Somos leyendas de sangre

capitulo 5

- Difamaron mi nombre en la antigua Grecia, cuando el que cometió tales atrocidades fue nada más y nada menos que tu padre, fue él quien se comía a sus hijas, el caníbal era él y la más clara muestra es nada más que su madre- apunta a mi mujer, quien con delicadeza pasa una de sus manos por su cara, tal parece borrando una lágrima.

- Entonces...-

- Entonces estoy aquí hace más de tres milenios en este lugar sin salida alguna porque mis hijos son unos egoístas de mierdas que no pudieron compartir los reinos que les deje con su propio padre- increíble, quien lo pensaría, la versión de Cronos encajaría con lo que se dice de los Dioses.

Para que se entienda, el rumor que dice sobre los Dioses es que la verdadera razón por la cual los Dioses se "dejaron" matar fue porque querían alejarse de su padre, Cronos. Separarse de él y romper cualquier lazo. Ilógico, pensé en un primer momento en vista de que no había nada que los uniera desde que lo enterraron aquí, pero si lo miro tranquilamente tenemos que lo que lo relacionado que existiría entre estos 4 seres es que los que cometieron aquellos errores de los cuales se le acuso a Cronos fueron nada más ni nada menos que Zeus, Poseidon y obviamente Hades. Traducido, mi padre y mis dos tíos.

- La historia que circula en el Olimpo fue acomodada para que los Dioses quedaran como los héroes, no es verdadera en muchas casos y si lo es, es por sección- y quien habla es su más verdadera muestra.

La leyenda de Ofiuco habla que fue un hombre, hijo de Apolo, entre otras cosas y como ven, de por sí ya no se parece.

No hay que ser muy inteligente como para saber qué es lo que habla sobre Cronos.

- Cronos, Graco dijo que para destruir a Zeodes tenemos que pelear los dos contra esa cosa para vencerla-

- Ese muchacho no me agrada-

- Al igual como no te agrada media mundo, anciano cascarrabias-

- Tú si lo haces, niña loca- ¿Han visto alguna vez una escena entre un abuelo y una nieta? Enternece a cualquiera, pues me puso blando hasta mí.

- Porque eres igual que yo-

Graco.

Veo una hoja, muchas hojas consumirse. Otro libro de muertos terminados. Se queman todas las copias quedando solo el original como protección en caso de que se quiera reclamar un alma. Pero eso prácticamente nunca ocurre.

Mis ojos se pierden en las llamas que tanto abundan en este mundo, estoy en el palacio de mi hermana. Los Z despiertos, Pandora y Meduza con ellos, esa loca desaparecida quien sabe dónde y todo muy tranquilo acá.

Agudizo mi oído.

Todos en general tienen la misma pregunta, ¿Cómo la loca de mi hermana los revivió? y... ¿Quién soy yo?

Bra.

Los chicos ya están más tranquilos, menos yo. Mamá me hablo dormido y me dijo algo que me sorprendió. "ofiuco es tú hermana de sangre". Sí, sé muy bien que es hermana de sangre, es algo que he leído en varios libros de mitología, los prohibidos en la tierra humana.

La puerta se abre de nuevo y está vez aparece... aparece mi hermana con una sonrisa, de esas sinceras, de esas de felicidad.

- Hola- Genes, Irgo y As prácticamente no se tiran sobre ella.

- ¡OFIUCO!- la felicidad de todos destila por sus poros. También sonrío, esto de alguna manera nos hace felices a todos, hasta Taro y Corpion sonríen. Obvio, según ellos nadie los ve.

Las conversaciones comienzan y el ambiente se vuelve más ameno, agradable. Después de un rato Ofiuco nos da las indicaciones de lo que se va a hacer hoy y ahí es cuando me acerco a ella para aclarar cada una de mis dudas.

- Ofiuco... o debería decir... Amanda-



Hanna

#2642 en Ciencia ficción
#10774 en Fantasía
#4778 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: peleas, leo y ofiuco

Editado: 23.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar