Resiliencia

3.

Rose.

"¿En serio puedes ayudarme?"

Eso había escrito, porque quise actuar por y para mi misma. Si mi familia no iba a intentar ayudarme, lo haría yo. 
Yo quiero curarme, yo quiero estar bien y si nadie va a hacer nada por mi, lo haré yo misma.

Me dormí con la esperanza de que su respuesta sea afirmativa, no quiero llevarme una desilusión.

()()()

"Dije que podía ayudarte, es cierto. Pero nada es seguro, así que sólo puedo intentarlo. No puedo prometerte nada Rose, solo que lo intentaré lo mejor que pueda."

Admito que esperaba una respuesta más positiva que ésta, pero supongo que debo conformarme. 
Con suerte ha aceptado ayudarme.

Lo intentará.

Ahora debía encontrar alguna forma de convencerlo para que no hable con mi padre, tampoco con mi tía ya que estoy segura de que ellos no quieren que yo me recupere, o al menos mi padre piensa eso.

"Yo solo quiero descubrir qué me pasa. Pero mi padre no quiere que lo haga y a mi tía aunque no le importa, estoy segura de que hablaría con mi padre. ¿Puedes ayudarme sin que ellos se enteren? 
Entiendo si no puedes hacerlo, pero esa es la única forma en la que alguien puede ayudarme.

Esa pregunta tardó en ser respondida, y no iba a quedarme esperando todo el día, así que me preparé para ir a la escuela y comencé a caminar.

Lamentablemente en mi escuela no hay muchos chicos en los que pueda interesarme, la mayoría son ese tipo de adolescente al que le encanta reunirse con sus amigos a beber alcohol ( y hacer algo más) y eso no va para nada conmigo. Yo sería feliz leyendo en mi cama, (ya sea con alguien o sola) en un día lluvioso, con alguna bebida caliente. No fiestas, no drogas, solo libros.

Y por eso es que no me interesa nadie, la mayoría de estos chicos también se preocupan demasiado por su imagen, he visto como llegan a aceptar hacer cosas que no quieren sólo para quedar bien con sus amigos y eso, es totalmente estúpido. 
Siento que si me relaciono con ellos, podrían obligarme a hacer cosas que no quiero y obviamente no me voy a arriesgar.

*~*

Ahora estaba en literatura, la última clase del día. 
A pesar de que amo los libros, esta materia no me gusta, porque mi profesora no sabe enseñarla, ella nos da libros completamente aburridos y creo que sólo lo hace por el dinero, por poco que sea.

Había acordado encontrarme con Brais luego de clases, dijo que sería mejor hacer las reuniones en su casa ya que alguien podría vernos entrando es su oficina o tal vez su secretaria diría algo a mi padre.

Así que cuando terminó mi clase, avisé a mi padre que iría a la biblioteca y comencé a caminar hacia la casa de Brais, tenía la dirección en un mensaje así que la busqué en Google Maps y seguí la línea azul.

*~*

Brais Khalid

¿Había hecho bien al aceptar ayudarla?

Claro que sí, aunque no estoy completamente seguro de poder encontrar una cura (si es que la necesita) siempre es bueno ayudar a cualquier persona, y estoy especialmente interesado en el caso de Rose. 
Sigo sin entender por qué su padre, quien se supone debería protegerla y velar por su bien, no la llevó al psicólogo cuando se lo recomendaron, sin duda tendré que vigilar un poco su comportamiento, por mas que no quiera imaginar que él la maltrata, aún no puedo descartar ninguna opción.

Ella ya debe estar en camino, no me ofrecí para traerla porque 1) no creo que haya tanta confianza aún y 2) no quiero que piense que la estoy obligando o algo así.

Comienzo.

Rose estaba sentada frente a mi.

- Bien Rose, durante las sesiones yo te haré preguntas de cualquier tipo, pero todas me ayudarán a descubrir lo que te ocurre. Al final de las sesiones, tengo que decirte cosas que noté durante éstas. Si no quieres o no puedes responder a una pregunta, no lo hagas. ¿Estás de acuerdo? - le dije serio.

- Si, entiendo. -

- ¿Quienes viven contigo? -

- Sólo mi padre. -

Eso ya me lo esperaba.

- ¿Siempre han vivido sólos? ¿Y tu madre? -

- Ella... Me abandonó cuando tenía diez... -

Ya lo sabía, pero necesitaba ver su reacción.

- ¿Como se comporta tu padre contigo? -

Había dado en el clavo, ella cambió su expresión a una totalmente distinta.

Su mirada me transmitió miedo.

No contestó, solo bajo su cabeza.

- ¿Como te va en la escuela, Rose? -

- Bien. -

Creo que hoy no voy a conseguir respuestas más largas.

- ¿Tienes amigos? ¿Pareja? ¿Ambas cosas o ninguno? -

- Nada de eso. - negó, desinteresada.

- Bueno, creo que esto está bien por ahora. Luego te aviso cuando será la proxima sesión. -

-¿Eso es todo? -

- Si Rose, trataré de hacerte la misma cantidad de preguntas en todas las sesiones tal vez te parezca qué algunas duren más, pero eso es por el tiempo en que tardas en responder a las preguntas. Por hoy hemos terminado -

La acompañé hasta la entrada pero antes de que saliera le dije:

- Intenta poder responder a las preguntas que hoy no pudiste para la proxima sesión ¿De acuerdo? - le dije calmado.

- Está bien, adiós Brais -

- Adiós Rose -

()()()



Abril1348

#8552 en Joven Adulto

En el texto hay: resiliencia, trauma, rose

Editado: 09.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar