Te odio porque te amo

Capitulo 6.

"La vida no es sino una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir" 

Gabriel Garcia M. 

 

 

Matt me trajo hasta la habitación, no se porque, pero siento que puedo confiar en ese señor a pesar de que es un poco seco y serio. Que me haya defendido ante el comentario del hombre mientras veníamos, e informarles a todos que nosotras estamos bajo su protección, me tranquiliza. 

 

Él parece ser un buen hombre, responsable y respetuoso. Las chicas ya han despertado, y estamos sentadas al rededor de una mesa que hay en la habitación. 

 

-ya habla Juls. Nos tienes intrigadas- miro a Isa que esta nerviosa y me decido a hablar. 

 

-chicas, ellos quieren que nosotras trabajemos para ellos- 

 

-QUE?!- Akari pega el grito. 

 

-no trabajaremos para esos enfermos. Son unos idiotas..- 

 

-Calma Akari, deja que Juls nos cuente por lo menos en que quieren que trabajemos- Isa rueda los ojos e interrumpe la lista grande de insultos que dirá mi amiga. 

 

-ellos van a entrenarnos, nos enseñaran a pelear, defendernos y no se que otras cosas mas..- 

 

-qué?! A mi no me gusta ser violenta, no puedo golpear a alguien- se queja Isa. 

 

-tendremos que aprender chicas, no tenemos mas opción- Rita habla. 

 

-Isa les ayudara con los números, supongo que con cuentas y esas cosas. Akari supongo que a ti y a Rita las pondrán a hacer trabajos que tengan que ver con los entrenamientos, y a mi creo que me pondrán a interrogar a personas para sacarles información.. No se exactamente qué quieren que hagamos pero nos entrenarán como militares- juego con mis dedos apoyados sobre la mesita. 

 

-para qué quieren que entrenemos al estilo militar?- pregunta Rita después de unos minutos de silencio. 

 

-no lo sé. Al parecer todos aquí entrenan, son algún tipo de militares pero de los malos. Ellos, todos los hombres que nos rodean ahora mismo, son asesinos- 

 

-QUÉ?! Nos mataran..- Isa se levanta de la silla alterada. 

 

-Juls! Ellos nos mataran, en cualquier momento!- lagrimas empiezan a salir de sus ojos. Akari y Rita tambien están asustadas. 

 

-calma chicas. Esperen a que termine de hablar- 

 

-como quieres que nos calmemos?! Son asesinos- me grita Isa. 

 

-ellos nos protegerán del resto. El hombre que me trajo se llama Matt y me prometió que nos cuidaría. Estamos bajo la protección de los cinco mejores asesinos de todo el cuartel.. Se que esto no debería tranquilizarlas pero eso es lo que me han prometido- 

 

-crees que podamos confiar en uno de ellos?- 

 

-no lo se Rita.. Pero cuando refute eso el ojos café, que por cierto creo que se llama... Mmm- hago memoria y trato de recordar su nombre, su mirada fría aparece en mi mente y me estremezco. 

 

-se llama.. Allek. Si, Allek. Bueno él dijo que teníamos que confiar en ellos porque no teníamos otra alternativa-  

 

-ese tipo intimida demasiado - murmura Isa y vuelve a sentarse.

 

-solo puedo decirles que confió en Matt al parecer él es el único hombre mayor y normal de entre todos- 

 

-si tu confías en él entonces nosotras tambien- miro a Akari y sonrío. Las otras chicas asienten ante su comentario. 

 

-hay un hombre que es el único que puede sacarnos de esta habitación, a parte de los que nos secuestraron. Se llama Valentino, es alto, fornido, de tez blanca y ojos negros, Akari lo vio. Él nos vendrá a buscar cuando uno de los cabecillas nos necesiten- les describo a las chicas cada uno de los cabecillas y les doy sus nombres para que los reconozcan. 

 

-esto es una locura, estos hombres están buenísimos! Lástima que sean asesinos- 

 

-RITA!- la regaño. 

 

-pero Juls! Solo míralos, hay algunos feos pero hay otros que parecen modelos... Ven mira a estos- me hace levantar de la silla, me acerco a ella y me paro a su lado mirando por la ventana. 

 

-mira el de allá..- me señala donde están dos hombres hablando y mirando sus armas en las manos.

 

-cuál de los dos?- pregunto. 

 

-el calvo. Es sexy- ruedo los ojos. 

 

-ese calvo señorita, se llama Jack. Y es uno de los que nos trajeron aquí- su cara se desfigura, palmeo su hombro y me alejo. 

 

-que lástima que sea uno de ellos. Eso es una gran perdida para la humanidad!- se queja y viene a tirarse con pesadez en su cama. 

 

-necesito una lima y pintauñas! Mis uñas están horribles- se queja Isa. 

 

-oh vamos Isabel! Estamos encerradas aquí y mira tu en lo que piensas. Por favor- 

 

-no tiene nada de malo estar pendiente de mis uñas y mi cuidado personal!- Isa sube un poco el tono de su voz. 



EsmeraldaP

#1092 en Novela romántica
#370 en Otros
#42 en Acción

En el texto hay: amistad y amor, peligro y odio, pelea romance

Editado: 02.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar