Tal para cual... y ellos también. [completa]

Capítulo 11 (Gaby y Damian)

 

Gaby

 

 

 

Me estaciono enfrente de la empresa de Damian, supuestamente no podía venir a buscarlo por una reunión con la directora pero la llamaron de la casa y se tuvo que ir, así que acá estamos los tres esperando para sorprenderlo.

Veo que sale del edificio y se cuelga el morral al hombro, mirando a los chicos por el espejito retrovisor les digo:

—Vieron que papá más lindo que les busque ¿no? No se pueden quejar…— Facu me mira y dice:

— ¿Papá? —

—Si papá…— le contesto. Cuando voy a tocarle bocina para llamar su atención, un auto se detiene junto a él. Damian le habla muy sonriente mientras que le dice algo. Luego sacándose el morral del hombro entra en el auto. En esa fracción de segundo en que el abre la puerta y entra, veo que en su interior hay una mujer…

— ¡¿Pero qué mierda…?! — digo un poco más alto de lo que debería. —Espero que tenga una muy buena explicación para esto, porque si no lo voy a esterilizar como a un perro.

Mirando por el espejo retrovisor miro a mis hijos y les digo:

—Vamos a jugar a los detectives. Vamos a seguir ese auto y más le vale que no pare en ningún lado que no sea en la parada de colectivos…— me siento una psicópata.

Pongo en marcha el auto y comienzo a seguirlo… Damian nunca me dio un solo motivo para dudar de él. No es justo que lo esté siguiendo... Aparte si me llega a ver se va a encabronar y no voy a poder decir nada. Seguramente que es una compañera que lo estaba alcanzando a la parada de colectivos. Si seguro que es eso…

—Cambio de planes. Vamos a casa a tomar la leche y mirar dibujitos… — les digo a los chicos. Facu sonriéndome me dice:

— ¡”Eche, eche…”! —

Me rio, debe tener hambre pobrecito y yo acá haciendo cosa de adolescente acosadora… Cuando Damian llegue a casa le voy a preguntar y seguramente me va a decir eso, que es solo una compañera que lo llevo a la parada de colectivo…Si seguro que así fue. Me auto convenzo, aunque no me puedo sacar esas sensación fea de la boca del estómago…

 

 

 

Damian

 

 

 

Me tendría que haber ido en colectivo. Definitivamente voy a tener que practicar la palabra “no”, la voy a pasar mejor… Menos mal que no se me dio por la prostitución… será una prostituto gratis, no le podría decir que no a nadie, por más que no tenga un peso con que pagarme…

—Estas muy callado…— me dice Bárbara trayéndome de vuelta. — Son dos minutos y después te llevo. ¿No confiás en mí? —

— ¿Sabes lo que pasa? Estoy muy cansado y quiero llegar a casa. — le digo parándome en medio del pasillo del shopping.

— ¿Tenés miedo que te rete tu mujer? Yo pensé que eras de esos hombres que no les dan explicaciones a sus mujeres…—

—No sé de donde sacaste esa idea. Creo que esos hombres se extinguieron ya hace un par de generaciones… Mi pareja es una democracia, los dos tenemos derechos y obligaciones, y sobretodo nos respetamos. Y para serte sincero, no entiendo que es lo que estoy haciendo acá con vos yendo a comprar ropa interior… Lo mejor va a ser que me vaya a mi casa con mi mujer y mis hijos. — le digo siendo totalmente sincero.

—Vos te lo perdés… pudimos haberla pasado muy bien. Cuándo encuentres tus pelotas, tal vez te de otra oportunidad. — me dice Bárbara claramente encabronada conmigo. Pero la verdad es que no me importa, así que hago lo que tendría que haber hecho hace veinte minutos, me voy a casa con mi morocha y los dos cachorritos…

—Chau Bárbara, nos vemos mañana. — le digo y me voy más que rápido de ahí. Decido tomarme un taxi, así hago más rápido.

Cuando llego a casa, me encuentro el auto estacionado en la puerta. Pensé que iba a llegar tarde. No más entrar en la casa escucho la música de los dibujitos que mira Facu y las carcajadas de los tres, ese es mi sonido favorito.

—Hola, hola… Pensé que llegabas tarde. — le digo acercándome a Gaby para darle un beso. Están los tres tirados en el sillón mirando la tele.

—Hola. Se suspendió la reunión. Te fuimos a buscar y ya no estabas… ¿Mucha gente en el colectivo? — me dice Gaby atajando a Naara que casi le cae hacia el costado.



MaCom

#1252 en Novela romántica
#428 en Otros
#135 en Humor

En el texto hay: comedia romantica, hijos, amor

Editado: 09.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar