romance entre un lobo y la luna

Cap.8: El alfa y el lobo.

Esa noche no regrese a casa, me fui al bosque y me quede allí toda la noche con los lobos, ellos eran mi calmante natural cuando estaba molesto, triste, angustiado, confundido, lo que sea que sintiera, los lobos me ayudaban a calmarme y despejar la mente.

Finalmente llegada la mañana volví a casa más tranquilo y en la puerta me encontré una nota de Joshua la cual decía: “Si quieres que me lleve la motocicleta, antes tienes que venir a verme; encuéntrame en una torre de cuatro pisos color blanca frente a unión park por el lado noroeste, hay algo que quiero mostrarte”

Lo primero que pensé fue “¿Qué rayos le ocurre?” pero luego me dije a mi mismo “si con eso consigo que se lleve esa estúpida motocicleta y me deje en paz, no hay de otra” pero no podría haber estado más equivocado acerca de esto. Luego de cambiarme y vestirme con ropa cómoda, fui directo a la dirección que me había indicado Joshua en la nota.

Al llegar a aquel lugar me encontré de pie frente a una persiana de metal de lo que parecía ser un almacén; Joshua apareció detrás de mí dándome un gran susto y luego me indicó que lo siguiera. Fuimos a la parte de atrás de la torre y allí abrió la puerta de la salida de emergencias dándome acceso al almacén del primer piso de la torre.

- ¿Qué es este lugar? – pregunte confundido.

- Este lugar es la base de operaciones de los colmillos de lobos aquí en Chicago – dijo el mirando alrededor – es el hogar de muchos hombres que se ganan la vida protegiendo a otros, como tú lo haces.

- Yo protejo animales, no personas – replique.

- Estos hombres no solo protegen personas, también protegen animales – repuso el mirando de reojo.

De pronto una voz muy familiar se escuchó desde la parte superior del almacén en el segundo piso. Escuchar esa voz me dejo completamente helado, después de todo, se suponía que el había muerto.

- Thomas – reclamo la voz - ¿Qué rayos haces aquí? – regañó aquel hombre que al levantar mi mirada note que se trataba de mi supuestamente difunto padre. La verdad es que no sabría explicar lo confundido que me encontraba en ese momento, solo tenía claro que por alguna loca y extraña razón mi padre seguía vivo y yo no lo sabía sino hasta ahora.

Lo observe completamente desconcertado mientras el bajaba las escaleras y venia hacia mí – te dije claramente que te alejaras de los colmillos de lobo – acoto él molesto, pero yo seguía sin procesar que mi padre estuviera vivo, y entonces Joshua interrumpió.

- tranquilo jefe, no tienes que molestarte con el muchacho, él no sabía nada de esto, fui yo quien lo traje – dijo él tratando de defenderme, y entonces pude reaccionar y más confundido aun pregunté.

- Espera… ¿Jefe? No, mas importante ¿Cómo rayos es que estas vivo?

- Nos iremos de aquí ahora mismo, y Joshua, regresa a tu puesto de guardabosque, luego hablaremos tu yo.

- Pero jefe…

- No hay peros, no quiero verte, desobedeciste mis órdenes y te excediste – regañó mi padre eufórico.

Me tomo por el hombro y me guio hasta una oficina en la que me sentó frente a un escritorio y luego él se sentó sobre aquel escritorio frotándose toda la cara y el cabello con preocupación.

- ¿Qué rayos está ocurriendo? – interrogué indignado.

- ¡Rayos! – Masculló mi padre – te advertí explícitamente que debías alejarte de esta organización – se detuvo, respiro profundo y continuó – el error fue mío al permitir que Joshua tuviera tanto contacto contigo.

- Espera ¿A qué te refieres? ¿Qué rayos es lo que está sucediendo? – Interrogue bastante irritado - ¿Cómo es que estas vivo? No ¿Cómo que eres el jefe de Joshua? – le reclame sin detenerme.

- Nunca estuve muerto – respondió el entre dientes – fingí mi muerte para alejarte de los colmillos de lobo; sabía que Joshua había hablado contigo en el bosque porque lo mantengo vigilado, y no podía permitir que tú te involucraras con los colmillos de lobo. Aquí me llaman Alfa, porque soy el líder de la organización.

- ¿Por qué tanto interés por su parte en que me una, y por qué tanta oposición por tu parte? ¿Qué podrías ganar fingiendo tu muerte?

- Te explicare todo hijo – dijo mi padre suspirando resignado – cuando tenía tu edad, tenía al igual que tú, un futuro brillante, mis calificaciones eran las mejores de la preparatoria royal y no conforme con eso, era el mejor atleta de la prepa, pero el mismo pasado que te está persiguiendo a ti me persiguió a mí en aquel momento hasta atraparme – reveló el frotándose las manos.

- Durante generaciones, los hombres Wolf han llevado la batuta del liderazgo de los colmillos de lobo; una organización que presta servicios de seguridad y defensa, conformada en su mayoría por ex militares. Tu abuelo era el líder de aquel entonces, pero enfermo gravemente y no tenía cura; tu abuelo me dejo a cargo de su legado y me envió al ejército, ya que yo era completamente influenciable.



R.G. Martinez

Editado: 20.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar