Oscuridad (sombras y Fantasmas #1)

8.Ellos

Publicado: 22 de octubre de 2018

Gracias por el apoyo. Espero que les guste la novela y disfruten con los personajes. Besos fantasmas.

*******

Lissie escondió la mirada en el libro mientras escuchaba a Stacy y a Brad discutir por una tontería. Al menos no estaban acosándola de nuevo.

Se habían enterado de que había tenido que estar dos días en el apartamento de Mathias, debido a las fuertes lluvias. Era raro que no hubieran preguntado directamente lo que paso y era mejor así.

Una parte de ella estaba demasiado nerviosa con lo que se avecinaba. Había decidido que se darían una nueva oportunidad. Le propuso que tuvieran citas, conocerse y ver que les deparaba el futuro.

Su corazón y su mente estaban de acuerdo en algo: ambos no se conocen completamente. Los dos habían cambiado durante esos años y era fácil para ella darse cuenta. A pesar de lo mucho que se amaban, debían ser sinceros con sus corazones. Amaban a la persona que conocieron seis años atrás.

Era momento de conocer a los actuales y descubrir si ese amor es capaz de seguir intacto.

No lo culparía si él se desencantaba de ella.

—¿De verdad no piensas decirnos nada de forma voluntaria? —preguntó Stacy.

—Yo pensé que lo habían olvidado. —contestó sin mirarla.

—Eso suena bastante tonto. Solo esperábamos que lo dijeras tú. —respondió ella.

Brad llevaba consigo tres vasos llenos de Coca-Cola.

—Solo respóndeme una cosa, Lissie —dijo Brad pasándole uno de los vasos.

—Solo una cosa, de acuerdo.

—¿Estas segura de tu decisión? Porque no puedes dejarte llevar siempre por tus instintos.

Lissie cerró el libro y sin mirarlo respondió.

—Sé que es lo mejor para los dos. Es necesario pasar por eso.

—De acuerdo, eso es todo lo que deseaba saber.

—¡Pero yo quiero escuchar más! —se quejó Stacy.

—Amor, tampoco debemos presionar a nuestra amiga. Algunas cosas deben mantenerse en privado, ¿sabías?

Stacy lo golpeo en la cabeza.

—Yo no entiendo porque no son novios —volvió a quejarse.

Lissie sonrió de lado sacudiendo la cabeza.

—Stay, llevamos separados muchos años. No es fácil recuperar la confianza de todo este tiempo perdido. Nos hicimos mucho daño y sería ilógico ser pareja de alguien a quien no conozco al cien por cien —respondió Lissie esperando hacerla comprender.

—Estas de broma, ¿verdad? —preguntó la chica y Liss terminó por tomarse todo su vaso.

—Estoy diciendo lo que pienso. Nosotros cambiamos. Quiero darnos la oportunidad de volvernos a enamorar como antes. Quiero estar completamente segura de que quiero que esta relación funcione. Porque siendo sincera, una parte de mi tiene miedo de que todo este marchitado.

—Cariño, Issie tiene mucha razón. Fueron muchos años separados. Llenos de mentiras y rencor. No es fácil recuperar la confianza. Ambos lo sabemos. Ellos se están aferrando a un amor antiguo y necesitan ver si ese amor puede fortalecerse. No la presionemos. —terminó diciendo Brad. Lissie amaba a su mejor amigo justo por eso. Siempre era capaz de analizar todo y dar los mejores consejos.

Stacy asintió y tomó la mano libre de su amiga.

—Lo siento, amiga, mi parte loca desea con todo su corazón de que seas feliz con Mathias.

  1. te preocupes. Yo sé que todos esperan a que volvamos a ser pareja. Eso no es tan fácil.

—No te culpes de lo que paso en el pasado. ¿De acuerdo? —dijo Brad. Liss asintió.

—De todas formas, no puedo dejar de evocar ese pasado que no permite que mi presente sea feliz.

—¿Comemos de una vez? —preguntó Stacy cambiando de tema.

Sabía que estaban tocando arenas revueltas con Lissie. Y no quería ver a su amiga triste de nuevo.

****

Lissie terminó de limpiar la última estatuilla de cristal cuando el timbre de su estudio comenzó a sonar insistentemente. Con las cejas arrugadas se acercó hasta su puerta. Miró por el hueco de la puerta y se mordió la lengua al ver a Kyler. Debía mostrarse tranquila. De lo contrario Wills aprovecharía el momento.

Al abrir la puerta encontró al hombre con una sonrisa en su rostro.

—Nos volvemos a ver, Lorens.

—Y no por gusto —respondió ella de mala forma.

—¿Me permites pasar?

—Claramente no tengo otra opción. —dijo echándose a un lado y dejando que Kyler entrara a su apartamento.

—Hierbas buenas y menta. Se nota que no pierdes el tiempo en este lugar —fue lo primero que dijo Kyler una vez dentro del apartamento.

—¿No deberías estar cuidando tu hotel de forasteros? Estas perdiendo el tiempo en mi pueblo.

—Créeme que dejé mi territorio muy bien cuidado. Al parecer tú también cuidas el tuyo excelentemente —respondió cuidadoso.



Wilmeliz Bonet

Editado: 23.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar