Sólo Una vez más. [s de Soltera #2]

Capítulo 26.

-Algo me decía que no teníamos que haber venido. Algo me advertía que todo iba a salir mal.

-Digamos que no es exactamente lo que esperábamos- dice mi papá. Aún no me explico ¿Cómo pudo pasar esto?

-Vivimos juntos, es lógico que en algún momento. Me detiene con la mano pero cambio de tema- Por lo menos tú no lo tomaste igual que ellos.

-Créeme, si tu hermano no se hubiera puesto así, yo me le habría lanzado encima. Y yo sería el que esté en su lugar allá adentro.

-O los cuatro podrían estar metidos ahí.

El oficial de policía se acerca, mira unos papeles, levanta la vista y nos dice:

-Su abogado está hablando con ellos ahora mismo. Van a salir en unos minutos más, asegúrese que ya no-

-¿Qué pasó? Recibí una llamada diciendo que mi esposa está en prisión ¿Es cierto eso?- pregunta Jordan jadeando por haber corrido obviamente.

-¿Cómo pasó todo esto?- pregunta mi abuelo.

-Verás...- empiezo a contar esta ridícula historia.

Ethan y yo decidimos darles la noticia que estamos esperando un hijo, los invitamos a desayunar en un pequeño restaurante donde todo se sintiera familiar. Empezamos a comer tranquilos, mi mamá y mi papá se estaban llevando mejor estos días así que pensamos que no lo iban a tomar tan mal.

Maldito sea el momento en que Henry apareció y se sentó en nuestra mesa. Ethan y yo intercambiábamos miradas porque no sabíamos cómo sacar el tema sin que les diera un ataque cardíaco.

-Entonces... ¿Qué es eso tan importante que querían decirnos?- dice mi papá mirándome a los ojos como si ya intuyera algo.

-Nosotros... Verá señor, nosotros estamos- empieza Ethan.

-Tenemos que darles una noticia y espero que respeten nuestras decisiones ¿entendido?- les digo mirándolos seria. Eso atrae la atención de los tres, nos miran concentrados esperando la noticia.

-¡Habla de una vez muchacho!

-¡Embaracé a su hija!- le dice Ethan desesperado- Lo siento, no lo teníamos planeado, yo-

-¡¿Acaso eres idiota?!-e grita Henry subiendo a la mesa para luego lanzarse a Ethan. Una de las camareras grita del susto y empieza a llamar a seguridad, quienes llaman a la policía.

-Papá deténlos. No quiero tener que ir a sacarlos a prisión.

Mi mamá sigue en estado de shock, pero cuando llega la policía y pregunta quien comenzó la pelea, ella reacciona de una manera difícil de creer y comienza a acusar a Ethan.

-Arréstelo. Mi hija no tiene que pasar por esto. ¡Está embarazada!

-¡Mamá! No seas ridícula. Están sobre actuando.

El policía logra separarlos, los dos se ven cansados de estar rodando en el suelo. Mi papá comienza a intentar explicar esta situación pero creo que ni él la entiende.

-Entonces me está diciendo qué él- señala a Henry- lo atacó primero a él- señala a Ethan- Y que no ha habido ninguna violación.

-¿Es que no lo entiende? Mi hija está embarazada- mi mamá comienza a golpear al ofcial en la cabeza con su bolsa sin detenerse a pensar hasta que la detienen y comienzan a esposarla.

-Quedan los tres detenidos por conducta violenta en un lugar público y por agredir a un oficial de policía.

-Esperen. No hice nada- le dice Ethan.

-¡Oiga! Soy una dama, mi hija está embarazada, debería hacer su trabajo bien.

-¡Soy inocente!- le grita Henry- ¡Mientras no haya terminado con este sujeto por embarazar a mi hermana!

Se los llevan a los tres en una misma patrulla. Mi papá y yo nos quedamos en medio de todo este alboroto, personas mirándonos y susurrando aún con nosotros de pie frente a todos.

-Venga, hay que pagar e ir a sacarlos. Llama al abogado para empezar- me dice dándome su teléfono.

Después de llamar al abogado, pagar la cuenta del restaurante y una multa por todos los daños causados. Fuimos a la estación de policía. Esperamos una hora para que nos dijeran que estaban bajo arresto en una celda y que tampoco podíamos pasar a verlos porque estaban siendo interrogados y que no saldrían de ahí en un par de días.

-Por favor, sea racional señor. Mi novio y yo sólo queríamos darles la noticia que estamos esperando nuestro primer hijo, no hay nada de malo en eso. Mi madre y mi hermano lo tomaron mal, lo sé pero no es motivo para que los deje veinticuatro horas encerrados, por favor.

-Déjeme entender, ¿entonces el señor Reynolds no ha abusado de nadie?

-Por supuesto que no. Nos vamos a casar en un par de meses.

-y su madre y su hermano tomaron la noticia de esta manera y lo atacaron.

-Básicamente sí, pero no es porque de verdad lo odien es que-

-Déjeme ir por un café y donas, vuelvo cuando mi descanso haya terminado- dice viendo su reloj antes de irse.

Lo miro irse así nada más. Llevamos aquí casi tres horas y aún no nos dicen nada. Me siento de nuevo, junto a mi papá y ahí es cuando Jordan y el abuelo entran corriendo hacia nosotros.

Pasa una media hora más para que un oficial salga de nuevo y nos diga que van a ser puestos en libertad.



SteffanyRam

Editado: 03.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar