Protegiendo El Corazón (lady sinvergüenza)*t.L#2

CAPITULO 6 PARTE 2

_ ¿en que demonios estas pensado?_ pregunto Alexandre fuera de si examinando a su hermana que se tocaba el área de su brazo afectada despues de ser soltada por este en la biblioteca de los duques_ ¿cómo haces tal anuncio sin mi consentimiento?_ estaba tan molesto que no noto que la puerta fue cerrada anunciando que no era el único en el lugar con Freya

_ hice lo que me exigiste_ se enfreto a este sin importar que sus ojos chispaban de enojo_ encontré a un prometido

_ no comprendes_ se pasó la mano por el cabello desordenándolo mientras caminaba impaciente de un lado a otro_ puede que lo hayas conseguido pero el visto bueno lo tengo que dar yo_ se frenó frente a ella mientras trataba de controlar sus ímpetus_ ¿dónde quedo eso de no querer emparentar con esa familia?

_ es de humanos cambiar de opinión_ resoplo molesto por el descaro de su hermana_ aparte es un hombre apuesto y va ostentar uno de los títulos más ligados a la corona

_ Freya!!!

_ no digo más que la verdad

_ ¿qué haces vestida asi?_ ahora se refería a su aspecto que no tenia conocimiento de que se aparecería asi en la velada

_ era una noche especial y ameritaba algo acorde a la ocasión

_ enserio contigo no hay remedio_ le miro con cariño desmedido pero tambien con frustración

No podía estar molesto ni dos segundos con ella pero eso no quitaba que iba a tomar cartas en el asunto y más cuando sabía perfectamente porque hacia aquello

_ No te unirás a ese hombre si yo no le apruebo y eso está por verse

_ Pero Alex…

_ estoy cansado de tu actitud despreocupada_ ya no podía aguantar más_ para esto no me hice cargo de ti. Pensé que tendrías más juicio. No que serias una sinvergüenza que le importa poco vestirse como una…

_ no más_ fue frenado pero no precisamente por Freya que le miraba con los ojos a punto de soltar lagrimas_ Freya déjanos solos_ ordeno la tercera persona que apenas sacaba a relucir su presencia dejándoles callados

_ Luisa yo… _ trato de articular la nombrada pero ella negó instándola a salir

_ espérame en el tocador_ solo asintió y la dejo sola con el

En ese momento el silencio se extendió por el lugar donde Alexandre la miraba con los ojos en llamas mientras ella le enfrentaba con desinterés contrarrestando el fuego con la frialdad

_ pensé que las mujeres como usted no se metían en asuntos que no les competen_ ataco en tono despectivo tratando de herirle. Que si lo logro no fue demostrado

_ usted sabe perfectamente que su hermana no se merecía ese rapapolvo_ dijo en tono calmo

_ ¿Y me lo dice la reina de la hipocresía?_ no podía más que atacarle

Era lo único que tenía para esa mujer

_ Se lo dice alguien que sabe perfectamente lo que significa Freya en su vida_ solto mientras se acercaba sin poder evitarlo quedándose pasmado _ trate de comprenderle y apoyarla. No esta pasando un buen momento

_ ¿y cree que me importa su opinión?

_ sé qué hace mucho tiempo perdí el derecho de siquiera dirigirme hacia su persona por no ser digna pero no desquite toda su frustración con su hermana. Ella merece todo menos que la trate como algo insignificante

_en esos estamos de acuerdo como en el hecho de que no merece siquiera respirar mí mismo aire_ no podía dejar de mirarle y embriagarse con su aroma a Jazmín más que adictivo

¿Porque le habia hecho aquello?

¿Porque no podía sacarle de su vida?

Luisa sin más que añadir en la conversación dio vuelta para poder salir del lugar

_ es curioso que una biblioteca sea nuestro lugar de encuentro_ freno en su avance acotando sin poder evitarlo y no ver como este sonreía con amargura porque no era capaz de enfrentarle despues de soltar aquello_ la vida se empeña en regresarnos a nuestro punto de inicio

_ La vida se empeña en recordarnos que los errores no se comenten dos veces. Que el que vuelva no significa que regrese y que deje de sangrar una herida no significa que cese el dolor. Solo nos reafirma que los errores no se comenten dos veces y que el que se va no regresa_ con eso paso por el lado de ella cerrando la puerta a su paso y dejándole sola con un dolor en el pecho que le reafirmaba que aunque el frio persistiera, la hoguera que era Alexandre Allard quemaba de apoco sus entrañas

---

En el tocador no aguanto más y exploto en un llanto desolador sin importar si estaba o no acompañada

Las palabras de su hermano le dañaron como nada

Sabía que su comportamiento no era el mejor pero que él se lo dijese de aquella forma la hacía sentir como la más inadecuada de todas

El conocía más que nadie el motivo por el cual se escondía en esa fachada de mujer desinteresada que le importaba poco lo que creyesen de ella. En eso último no fingía. El la conocía, se habían dedicado años para entenderse

Sabía que lo habia provocado pero realmente no pensó en que podía molestarse con ella cuando lo único que tenía en la cabeza era ganar la guerra

¿A quien le quería ganar la guerra?

Se deslizo hasta quedar sentada en el suelo

Escucho a alguien acercarse y posarse a su lado mientras la enrollaba en sus brazos

Sin esfuerzo alguno dejo caer su cabeza en el hombro de esta desahogándose por completo mientras era consolada con palabras tranquilizadoras

No supo cuánto tiempo estuvieron de esa manera pero despues de calmarse decidió erguirse para arreglar su aspecto

_ gracias_ solto con simpleza con su voz afectada mientras se limpiaba la nariz con un pañuelo de encaje_ pero no debiste_ no quería que tuvieran más enfrentamientos

_ no soy de soportar injusticias

_ ¿Porque nos seguiste?

_ ¿porque no hacerlo?

_ no eres del aprecio de mi hermano_ respondió despues de arrojar agua a su rostro para borrar el rastro de su llanto

_ Y no pretendo serlo_ la mirada que le dio no la dejo tranquila



la chica de los libros

Editado: 30.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar