Pasado de Luna (editado)

CAPITULO 13 (editado)

-No crean lo que alguna vez les dijeron sobre mi guerra con Katerina-Amara en el video que puso Aria una vez que Joseph y Silas se retiraron de la casa de Dante. Axel hizo lo que Aria le pidió, pues se rebeló, gracias a Yazmin que utilizo un hechizo de verdad, que Silas le había hecho lo mismo a varias chicas de su manada, todas ellas se suicidaron por el dolor de pensar que traicionaron a su mate. Axel ya estaba enterado de lo que sucedía en su manada, pero no sabía la razón de que pasara todo eso, lo desterró por el bien de su manada, no por Aria. Con respecto a Joseph, yo solo le ordene que no se metiera en esto o seria desterrado, en su mirada había arrepentimiento, sabe que fue un error apoyar a Silas y hablarle de esa forma a Aria, ella solo pudo verlo con dolor, Aria y él se conocían de hace tiempo, incluso más que yo a ella, el solo se fue y no participara en nada que esté relacionado con esto.

-Yo le pedí a Elena y a Grant que formaran pequeñas manadas y contaran la historia a cada uno de los alpha que ellos escogieran como líderes, la única condición era que cambiaran un poco la historia, en todas las vidas que he vivido, en ningún momento me entere de cuál era la historia que contaron pero en ningún momento pude encontrar a algún alpha que la supiera, lo único de lo que me entere es que poco a poco esta historia se iba olvidado, solo esperaba que alguno de ustedes creciera en alguna manada que aun contara la historia, pero me preocupaba que no nacieran como alphas, sino como beta u omegas, pues también les había pedido que las únicas personas que podían saber de esto era la familia del alpha, porque sabía que ellos harían lo que fuera por proteger a sus manadas, sabía que estarían dispuestos a buscar a cada uno de ustedes en caso de ser necesario.

-Entonces la historia que me había contado mi padre era falsa- digo parando el video y mirando a Aria, ella aún tiene la mirada triste.

-Si, tal parece que pensó en todo en caso de ser necesario- dice Ethan.

-Es posible, pero ¿Por qué inventar toda una historia de algo que tal vez no paso? - dice Will

-Eso lo averiguaremos después, hay que seguir viendo el video, tenemos que terminar con todo esto. - dice volviendo a reproducir el video.

-Si es que escucharon la historia, supongo que estarán confundidos, pero lo que les estoy diciendo es la verdad. Supongo que incluso que algunos de ustedes pensaran que tal vez les estoy ocultando cosas, pero esto es así, uno tiene que ocultar cosas para proteger a los que quiere. Sé que dije que solo los necesitaba para que yo recuperar la memoria, pero después de todo son mi familia, son las personas con las que he luchado por muchos años a mi lado. Hay cosa que les he ocultado, pero fue necesario. Pero primero tienen que saber la verdadera historia. Primero la corona era mágica, hecha de oro, el trono no se heredaba de generación en generación, sino que esta escogía a quien fuera digno, quien fuera merecedor de esta, quien tuviera un corazón puro, esta se tenía que iluminar para saber que era la persona indicada. En caso de que ningún miembro de la familia real fuera escogido, se iría al pueblo hasta que se encontrara al que sería rey/reina sin importar la edad que tuviera. Todo esto empezó días antes de que Katerina y yo cumpliéramos 20 años, días antes de la coronación, yo sentía que era demasiado joven para hacer de una responsabilidad tan grande como lo es reinar, que no estaba lista, le rogaba a la luna que la elegida fuera mi hermana, a ambas junto con mi hermano, nos educaron de la misma manera, nunca hubo diferencias entre nadie, ni de parte de mis padres ni de mi pueblo. Mi hermana siempre fue buena estudiante, yo no lograba controlar del todo a mi lobo ni que decir mis poderes, eran demasiado inestable, por eso siempre pensé que la indicada al puesto era ella, mi hermano no quería la corona, él solo quería ir a buscar a su mate, yo ni siquiera quería buscar a mi mate, pero que puedo decir era demasiado inmadura, tanto que no hice caso de lo que alguna vez senos dijo de no alterar los hechizos. Mi hermana y yo, queríamos hacer un hechizo de protección en caso de que alguno de los enemigos de mi padre volviera a buscar venganza, pero habíamos encontrado un hechizo en un viejo libro, de este solo pudimos rescatar una página, era la que contenía el hechizo, el resto del libro se hizo polvo apenas tocarlo, era bastante viejo, tardamos dos días en que estuviera listo, pero vimos que era un hechizo de silencio, se tenía que encantar un hilo de plata para poder realizarlo,-cuando menciono eso mire extrañado a Aria, mientras ella hacía lo mismo mirándome- se necesita coser los labios de la persona en la que se quiera usar, íbamos a utilizar a un espía de un enemigo de mi padre que vio lo que hacíamos. Katerina insistía en que era demasiado arriesgado realizarlo, pensé que era la oportunidad perfecta para usarlo, y lo hice a escondidas de ella, cuando termine de coser utilice todo tipo de herramientas para tratar de romperlo pero ninguna servía sino que se dañaban al tratar de romperlo, pensaba que funcionaba y trate de quitar lo pero nada servía, me ponía nerviosa no poder romperlo, se lo confesé a Katerina, tratamos de romperlo pero nada servía, hasta que pasaron dos días, cuando fuimos a buscarlo para tratar de romperlo nuevamente lo encontramos de la manera que nunca hubiéramos querido, este se encontraba sin vida, ella me dijo que se encargaría de deshacerse del cuerpo, y también juramos nunca usar este hechizo de nuevo por lo peligroso que es, yo ya lo había escrito en mi grimorio que no podía borrarlo de sus páginas,  Katerina ya lo sabía, dijo que nos encargaríamos de eso después, al día siguiente seria nuestro cumpleaños y el día de la coronación, pero estaba muy asustada por lo que paso y solo hice lo que se me ocurrió, decidí escapar, no se lo dije a nadie ni a mis hermanos, solo quería escapar, y así lo hice, pasaron días y días desde que escape de mi hogar, yo estaba segura que Katerina había sido coronada como reina y me despreocupe de eso, un día caí de un barranco, por lo que me contaron tarde mucho en sanar, pero cuando desperté paso lo que no quería que pasara, mi mate, así fue como te conocí Thomas, tu cambiabas las vendas de mi brazo, tú ya te habías dado cuenta de quién era yo para ti, pero yo inmediatamente me aleje de ti, bonita forma de comenzar nuestra historia.- dice con ironía, yo sentía como se me hacía un nudo en la garganta- Si te soy sincera, te costó mucho convencerme de aceptar estar a tu lado, fueron varios meses, yo jamás te conté quien era realmente, me preocupaba que te enteraras, pues tu entrenabas como guardia del castillo, me contaste lo que sucedió, la coronación no se había realizado como yo había esperado, las personas del consejo la cancelaron hasta que yo apareciera, también me dijiste que mi padre y mi hermano, estaban realizando una búsqueda para encontrarme, incluso me dijiste que pensaron que me secuestraron. Así que tome la decisión de volver con mi familia, te deje una nota diciendo que te vería en el castillo al siguiente día y te diría todo lo que te estaba ocultando. Yo me adelante llegue a mi hogar e inmediatamente el consejo y mis padres decidieron realizar la coronación de inmediato. No quiera que te enteraras de esa forma mi secreto, sabía que estarías en el castillo porque te tocaba guardia más aparte de lo que te dije en la nota. La coronación sucedió, primero se la pusieron a Katerina, sabía que inmediatamente seria coronada como reina pero la corona no se ilumino, sino que se tornó negra, nunca antes en la historia de nuestro pueblo había pasado algo así, le quitaron de inmediato la corona, la persona que se la quitó se quemó las manos haciendo que esta soltara la corona, Katerina asustada salió corriendo del palacio, yo trate de ir tras ella, pero unas personas del consejo me lo impidieron y siguieron adelante  con la ceremonia, cuando se la colocaron a mi hermano Javier ni se ilumino ni se oscureció, así que inmediatamente pasaron a ponérmela a mí, tenía miedo de que me la pusieran, así que vi al frente, mi mirada inmediatamente cayó sobre ti, pude ver que en tu mirada había confusión. Estaba tan distraída que no me di cuenta que me habían puesto la corona, solo te veía a ti, lo que me devolví a la realidad fueron los aplausos del pueblo, no entendía lo que pasaba hasta que alguien dijo “He aquí a la nueva reina, Amara Avery”, yo había roto en llanto, mi hermano se acercó a abrazarme al igual que mis padres, suponían que lloraba de alegría, yo iba a decirles por qué pero nos interrumpieron, para ser específicos tu nos interrumpiste, les conté la verdad a mis padres y a ti todo lo que paso meses atrás. Pero eso ya no importa, así fue como te conocí y como me nombraron reina. - de nuevo detengo el video.



Aileen Alicia

Editado: 05.04.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar