Somos leyendas de sangre

capitulo 24

Corpion.

Es de noche ya y la verdad es que no puedo dormir, si bien, rara vez lo hago, hoy me tocaba hacerlo ya que estuve entrenando hasta tarde en el tercer piso al lado de la habitación de Capricornio y quede agotado mentalmente después del incidente con esta chica, Nyox.

Me duele la cabeza y no me deja dormir o es lo que yo creo que esta pasando aquí. Aburrido de esto y dándome por vencido decido salir un rato al patio trasero de esta edificación. Esperaba estar solo pero me topo con una chica que por primera vez veo. Es un ángel por su vestidura blanca como todas, pero lo que las diferencia las unas de las otras son los detalles del vestido, por ejemplo, Esmeralda tiene detalles del color que la nombra, esmeralda; Nyox en negro y está chica en color pasteles, rosa específicamente. En silencio me acerco a ella, si fuera buena chica estaría durmiendo o por lo menos en su cuarto no esperando a la mañana para pasar el insomnio.

-ya lo sentí señor Corpion- me sobresalto, no esperaba que me sintiera.

-¿Cuál es tu nombre? - pregunto mirando hacia arriba ya que ella se encuentra encima del techo del negocio o quiosco que hay aquí y que no se ocupa más que para los asientos que hay se encuentra.

-Juliet- dice.

-bonito nombre-

-gracias -

-no era un cumplido, era una verdad-

-es raro escuchar a alguien que me diga eso, en especial un hombre-

-tú tienes algo contra los hombres-

-me han hecho mucho daño-

-¿Querés contarme?- me subo con ella de un salto al lado de ella -te rompieron el corazón, belleza-

-me hicieron pedazos el alma- frunzo el ceño, eso es más profundo y mucho más difícil de reparar, eso son los sucesos que te marcan la vida y te dejan tirado en el piso a la espera de que nadie te vea pero siempre hay alguien te mira y te tiende la mano, y mis amigos sin darse cuenta lo hicieron por mí. Me incluyeron como uno más sin mirar de donde yo provenía, quien era yo en realidad, sin criticar me aceptaron y por como conozco a las personas que hay en este lugar sé muy bien que alguien le logrará arreglar esa alma tan dañada que dice tener.

-te cuento una verdad- ella me mira como con esperanza, esperanza de lo que yo le diga cambie el rumbo de su propia historia- como sabes, aquí hay algunas personas con grandes corazones a lo mejor una de ellas te ayude a encontrar aquello que tanto buscabas, esa paz que tanto anhelas y quieres...

Ofiuco

-Mami, Mami-voy a abrir los ojos cuando leo se me adelanta y tomo a Aura entre sus brazos. Al abrirlo veo la hermosa escena de ambos.

-¿Cómo durmió mi princesa?- sonrío, desde algunos días le viene diciendo así.

-muy bien, papi. Pero tengo hambre- no puede ser ¡esta niña vive con hambre!

Mi gato la carga sobre sus hombros y la saca de la habitación riendo ambos que solo ellos saben de qué era lo que estaban hablando. Yo me pongo la mano sobre mi vientre, que bonita familia va a recibir mi hijito o hijita cuando nazca, una hermana que de seguro la va a amar y un papá que es un amor. Sonrío, esto es lo más hermoso que me ha pasado, además de unos tíos que tienen muy metido el sentido de lo que es familia y los cuidarán con su vida, demostrado.

Me doy vuelta en la cama intentando dormir de nuevo pero no, es imposible. Aburrida de darme tantas vueltas y al borde de marearme, me levanto de la cama y voy a hacer la cama de mi hija, pues esta no se hace sola por mucho poder que tenga.

Después de tender la cama y acomodar algunos juguetes de ella salgo a dar una vuelta, tengo hambre por lo que mi primer destino es la cocina. Tengo antojos de comer unas buenas tostadas con Nutella y un rico jugo de durazno o una ensalada de fruta, con cualquiera de las dos soy feliz. Al llegar me topo con la gratificante sorpresa de que todos están desayunando por lo que intuyo que debe ser temprano, pero perdón ando sin mi reloj ¿No les conte? Siempre ando con un reloj en mi muñeca izquierda para andar pendiente de la hora, me lo dio el abuelo hace un mes y medio y me acostumbre a andar con el puesto. Bueno, el punto es que todos están extrañamente felices por estar despierto a esta hora de la mañana y ¡Están todos! Y cuando dijo todos es TO DOS hasta Graco con Tara andaban dando vuelta . Una de las cosa que me llamó la atención fue que Genes e Irgo estaban sentados juntos, muy juntos, pegados a ser más precisa Me pregunto qué es lo que habrá pasado. Cuando paso al lado del León, él me toma de la cintura atrayéndome hacia él y yo con gusto me dejo llevar.

-¿Todo bien, dulzura? -

-Sí, pero tengo hambre- digo mientras me pongo a jugar con su pelo es sedoso, me gusta.

-¿Qué quieres comer, Ofiuco? - pregunta Pixis, le digo mi antojo y el con un chasquido hace aparecer mi comida, pero note que le faltaba un poco de comida a Leo. Con que ese es el truco, necesita comida para poder crear más comida. Con un corte de carne creo un bufet digno de reyes.

-algo nuevo que contar- dice Sario para sacar conversación en la mesa.

-¡yo! ¡Yo!- grita Genes de inmediato.

-cuenta-

-encontré a un cachorro ayer mientras salía a flechar un rato y me lo pienso quedar- el niño mimado se cruza de brazo y todas las miradas caen en nosotros tres, es decir, Leo, Cuario y yo.



Hanna

#2642 en Ciencia ficción
#10791 en Fantasía
#4788 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: peleas, leo y ofiuco

Editado: 23.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar