Prostitute

Capítulo 14

Mia Swan:

Estaba comiendo con Demian en un restaurante que él me trajo, no se su nombre, solo se que es de mariscos. Mañana tengo que ver a Harry, todavía no he podido decirle al hombre que me ha dado todo lo que ocurrió, si tan solo él hubiera pagado el dinero que prometió nada de esto estuviera pasando. No podía estar más nerviosa y creo que Demian se estaba empezando a dar cuenta desde ayer que llegó a la oficina en el momento en que Miles se fue.

No podía dejar que algo le pasara a mi hermano, a mi que me hicieran lo que fuera pero mi hermano ha sufrido muchas cosas para que tenga más problemas por mi culpa.  

—¿Sucede algo cariño? —preguntó Demian tomando mi mano.

Aunque no lo crean a Demian lo estoy empezando a amar, ha hecho miles de cosas por mi que ningún otro hombre o persona lo hará. Cuando me dice cariño siento muchas emociones dentro de mi ya que se que cuando me lo dice es cuando me cuida y protege.

—Estoy algo cansada, eso es todo —respondí algo nerviosa.

—No deberías, lamento despertarte temprano todos los días solo para ir a mi trabajo pero tengo que trabajar para ti cariño —sostuvo su mano con la mía.

Tenía que decirle la verdad ahora a Demian antes de que alguien más lo haga, no puedo evitar esto solo confrontarlo, iré a cenar con Miles quiera o no ya que estamos hablando de mi hermano no de él o yo, si no de Paul.

—Demian ayer en tu oficina fue a verme Harry —confesé—. ¿Por qué no pagaste la suma de dinero que prometiste por mi? —cuestioné.

—¿Por qué no me lo dijiste Mia? ¿Sabes como te mira? Además ¿Cómo sabes eso? Pagué lo que dije, pero Gustavo quería más de la cuenta —masculló.

—Miles fue a decirle que si no le hubieras la suma de dinero a Gustavo iba a ir por mi hermano —chillé—. Harry le pagó a Gustavo el dinero que faltaba Demian y él a cambio quiere una cita conmigo —susurré.

—¿Por qué diablos no me dijiste Mia? Miles solo se aprovechó de lo que sucedió —exclamó.

—Gustavo no es una persona paciente Demian, tu no sabes de lo que es capaz, vi como mataba a chicas enfrente de mis ojos o de los clientes que iban al prostíbulo, no quería que mi hermano estuviera así solo por no pagar —hablé con mis ojos aguados. 

—Tu hermano esta seguro y ahora tienes que ir a una cena con Harry, eso es inaceptable —gruñó Demian.

—Es la vida de mi hermano de la que estamos hablando —me enojé.

Demian sacó su billetera para dejar el dinero en dólares en la mesa para tomar mi mano y salir del restaurante a paso veloz. Estaba enojado eso era un hecho, pero si tuviera que elegir entre mi hermano y el hombre que me ha dado todo, definitivamente elegiría estar con Paul, no me importaría si vivo nuevamente en la calle, haría todo por él.

Caminamos hacia el auto que estaba en el estacionamiento del lugar, Demian me adentró a el de una manera para nada linda para que después él se subiera en el otro asiento para comenzar a manejar algo rápido.

—Demian vas muy rápido, por favor ve lento —supliqué con la voz chillona del miedo.

No podía recordar el camino a casa ya que por donde estaba manejando Demian definitivamente no era el camino a la mansión de él, eso hacia que me preguntara a donde vamos y por que tan rápido, pero no quería hablar ya que sabía que no me haría caso.

Llegamos a una casa igual de grande que la de Demian pero era más moderna y parecía que vivía un soltero ya que desde afuera de la reja se podía apreciar a mujeres con gran cuerpo trabajando en la casa.

Demian hizo que bajáramos ambos del auto, al salir del vehículo él me tomó de la mano con algo de fuerza para dirigirnos a la reja principal de la casa. Estaba muy nerviosa ya que él no me decía nada y no sabía que estaba pasando.

Al acercarnos a la reja una mujer se acercó a nosotros, la chica era rubia con grandes curvas lo cual me hacia sentir incómoda al igual que a Demian. 

—¿Qué se les ofrece? —preguntó la chica.

—Venimos a ver al señor de la casa, soy un amigo de él —dijo Demian muy distante.

—Síganme, está en la sala.

Caminamos detrás de la mujer la cuál nos guiaba a la mansión que estaba enfrente de nosotros. No sabía porque Demian me había traído aquí pero definitivamente sentía que me iba a dejar con todas las chicas que estaban aquí. 



Violett

#28457 en Novela romántica
#4687 en Chick lit

En el texto hay: romace, comprada

Editado: 08.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar