Poemas de la Oscuridad

Sueños rotos

Me das una rosa, tan hermosa, tan roja tanto como la sangre, ¿Que tienes en tus manos?, ¿Que has hecho esta vez?, ¡No me digas que mataste a otro sueño!. Ya veo, eres como todos los demás; ¡NO, NO QUIERO ESCUCHARTE!, ¿QUIEN TE CREES, PARA MATAR LOS SUEÑOS DE LOS DEMÁS?, ¡VAMOS RESPONDE!; no ves que yo soy un sueño más, al matarlos a ellos me haces daño, mira mi cuerpo lleno de heridas; cada una es por cada sueño que mataste. 

Si me amas tanto como dices, ¿porque no dejas de matar sueños?, el que mataran tus sueños una vez no te da el derecho a matar el de los demás, me decepciona saber que por mas que te hable no vas a cambiar. Si te vas a ir hazlo, ¡VETE YA! y por favor no vuelvas y deja de traerme rosas que con el tiempo mueren.

Él se levanta y se va, mientras la rosas que puso en la lápida se va muriendo, como ella lo hizo una vez.



La poeta de la oscuridad

#14911 en Otros
#5206 en Relatos cortos

En el texto hay: poemas, tristeza y soledad, dolor y sufrimieno

Editado: 25.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar