Red de amor

Capítulo 49

No puedo explicar la magnitud de cómo me siento, jamás creí que este día llegaría es increíble cómo la vida se encargó de juntarme con alguien que a pesar de los desacuerdos sé que seré feliz con él y pase lo que pase, podremos resolver cada problema que se nos atraviese en el camino, estamos iniciando una nueva etapa, juntos. Tuve que pasar por tantas cosas para poder querer tener mi boda como quisiera, la madre de Thiago y la mía se llevaron muy bien y eso para mí es demasiado importante estoy más tranquila ahora que la familia se está empezando a llevar bien, la fiesta está siendo un éxito, todos conviven con todos y eso es excelente, me siento la cenicienta del lugar con este hermoso vestido, siempre quise de niña tener un vestido impresionante para el día de mi boda y lo logre, el vestido es hermoso, la parte de arriba es de encaje con un bello escote "V" las mangas son largas del mismo material, la parte de abajo es largo de tul color blanco, la señora Pops se encargó de realizar un bello peinado recogido con bellos adornos de flores de color blanco y unos que otros mechones sueltos pero estético.

 

Thiago se ve demasiado guapo, su traje color negro con un bello adorno en el lado derecho haciéndose diferenciar de los demás, su cabello perfectamente peinado hacia un lado, pero hay algo que lo hace brillar este día, su hermosa sonrisa resplandece esta noche,  no me asusta el pensar que ahora él es mi esposo, en realidad estoy feliz, porque estoy tan orgullosa de gritar al mundo que él es mi esposo, Thiago Armitt es mi esposo y yo soy su esposa, soy la señora Armitt, jamás creí que iba a convertirme en su esposa, es imposible de creer.

 

La fiesta está siendo un éxito y hablo por como los invitados se están divirtiendo, bailan y conviven entre sí y eso es grandioso; estoy bailando ahora con Lizzy se ve hermosa con ese bello vestido color naranja, cada vez los meses para ella avanzan y su panza se ve aún más notoria poco a poco, ambas nos movemos al compás de la música.

 

— yo solo espero. — dice elevando la vos a causa de la música. — que mi hijo tengo un primo con quien jugar. — me toma de las manos para lograr otro movimiento de baile, aunque en realidad a esto no se le podría decir bailar.

 

— Pues cuando eso suceda, será dentro de unos 3 años — doy un giro con ayuda de Lizzy.

 

— ¡como que 3 años, estás loca! — exclama, allí nuevamente con esta charla que estado evitando, no he tocado este tema con Thiago y sé que él me entenderá o al menos eso espero, salgo de la pista de baile para poder hablar con más calma con Lizzy sobre este tema. — ¡como que no quieres tener hijos! — exclama horrorizada provocando que algunos de los invitados que están cerca voltearan en dirección nuestra, sonrío dejando en claro que todo está bien.

 

— cállate y no, no mal interpretes mis palabras. Yo aún quiero pasar tiempo con Thiago, como pareja. — confieso mientras agito mis manos para poder darme aire en el rostro, este lugar parece un horno, es demasiado espacioso pero en realidad no es suficiente, además el baile se encargó de alterar mi sistema y no se diga con esta platos que estoy teniendo con Lizzy.

 

— eso lo entiendo, beca. ¡Pero vamos!, el hombre está hablando con todos los invitados de que quieren tener 3 hijos contigo. — comenta provocando que mi frente se arrugue. No puedo  negar que Thiago está tan entusiasmado con el tema de la maternidad, pero, ¿acaso no piensa en nuestro tiempo como pareja?

 

Suelto un suspiro. — como sea, eso es algo que tengo que hablar con Thiago. Te veo luego — le hago saber y me retiro de su vista para poder ir a atender a los invitados, no es tan grave no querer hijos ahora, no es el fin del mundo, es mi cuerpo y eso mi esposo debe de estar de acuerdo conmigo, no sé cómo le haré saber sobre lo que pienso al respecto y tengo la esperanza de que lo tomara bien, eso espero.

 

Mientras camino entre los invitamos, sonriéndoles y agradeciéndoles por las felicitaciones de haberme casado, me encuentro a uno de los amigos de Thiago, había estado prácticamente hablando con él hace unos minutos atrás, me sorprendo al verlo solo, supongo que ya estará ligando con alguien, no lo dudo, él era uno de los amigos de conquista que Thiago tiene.

 

— estas hermosa, Rebeca — comenta con una sonrisa. — créeme que nunca imaginé que ustedes iban a terminar casados. — musita, sonrío de vuelta, porque supongo que no es el único que piensa eso en este lugar.

 

— gracias Leo y no eres el único que piensa eso. — sonrió. — Creí que Thiago está contigo — masculló cambiando de tema.

 

— solo pase al baño, él está con Jostin, creo. — comenta. — está muy solicitado hoy. — bromea, le agradezco por la información y me despido de él cortésmente para buscar a mi esposo, lo busco entre la multitud y aún no doy con su muy conocida figura, volteo mi cabeza hacia la derecha y lo veo hablando con su hermana, no dudó en acercarme a él.

 

— ¡pero mira quién está aquí! — comenta Gia con una sonrisa de oreja a oreja. — ¡cuando me case, quiero que así sea mi vestido!. — escucho su voz mezclándose con la música.

 

— Sí, pero eso no será ahora — reclama Thiago con una sonrisa irónica, siento la mano de Thiago en mi cintura atrayéndome con delicadeza hacia él. — ¿vamos a bailar?, he está bailando con todas aquí, menos con mi esposa. — suelta con un puchero, suelto una sonrisa y ladeo mi cabeza aceptando su propuesta.

 

— no se preocupen, vayan a bailar, yo estaré aquí, sola con el arreglo floral — musita con sarcasmo, soltamos unas carcajadas al unísono al escuchar a Gia.

 

— bailare contigo después, ¿qué te parece? — le propongo, ella asiente con una sonrisa.

 

— está bien. — sonríe, nos alejamos de Gia para poder acercarnos hasta la pista de baile con un cierto recibimiento de los que están bailando, la canción es movida y aunque no somos unos expertos en el baile, nos estamos divirtiendo y eso es lo que cuenta, doy unos giros en el brazo de Thiago para después desenrollarme y dar unos giros casi perfectos, sus alineados dientes aparecen en su rostro formando con sus labios una sonrisa amplia, me acerco hacia el cambiando por completo la posición de baile cambiándola por un baile lento, aunque la música no ayude quiero estar cerca de él, sentir el latido de su corazón, poder observar detalladamente cada parte de su rostro.



Emma_Warren

#499 en Otros
#151 en Humor
#1427 en Novela romántica
#410 en Chick lit

En el texto hay: novela romántica, amistad, novelacontemporanea

Editado: 12.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar