No Una Segunda Vez

Capitulo 5~

11 de agosto. 2019

P.o.v Eleonor.

Miro a mis hijos preocupada, no sé qué es lo que sucede pero que es malo es. Lena no ha salido en días de su habitación más que para ir a ensayar, mientras que Marcos y Luca, solamente se mantienen en silencio todo el tiempo, me responden en monosílabas mientras yo de mi parte pregunto. Ya no aguanto más esta situación, quiero a mis hijos sonrientes, molestos y cargosos, no estas personas que no se pueden conocer.

-¿Qué es lo que está sucediendo?- hablo dejando mi tenedor que estaba a medio camino de mi boca.- Y no quiero la respuesta de siempre que es "nada".

-Mama-habla esta vez Marco, mirando a Luca y a Lena sucesivamente- Yo te diría lo que está sucediendo, sino fuera que acá mantienen los secretos- miro con cejas fruncidas a marco sin poder entender a qué va. Lena suelta el tenedor en el plato causando un sonido bastante fuerte

-Marco basta.- Lena habla entre dientes

-No Lena, basta no, estoy harto de quedar siempre a lo último de todo.-esta vez me mira a mí y levantándose de su cilla bruscamente, señala a sus hermanos- ellos están metido en un problema enorme, Lena la última vez ha venido con moretones en los brazos, si Lena, yo los vi aunque tu hayas querido ocultarlo. Hace unos días Luca ha salido desesperado de aquí y cuando volvió con Lena ella estaba extraña, intente acercarme pero pareció como si fuera el mismísimo diablo.

-BASTA- grita Lena y tirando de su silla hacia atrás mirándolo colérica- sabes que es lo que sucede, casi fui violada- ¿Qué?, siento que todo a mi alrededor da vueltas, creo que voy a vomitar, ninguno se da cuenta de mi estado y siguen gritándose- casi que no me ven más, por eso he actuado extraño todo estos días.

P.o.v Lena

Quiero gritar, las miradas de mis hermanos y mi madre están fijas en mí, sé que lo dije muy rápido, pero no aguantaba la manera en la que marco hablaba. La veo a mi madre levantarse y se acerca a mi hasta que me envuelve en un abrazo, un abrazo que libera tranquilidad y amor. No sé en qué momento comienzo a llorar, lo único que sé es que me reconforta.

-tranquila mi niña- me susurra mientras besa mi cabeza- tranquila.

-Lo siento mama- susurro con voz temblorosa. No sé cuánto tiempo estoy así, cuando me siento más tranquila me libero de ella y sin mirarla a los ojos, ni mirar a mis hermanos, me voy a mi habitación de donde no he salido por unos cuantos días. Cuando cierro la puerta detrás de mí, comienzo a deslizarme hasta terminar sentada en el suelo, odio estar así. Escucho tres golpes en la puerta y la voz de marcos llamándome.

-Lena...- su voz es solo un susurro- Lena ábreme por favor- cuando abro, los ojos inyectados en sangre de mi hermano es lo primero que veo, el me envuelve en un abrazo, su cuerpo al igual que el mío tiembla.- por favor- dice con voz temblorosa- perdoname- hipo y lo abrazo más fuerte, las lágrimas nuevamente comienzan a caer.

-marcos tienes que entender, que hay muchas cosas que tú no sabes y no es porque no confió en ti, es porque no quiero que tu tengas rencor y odio- hablo sin mirarlo a los ojos.

-Por favor Lena, necesito saber qué es lo que está sucediendo.

-Ven entra y te contare todo.- me corro a un lado dejándole espacio para que el entre. Cuando estoy por cerrar lo veo a Luca y le hago una seña para que se acerque a mí.

-Ya le conté a mama sobre lo de la madre de Lena.- asiento con la cabeza y sonrió con labios apretados- le contare todo a Marcos...- el me mira tranquilo y cierra los ojos aceptando lo que hare- ¿quieres estar aquí?-hablo el niega rápidamente y señala su habitación

-He dejado a Helene sola, mucho tiempo.

Cuando se va cierro la puerta detrás de mí, él está sentado en el borde de la cama esperando a que comience a hablar.

-Mira, yo te contare todo, pero tienes que prometer que de acá no saldrá.- lo veo levantar su mano derecha y asentir

-Lo prometo.

Estoy una hora hablando con él, contándole todo desde el momento uno donde comenzó todo, hasta lo último que sucedió.

-Lena.... ¿Tú te das cuenta que está loco?- su rostro no demuestra nada, sus manos que están encima de las piernas están en puño. Está enojado

-Lo sé, Marcos... lo sé- tomo mi rostro con fuerza y rasco frustrada.- no sé qué hacer, ya esto me supera- Marcos por favor- le pido haciendo énfasis en por favor- no quiero que hagas algo por tu cuenta- lo oigo suspira, se acerca a mí y me vuelve a abrazar.

-Está bien Lena... está bien- su voz se escucha rota- no estás sola en esto... te quiero....

12 de agosto. 2019

Mi vista viaja por la carretera mientras mama maneja hasta el aeropuerto, no entablamos conversación alguna, luego de lo de ayer, cada uno fue hasta su habitación y de ahí no salió nadie, vergonzosamente le tuve que pedirle si por favor no me traía hasta aquí, sí, yo no sé manejar. –nota mental: aprender a manejar-

Miro reiteradas veces el reloj que está en mi muñeca para ver la hora. Espero y se haya retrasado el avión. Cuando llegamos mi madre me dice que buscara donde aparcar y me enviara un mensaje para que sepa en donde está. Mi cuerpo todo tembloroso baja, tembloroso pero no por miedo, sino por nervios, hoy después de tanto volveré a verla.

Cuando llego al lugar de embarque veo que todavía no ha llegado el avión, suspiro sabiendo que no llegue tarde. A los minutos comienzan a aparecer gente y de pronto la veo mi sonrisa no puede ser más grande y la de ella igual.

Ella grita y de pronto tirando sus cosas salta encima de mí, nuestros gritos llaman la atención de la gente de aquí, algunos nos miran enternecidos mientras otros miran la escena con fastidio.

-AY TE EXTRAÑE- me dice mientras besa ambas mejillas, la abrazo un rato más soltándole un yo igual, luego tomo una de sus maletas y caminamos hasta la salida. Donde me topo con mi madre.



Luzthank

#1288 en Joven Adulto

En el texto hay: dolor, drama, toxicidad

Editado: 14.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar