Nowhere

Capítulo 10

“Yo ya te quiero, que me quieras tú, es cosa tuya” 
Mera meda 

- Oye Katherine, cómo van las palomitas? 
- Ya casi están, cinco minutos 
- Aquí ya todo está hecho. 
La veo entrar en la sala con un bol de palomitas grande. 
- Ya podemos empezar- se sienta a mi lado y nos ponemos cómodos- que película vamos a ver? 
- Los juegos del hambre 
- Por qué esa? 
- Porque los exámenes mios tienen una parte teórica y otra práctica, hoy la vamos a ver y la vas a tener que comentar. 
- Mmmm de acuerdo. 
Pusimos en marcha la película, todo iba bien hasta que ella se me pegó, puso el bol de palomitas en mis piernas y las fuimos consumiendo hasta que se acabó la película, no fue nada incómodo 
- Bueno, ahora coge boli y un folio y me la comentas desde los aspectos éticos a filosóficos.  
- Ahora? 
- Sí- la digo y ella me saca la lengua mientras se pone en pie. 
- Valr- se sienta en la mesa grande y se pone a escribir en el papel, no me fijo en cuando acaba solo escucho el sonido de la cámara haciendo una foto. 
- Te estás haciendo un selfie? 
- Sí por? 
- Ya acabaste? 
- Sí jajaja. 
- Vale, déjame ver…- me pongo a leer y es buena, está aprendiendo.- te ha faltado comentar una cosa muy importante, y es el hecho que obligan al estilista comer cicuta… podrías vincularlo a un gran filósofo y explicar ese hecho. 
- Ahhh, de acuerdo. 
- El caso no es poner poco. Sino saber lo que se pone. Muchas veces las acciones principales no son tan importantes como los hechos aislados. 
- De acuerdo. 
- Bueno, ya es hora de irme. 
- Tan pronto? 
- Sí, mañana es el examen y ll tengo que preparar- digo mirando la hora- a parte, debes repasar. 
- Es verdad- dice algo distraída 
- Bueno, hasta mañana- la digo y voy con intención de darle un beso en la mejilla y justo en ese preciso instante gira la cabeza y nuestros labios acaban unidos y yo me quedo en shock… no sé cómo reaccionar. 
Pvo Julie 
Cuando siento sus labios sobre los míos en un principio me quedo estupefacta, pero al percatarme de que él no se aparta, aprovecho la ocasión para convertir ese roce en un beso, por lo que alzo las manos a su cuello e intento introducir mi lengua en su boca pero él reacciona apartándome. 
- Lo siento, se está haciendo tarde y me tengo que ir- me dice mirando a todos lados excepto a mi cara- estudia.- dicho esto se va. 
Dios mío qué hice? “El gilipollas, qué otra cosa pudiste hacer?” fijo que con esto ya no vuelve a darme clases… hoy tenía pensado pedirle su número de teléfono pero ya ni modo, seguro que se aleja de mi. 
Me meto en la cama para dormir, pero el recuerdo de sus labios sobre los míos me lo impide, puede ser que se negó porque no le resulto atractiva… “No creo que sea eso, le espantaste con tu brutalidad sopenca” ey gracias querida consciencia… por si no lo sabías no estás ayudando para nada. “ sí te estoy ayudando… a que seas menos imbécil” si eso es ayudar, te lo agradezco pero no hace falta. 
Me quedó dormida después de rodar como una croqueta por toda mi cama toda la noche. 
Ring ring ring ring ring 
Me levanto y me preparo como cada mañana, solo que está en especial no me dan ganas de nada. 
Llegó justita a clases, puesto que al bajar del bus escucho que suena la campana que indica el comienzo de las clases. Al entrar a clase los encuentro a todos colocados para el examen mientras que el profesor se encuentra mirando no sé qué en su mesa. Me dirijo a mi asiento y saco el material para el examen. 
- Bueno chicos ya saben las normas, no pueden levantar la mirada de sus mesas, cualquier cosa levantan la mano y esperan a que vaya. Solo pueden usar el corrector tres veces.- hace un barrido por la clase.- sobra decir que cualquier chuletas y se van a final verdad? 
- Sí profesor. 
- Voy a repartir el examen boca bajo y cuando avise le dan la vuelta de acuerdo? 
- Sí. – dicho esto se pone a repartir. 
- Podéis empezar. 

 



Mera Meda

#23158 en Novela romántica

En el texto hay: romance, primer amor, clases

Editado: 10.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar