Tal para cual... y ellos también. [completa]

Capítulo 4 (Mara y Jony)

Mara:

 

Amanezco toda retorcida acostada en el sillón. Me duele hasta el pelo. Muy lentamente comienzo a poner en movimiento mi cuerpo tratando de sufrir lo más silenciosamente posible para no despertar a todos en la casa. Cuando se despierte Jony voy a hablar con él, tome una decisión y no creo que lo ponga muy feliz.

Como si supiese que lo estoy esperando, aparece caminando medio dormido con uno de los calzoncillos que le regalo Damian, que dice: “No busques nada acá, ya me castro mi mujer”. Me sonrió.

—Buen día. — murmuro parada junto al sillón.

—Buen día. — me contesta sin siquiera parar a mirarme. Evidentemente está enojado.

— ¿Podemos hablar? — le pregunto acercándome a la cocina en donde está peleándose con la cafetera. Me acerco y lo ayudo a poner la capsula. — Necesito que hablemos…— le digo abrazándolo por detrás y apoyando mi mejilla en su espalda.

— ¿De qué queres hablar? — me dice queriéndose hacer el duro.

—Anoche estuve pensando y .tome una decisión…—

— ¿Ah sí? ¿Y qué decisión tomaste? —

— Decidí que voy a empezar a trabajar, aunque sea medio día…—

—Pero… ¿Cómo que vas a empezar a trabajar? ¿Y los chicos? — me dice enfrentándome. Parece que soy más efectiva que el café para despertarlo.

—Si. Si no empiezo a hacer algo por mí, me voy a volver loca… y los chicos…, las nenas van a jardín y a Ian lo puedo dejar en la casa de mi mamá… No se ya nos vamos a organizar…—

—Mara, ¿vos estas escuchando lo que estás diciendo? ¿Preferís trabajar antes que estar con nuestros hijos? —

Esto me golpea como una trompada en el estómago. ¿Cómo puede pensar eso? Retrocedo unos pasos y con furia contenida le contesto:

— Desde que te conocí que te estas comportado como un idiota conmigo, pero como un hijo de puta, nunca hasta ahora. De mi podes pensar un montón de cosas, pero nunca pensé que me podías llegar a decir que prefiero trabajar antes que estar con los nenes… La verdad Jony que esta vez derrapaste y mal…— me doy media vuelta y salgo de la cocina. En este momento necesito estar lejos de él.

—Mara, espera, no es lo que quise decir…—

—Sí, es lo que quisiste decir y lo dijiste bien clarito…—le contesto apretando los dientes para no gritarle. Lo último que quiero es despertar a los nenes con mis gritos.

Llego al baño y me encierro. Necesito llorar a solas.

Después de bañarme, cosa que milagrosamente no lo hice con alguno de los nenes adentro del baño, salgo y me lo encuentro a Jony sentado en la barra tomándose un café perdido vaya a saber en qué pensamiento.

Me siento tan enojada con él… que si en este momento me llega a respirar cerca le voy a cantar las cuarenta. Así que me meto en nuestra habitación.

No llego a contar diez cuando se abre la puerta y entra él, cierra la puerta, se apoya en ella y me mira sin decir nada. Yo trato de ignorarlo y me centro en vestirme para llevar a las nenas al jardín.

—Sabes que te amo más de lo que alguna vez pensé que podía amar, ¿no? — me susurra para no despertar a Ian que está durmiendo en su cuna.

No le contesto, es más ni lo miro.

—Mara… mirame. — me dice y siento su angustia. —Nunca, jamás diría que vos no queres estar con los chicos…— hace una pausa y después de suspirar sigue. — Si, sé que es lo que dije, pero no es lo que quería decir… —

—Jony, es lo que quisiste decir… —

— Si, pero no… Me asusta que los chicos queden al cuidado de otra persona. Sé que las nenas van al jardín y están con alguien que no conocemos, pero el nene… es muy bebe…— me dice y juro que entiendo lo que me está diciendo, pero después de mucho tiempo tengo que ponerme primera.

—Jony, a mí también no me gusta la idea de dejarlos, pero yo también necesito cosas. Pero si me sigo quedando en la casa, te juro que me voy a volver loca… No puedo más con esto, necesito volver a ser yo, la Mara mujer, diseñadora gráfica… Amo a la Mara mamá, pero necesito de mi otra Mara. ¿No sé si me entendes? —

Jony se acerca a donde estoy yo y sin decir nada me abraza…



MaCom

#1471 en Novela romántica
#524 en Otros
#165 en Humor

En el texto hay: comedia romantica, hijos, amor

Editado: 09.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar