Relatos para Desvelarse

20) El Pornógrafo

Una mujer que siempre se quejaba por la vida que había tenido, y reclamaba saber el porqué de su desdicha, pasó un buen día por la vereda del nuevo local de electrodomésticos con temática futurista, que no son muy útiles, pero sí innovadores. Los trabajadores abrían las puertas del negocio de par en par y acomodaban sus adquisiciones más recientes en el camino para que a la gente le entrara la curiosidad.

La mujer decía, mientras pasaba por allí:

—¿Por qué me habré casado con un hombre tan inútil? —entre otras cosas.

—Preguntas y yo te respondo —dijo una voz metálica—. Lo hiciste por no escuchar a tus padres cuando te decían que merecías algo mejor.

—¿Qué? ¿Quién dijo eso?! —se exaltó la señora.

—¡Formula una pregunta causativa, por favor! —repitió la voz extraña.

La mujer miraba hacia todos lados buscando al autor de semejante desfachatez, cuando desde dentro de la tienda se acercó un vendedor.

—¡Buen día, señora! ¿La puedo ayudar en algo? —preguntó con suma amabilidad.

—Fue usted, ¿verdad? —preguntó la señora, enojada— Dígame una cosa, por qué no se mete en sus propios asuntos?

—Por no tener mejores asuntos que atender que vender la mercadería que ofrece —volvió a irrumpir la voz metálica.

—Otra vez, ¿qué fue eso? Dígame, si no fue usted, ¿entonces quién? —preguntó la señora al vendedor.

—Ah, usted se refiere a nuestra nueva adquisición —respondió él acercándose a un aparato que parecía una expendedora de dulces de los 80s, cuya parte superior se llenaba de luces que impactaban contra el cristal cóncavo—. Esta máquina responde a las grandes preguntas filosóficas de la vida. Pensada para aquellas personas que no entienden el porqué de sus vivencias. Lo malo es que sólo se le puede formular respuestas en negativo. Por eso le llamamos el Pornógrafo. Y mire, de la parte inferior sale un ticket con la respuesta que acaba de darle. Este es, sin duda, un gran invento que nos transporta directamente al siglo veintidós.

—¿El pornógrafo? —repreguntó la señora.

—Sí, claro. Le mostraré —dijo el joven tomando los dos tickets que acababa de expender la maquina—. Acá respondió a su pregunta con un "por no haber hecho caso a sus padres", y en este respondió "por no tener nada mejor qué hacer". Por-Nó-Grafo. La empresa sigue trabajando para mejorar las características del procesador de información.

—Oh, pero qué cosas más extrañas inventan en estos días. ¿Cuál puede ser la utilidad de esta cosa?

—Bueno, eso depende de para qué lo quiera el comprador. Por ejemplo, suponga que su marido le reclama constantemente por quehaceres de la casa que usted no quiere hacer, podríamos reprogramar al Pornógrafo para que le dijera que usted no lo hace a causa de que él no hace nada para merecer su servicio. Luego es cuestión de tener imaginación. Nadie dudará de los argumentos que ofrece la Inteligencia Artificial.

—Sí, eso podría serme útil. Y también lo puedo usar con mis hijos y familiares... —dijo la mujer pensativa.

—Sí, esta preciosidad es única en su tipo. Además, justamente hoy está de oferta. Veinticinco por ciento de descuento, exclusivo para clientes.

La mujer, que se había ilusionado al oír el descuento, se entristeció.

—Ah, pero yo no soy cliente de este local.

—Eso no importa, compre cualquier otra cosita y se la pasamos con otra fecha. Tengo el presentimiento de que este Pornógrafo es perfecto para usted.

La mujer quedó tan encantada con la labia del vendedor que llevó tres productos más aparte del expendedor de respuestas negativas automáticas. Y el vendedor se sentía satisfecho por haber tenido una venta tan grande. Uno de sus compañeros se acercó para felicitarlo.

—Decíme cómo hiciste para venderle tantas cosas —le dijo después.

—Yo siempre digo que cada producto tiene un comprador, y que, para cada iluso, hay una técnica de venta particular —le dijo, le palmeó la espalda y se alejó silbando We Are the Champions.



Abby Nieva

#15303 en Otros
#5507 en Relatos cortos
#8680 en Joven Adulto

En el texto hay: fantasia, vampiros, romance drama humor

Editado: 10.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar