Pacto Con Un Vampiro

Capítulo 7|"Te necesito"

ㅡ Abby...

<< Una voz... una voz había dicho mi nombre, pero todo estaba oscuro; no conseguía ver nada.>>

ㅡ Despierta, pequeña, abre los ojos.

<< Que cosa más extraña... Entonces estoy soñando. >>

ㅡ Mira a la luz, Abby.

<< ¿¡A la luz!? ¿¡Qué acaso he muerto!? ¿Dios, eres tú? >>

ㅡ ¿Estará muerta?

<< Esa no era la misma voz... ésta era más aguda.>>

ㅡ Claro que no ㅡ había respondido la primera voz, ㅡ sólo es un desmayo.

Las dos voces seguían parloteando a mi alrededor, parecían conocerme, sin embargo yo no las reconocía... O bueno, logré hacerlo cuando vi la luz. Literalmente.

ㅡ Al fin despertaste ㅡ Papá me observaba de pie estando medianamente inclinado hacia mí, que de alguna manera me encontraba 'acostada' en el piso, supongo que me había quedado dormida allí o desmayado luego de que Hunter me mordiera.

<< Uf, siento escalofríos al recordarlo. >>

ㅡ ¿Estás bien? ㅡ preguntó mi padre mientras se agachaba completamente para examinarme. ㅡ Estás muy pálida.

ㅡ Estoy bien ㅡ respondí intentando ponerme de pie y apartándome para evitar a Josh. No podía dejar que él viera mi cuello...

Un segundo.

Yo debería estar bañada en sangre, o bueno, al menos tener evidencia de la mordida en mí, pero aparentemente ni mi padre ni Bárbara lo han notado.

¿Será que apenas han llegado recién?

Espero que sí.

Y ahora de pie, conseguía notar perfectamente que no vestía la misma ropa de antes. Hunter había sido listo en ese aspecto, pero aun así... ¡me había dejado tirada en el piso!

ㅡ ¿Has estado comiendo bien, verdad?

Bufé. Seguro lo decía por mis problemas alimenticios del pasado. Algo que por cierto, ya estaba completamente superado y que sin embargo mi padre parecía no entender todavía.

ㅡ Sí, he estado comiendo bien y no te preocupes... sólo estaba cansada y acabé durmiéndome en el suelo, eso es todo.

ㅡ Ahora sólo falta que tengas mareos y vómitos ㅡ comentó Bárbara. Yo había olvidado por completo que estaba allí. ㅡ¿O será que ya los has tenido? No sé, yo sólo digo que has estado rarísima desde la última vez que vino Adam a casa.

ㅡ¿Qué insinuas?ㅡ le espeté.

Ella se encogió de hombros. ㅡ Tengo que irme a la universidad..., tú igual ya deberías estar yéndote a clases, hermanita.

Se despidió de mí ㅡsupongoㅡ con la mano y salió del cuarto, dejándonos a papá y a mí solos.

Nos mantuvimos en silencio un par de segundos en lo que yo buscaba la ropa que usaría para el día y papá... Papá simplemente me miraba con el cejo fruncido. No entendía por qué motivo ahora se encontraba molesto... Si hace tan sólo un rato me había hablado perfectamente bien.

ㅡ ¿Ocurre algo? ㅡ pregunté.

Él no respondió. Se giró y salió de la habitación sin decir nada. Honestamente, no entendía su actitud. Aunque supuse que algo tendría que ver con Katherine y su hija, ya que ellas constantemente intentaban meterle ideas erróneas en la cabeza a mi padre, y para mi mala suerte el solía dejarse manipular con facilidad..., pero, para bien o para mal; ya estaba acostumbrada a eso.

xxxxx

Josh fue a dejarme a la escuela ese día. Seguía medio raro con esa cara de pocos de amigos, pero simplemente lo ignoré.

Antes de salir había robado un paquete gigante de galletas de la cocina (no es robado, pero dejémoslo así) y me lo fui devorando en el trayecto en auto.

A propósito, la escuela quedaba bastante cerca de casa, en auto nos tardábamos con suerte diez minutos y cuando me iba a pie, normalmente tardaba de quince a veinte minutos en llegar.

ㅡ Llegamos ㅡ avisó papá estacionándose fuera de la escuela, ㅡ que tengas un buen día.

ㅡ Adiós, papá ㅡ Le di un rápido beso en la mejilla y todavía más veloz, baje del automóvil.

Justo, Adam se encontraba a unos pocos metros de donde mi padre había aparcado, de modo que apenas me vio, vino corriendo en mi dirección.

ㅡ ¡Hola, Abby! ㅡ me saludó a lo lejos ㅡ ¡Qué tal, señor Winsley!

Mi padre le miró desde el auto con una mirada asesina que podía aterrar a cualquiera y luego, sin decir nada; se marchó.

Adam me quedó mirando estupefacto luego de eso.

ㅡ ¿Está todo bien? ㅡ preguntó.

Asentí. ㅡ Eso creo...

ㅡ Bueno..., este... ¿vamos juntos a clase, no?

Me encogí de hombros. ㅡ Supongo.

ㅡ ¿Aún sigues enojada?

<< Pues... aparte; decepcionada. >>

No respondí.

ㅡ Abby, ¿qué te ocurre?

Él se detuvo, pero yo seguí caminando.

Estaba mareada y débil. Adam sólo me estorbaba en ese momento, aún necesitaba pensar muchas cosas con respecto a él y yo..., pero el pensar en esas cosas, sólo hacía que mi dolor de cabeza fuera en aumento.



PinkMu

#125 en Joven Adulto
#221 en Fantasía
#182 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros, hombreslobo

Editado: 12.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar