola Sarah!-Megan se me tiro encima.

-No..Me toques.-la mire con fastidio y ella se retiro.

-Tú me invitase.-intervino Alex.

-Mi mano derecha no fue demasiado sutil, retire mi invitación. -me cruce de brazos y llego mi madre.

-Chicos ya vamos a comer, vengan.

Los mire de mala gana y seguimos a la mesa. Mi padre se levanto de la mesa con la copa en la mano.

-Quiero agradecer por que todos estamos juntos en este día de alegría y unión familiar. 
Feliz Navidad a todos.

Levantamos nuestras copas y brindamos.

-Buen provecho. -dijo mi madre.

Comimos con antojo el rico pavo que preparo mi madre y el postre de moras, mi favorito.

-Como sigue tu hijo.-pregunto mi tío Benjamín.

-Mucho mejor. -Sonreí.

-Y piensas quedarte a vivir con tus padres. -intervino mi tía Carla.

-Por ahora si.

-Piensas causarles molestias?.Es claro que el padre del niño tiene que llevarte a vivir como una familia.

-Su padre no hace falta.-respondí cortante y me mordí la lengua para no armar una escena.

-Claro...ahora recuerdo que no tiene padre.

-Carla por favor.-dijo su esposo Frank.

Todos miraron a mi tía Carla y luego a mi.

Suficiente!.Me levante de la mesa y le dije sus cuantas verdades.

-Tu te crees que tienes la familia perfecta, pero no es así! Eres infeliz, todo el dinero que tienes no te dará felicidad, además quien eres tú para juzgarme, quien dice que Ángela y Vicent tienen el mismo padre!!! Con lo puta que eres quien sabrá!.

-Sarah!-grito mi madre y golpeo la mesa.

Todos se quedaron viendo sorprendidos, salí del comedor y corrí a mi cuarto.

----------------------

-Sarah... -escuché la voz de Megan al otro lado de la puerta.

-Vete, tu eres la última persona a la que quiero ver.-hable en voz baja ya que Connor dormía.
Escuche la puerta abrirse.

-Te dije que no quie...-interrumpió.

-No te voy a quitar mucho tiempo.-cerró la puerta y se acerco a mí.

-Suéltalo... -dije mientras me quitaba los tacones.



StefaniaT

#3536 en Novela romántica
#238 en Thriller
#238 en Misterio

En el texto hay: amor, amor celos traicion, bebes

Editado: 13.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar