Pasiones

Ladrones... Lalya y Cam

Canción : adiccte to you

Avinci

Latte...mmm... delicioso.

"La mouse" era uno de los mejore y mas famosos cafeteros de paris, recibi mucho dinero, al ser uno de los mas famoso e incluso mas caros de la ciudad, todo tipo de personas venian a consumirlo por las voces que rcorrian las ciudades. Y su fama era la que nos volveria ricos a nosotros, claro¡ que en unos minutos.

Cam estaba tranquilamente bebiendo un expreso a fuera solo nos separaba un critas y alrrededor de 10 metros, el era tan lindo, sus ojos azules claro y sus carnosos labios que aunque siempre carecian de color, ahí estaba siempre su linda sonrisa. Nos conocimos de una forma un poco extraña...

 

1 año atras...

---¿quien será?¡¡¡¿quien sera el siguiente contrincante de la "bestia cambulton" ¡¡--- la gente gritaba euforica.

Las peleas callejeras era un de los tantos pasariempos en los que se lograba obtener dinero, muchas apuestas igual a mucho dinero, si ganabas la pelea ganabas respeto y dinero, si perdias ganabas verguenza y deudas.

Mi mano derecha se alzo en el aire haciendome alarde de la atencion de la gente, todos me miraban ecxortos, y como no?, yo Alya Weslly o tambien conocida como "la dementys"

---¡¡ Una bella princesa, que ternura ¡¡¡---todos hicieron gestos de ternura y algunos me buchearon--- ¡¡pues que sua ala princesita!!!

me diriji a paso decidido a la octagono enrejado en el que se llevaban a cabo las peleas en una lona con manchas de sangre seca, entre en esté y cerrandola a mis espaldas dejandome encerrada con un tipo que me lleva una cabeza de altura, una ancha espalda y un muy buen trasero, se volteo mirandome y la gente seguia gritando, me voltee en una de las esquinas quitandome el polo que tenia en esta dejando mi cuerpo al descubierto, solo cuebierto con mi sosten deportivo, mi rubio cabello caia por  ambos lados de mi cara.

Camine hacia adelante conmenzando a caminar en circulos contra mi contrincante, su sonrisa, su maldita sonrisa estaba ahí, burlandose de mi y con sus ayuelos a los lados de sus labios...abrumador

Un pitido sono asiendonos alarde de comenzar la pelea, él intento lanzar un gancho sobre mi cabeza a lo que yo evadí facilmente, sin contratiempo solte mi golpe uno directo a si quijada dandole media vuelta a su cabeza y abriendo su labio inferior,pero ahi´seguia su estupida sonrisa, el solto otro golpe en mi abdomen, dejnadome caer en mi eje por solo una decima de segundo.

Estaba a punto de golpear en su cara con mi puño cuando la gente salio despaborida y las sirenas de policia se escucharon, la pocia venia por nosotros.

El chico al cual le queria romper la cara me toma del brazo, sacandome no se como de ese lugar del demonio.Por la pueta trasera

---ven, por aqui--- nos encogia para intentar pasar desapercividos por las estrechas y oscuras calles--- vamos corre ¡¡

--- ¿a donde vamos?--pregunto agitada

--- a un lugar, estaremos seguros en lo que la policia se va-- dice dando vuelta en una a dos calles de la bodega en donde hacen las peleas. 

llegamos a un edificio un poco desgastado, en donde subimos unos cuantos pisos por las escaleras de servicio, llegando a una puerta cafe oscuro.

---entra,-- dijo dándome pequeños empujones  hacia dentro.

La sirena se seguía escuchando afuera lo que hizo que con más razón entrará, era un bonito loft pequeño como para solo una persona, en una de las paredes de la derecha habían unos grandes ventanales y en medio quedaba una sala de color azabache, y al fondo a medio cubrir se veía una cama matrimonial con sabanas grises y una base de madera, del lado izquierdo se veían unas puertas lo que asumí como el baño, y al lado de la puerta de entrada estaba la barra de la cosina con 3 bancos altos par sentarse...todo era tan pequeño pero tan acogedor.

Se le veía a él tan relajado, con solo un chantal puesto, y con su forzó musculoso pero sin llegar a ser extremo, por naturaleza siempre e sido cazadora de hombres y él no seria la excepción.

El giro y dio vuelta quedandondel otro lado de la barra.

--- Vino ?--- pregunto señalandome con la botella

---Sí, por favor

Camine a uno de los bancos, sentándome con el que estaba en la esquina de la barra y recibiendo entre mis manos una copa de vino tinto, lo observe se movía con  agilidad aunque hiciera  nada, saco una bolsa de hielo del refrigerador, y la puso en su labio.

 

---Golpeas fuerte eh?

Solté una pequeña risa--- sí me se defender ---la copa fue a mis labios y el frío se empezó a presenciar.

---Ven, aquí estarás mas caliente ---me llevó a uno de los sillones y prendió la fogata, acercándome una frazada.



Jachi@Sanz

#18539 en Novela romántica
#11921 en Otros
#4043 en Relatos cortos

En el texto hay: drama, eroticos, diferentes historias

Editado: 04.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar