Te Cruzaste En Mi Camino - Libro 1

CAPÍTULO 4

Doris amaneció con dolor de cabeza y ardor en la garganta, razón por la que no fue a trabajar.

Ella se quedó sola en casa y se dedicó a dormir. La realidad era que ella no tenía deseo de salir de cama ese día.

Pero su organismo le exigió alimento.

Se levantó, fue a la cocina y debido a que no encontró nada, entonces tomó un plato, vació una de las bolsas de moras que le había robado a Rodolfo y las cubrió con mermelada de fresa.

Ella se sentó a comer de forma tranquila, pero su tranquilidad acabó cuando la puerta se abrió y ante sus ojos apareció Vicky.

— ¿Me puedes explicar qué significa esto?

Vicky levantó el diario que llevaba en las manos.

— Significa que muchas personas estarán informadas pues conocerán algunas de las noticias que ocurren en el país.

— Hablo muy seriamente ¿Crees que estoy feliz?

— ¿Vicky enojada? ¡Vaya novedad! Felicidades, acabo de comprobar que eres una humana que también se enoja.

— ¡Doris, cierra la boca!

Doris se dio cuenta de que Vicky en verdad estaba enojada.

— ¿Y a ti que avispa te picó? ¿Qué te sucede?

Vicky le mostró la primera página del periódico.

— Esto me sucede.

La joven ojos de tormenta observó la imagen que ocupaba gran parte de la página, un gran corazón partido en dos. El rostro de Siciliano estaba ubicado a la derecha de dicho corazón mientras que el rostro de su ex prometida estaba a la izquierda y ella estaba en el centro.

Doris enrojeció de ira por el encabezado 'Amante despechada causa cancelación de la boda del mes', leyó.

¿Amante? ¿De dónde sacaron eso?

«¿Olvidaste que eso fue lo que dijiste frente a todos los invitados?», le recordó su yo interior.

Ella bufó.

— ¿No tienes nada para decirme? —preguntó Vicky.

Doris no sabía qué decir. Si ella hablaba, Vicky sabría todo.

— Creí que eras mi amiga, Doris, pero ahora veo que en realidad no sé nada de ti ¿Quién eres realmente?

Vicky dio un par de pasos en dirección a su habitación, pero Doris la detuvo.

— ¡Espera!

Vicky se detuvo y se volvió para mirarla. Entonces Doris le indicó que se sentara.

— Te diré la verdad.

Doris se sentó junto a ella.

— ¿Qué sabes de mí? —le preguntó.

— Sé que te llamas Doris y... no sé nada más.

— No sabes nada, ni siquiera sabes mi apellido.

Ella hizo silencio y tomó mucho aire antes de continuar.

— Mi nombre es Doris Galés Gil y te juro que no sé de dónde salieron esos apellidos. Yo no tengo familia, viví hasta los dieciocho años en un hogar de niños abandonados.

— ¿Hogar de...?

— Vicky, déjame terminar y al final podrás preguntarme lo que quieras.

— Está bien.

— Como te decía, viví un hogar de refugio para niños abandonados, según la directora del lugar, llegué allí siendo una bebé. Crecí y cuando tenía siete años, llegó un niño de diez años a ese lugar, su nombre es Lee... y un mes después, llegó Camila; ella y Lee se convirtieron en mis dos mejores amigos. Él fue quien primero salió del lugar pues era mayor. Camila y yo tardamos dos años y medio más para poder salir. Cuando salimos, lo primero que hicimos fue buscar a Lee, él nos dejó quedar en casa de su madre.

Doris hizo una pausa para que Vicky procesara lo que le había contado hasta el momento y después continuó.

— Camila y yo conseguimos empleo en una panadería, una semana después de haber salido del refugio y Lee nos ayudó a conseguir un lugar en el que Camila y yo pudiéramos vivir. Todo marchaba bien, pero a los tres meses de haber salido de aquel refugio, Camila conoció a un hombre. Él le pidió matrimonio cuando había pasado tan solo un mes de haberse conocido y la boda se realizaría un mes después, exactamente el día del disfraz ¡Odio ese día del año!

Doris se levantó y la tomó su mano izquierda para hacerla levantar.

— Para que entiendas, debes ver algo —expresó la joven.

La joven ojos de tormenta llevó a Vicky a su habitación y la hizo sentar sobre la cama.

Buscó la carta que Franco le había enviado a Camila y se la extendió. Vicky tomó la carta y la leyó en silencio.

Cuando terminó, miró a Doris.

— Esto es terrible, no puedo creer...



LE Rivoc

Editado: 15.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar