Te odio porque te amo

Capitulo 31.

 

 

-sigo enferma, no puedo salir- ruedo los ojos. 

 

-Akari deja de mentir y levántate, Valentino esta por venir-

 

-es enserio Rita. Me siento mal.. Llamen al doctor Flavio- sigue tirada en su cama. 

 

-deja el drama Akari y muévete! Si vas a conquistar al doctorcito es mejor que muevas tu trasero y estés activa. Estoy segura que el sexy doctor no querrá una mujer floja y enferma- la regaño. 

 

-oh! Tienes razón Juls. Pensará que soy una débil y no puedo hacer nada!- dice con horror. 

 

Se pone de pie de un salto y enseguida corre al baño. 

 

-ella esta loca- murmura Rita.

 

-corrección, ella es la mas loca entre todas- nos señala Isa haciéndonos reír. 

 

Diez minutos pasan cuando Valentino viene por nosotras. 

 

Hoy estoy de un muy buen humor. El diablo por fin se ha ido y descansaré de él por unos días. Llegamos al gimnasio, cada quien se va con su entrenador. Hoy me toca entrenar con Jack y Rita. 

 

Jack es exigente pero comprensivo. Nos da dos minutos de descanso, algo es algo, el diablo ni siquiera me da un par de segundos para descansar. Jack es muy ágil con los golpes. Él no me intimida, es agradable entrenar con él. 

 

-sus piernas tienen mas fuerza de la que creen. Usenlas!- nos pide. 

 

Nos turnamos, primero Rita y luego yo peleamos con él. Nos defendemos, golpeamos, caemos, nos levantamos, y así pasamos parte de la mañana. El entrenamiento con Jack es fuerte, agota pero solo físicamente, no pasa con Allek. Con el diablo terminas agotada física y mentalmente. 

 

-chicas, vengan aquí- llama Keith. 

 

Vamos hasta el centro del gimnasio donde esta parado con Isabel. 

 

-hoy hemos preparado una serie de obstáculos en el patio. Tendrán que pasarlos. Lo harán durante toda la semana. La próxima semana cambiaremos los obstáculos y así sucesivamente. Cada semana son obstáculos diferentes. Así que vamos afuera- indica. 

 

Obedientes, salimos detrás de él. Caminamos por varios minutos, mas allá del gimnasio. Éste lugar si que es grande. 

 

Ante nosotros se muestra un enorme espacio verde realmente hermoso. El césped esta muy bien cuidado, los árboles al rededor son altísimos, y mas allá se ve el bosque. 

 

-muy bien, empezaran de este lado y terminaran allá- Keith señala el inicio, se trata de unas enormes llantas por las cuales tenemos que pasar saltando sobre ellas, y el final se trata de una mesa con armas sobre ellas y dianas al frente. 

 

-Ian y Jack les mostraran como lo harán- avisa Keith. 

 

Los mencionados se paran en la lina de inicio, cuando Keith grita "FUERA" ellos salen disparados. 

 

Los miramos pasar cada obstáculo con una destreza envidiable. No les lleva mucho tiempo hacerlo, pasan las llantas con agilidad, luego trepan por unas cuerdas para llegar a la cima de un muro no muy alto, luego pasan la cuerda hacia el otro lado y tienen que bajar sosteniendo se de ella. Corren unos metros, luego se tiran al suelo y se arrastran por debajo de un laberinto de cuerdas, se ponen de pie y corren hacia las mesas donde están las armas. Es impresionante la puntería de ellos, han dado justo en el centro. 

 

-Wao!- Akari esta impresionada. Todas lo estamos. 

Ian y Jack vienen hacia nosotros, están embarrados de barro. 

 

-Jack si que es sexy!- dice Rita tan bajito que Keith no logra escucharla solo nosotras porque estamos una al lado de la otra. 

 

-no usare un arma- se queja Isa. 

 

-disculpa muñeca de porcelana, dijiste algo?- la mira Keith con burla. 

 

-no, no dije nada..- enseguida repone mi amiga. 

 

-muy bien. Ahora ustedes- Keith se cruza de brazos y mira a Isa con una mueca divertida. 

 

-ya deja de burlarte de Isa- lo regaña Akari.

 

-quiero ver que tan rudas eres niña! Estoy seguro que serás la ultima, trabaja mas el físico y menos la lengua. La muñeca de porcelana no podrá ni pasar el primer obstáculo- sigue burlándose Keith. 

 

-pues mira como te dejamos con la boca cerrada!- Akari pasa a su lado y lo empuja con su hombro, causando que los tres hombres se rían de nosotras. 

 

Caminamos hasta pararnos en el inicio.

 

-chicas, podemos hacerlo. Vamos a callarles la boca a esos idiotas. Isa, con esa arma no le harás daño a nadie. Solo apunta al centro y disparas. Vamos a demostrarles que somos fuertes y no se pueden burlar de nosotras- alienta Akari. 

 

-claro que si. Podemos hacerlo- aseguro. 

 

-LISTAS?- grita Keith. Nos ponemos en posición. 

 

-FUERA!- grita y salimos disparas. 

 

Caigo varias veces saltando sobre las llantas, Rita tambien, en cambio Isa y Akari lo hacen excelente. Cuando nos toca trepar por las cuerdas, resbalamos varias veces pero lo logramos, bajar por la cuerda es mas fácil. Pasamos por el laberinto de cuerdas, es asqueroso arrastrarse por el barro, Rita se queja, pero lo hace. Salimos casi al mismo tiempo del laberinto y corremos hacia las armas. Rita dispara sin pensarlo dos veces, Akari y yo disparamos al mismo tiempo. 



EsmeraldaP

#1146 en Novela romántica
#379 en Otros
#46 en Acción

En el texto hay: amistad y amor, peligro y odio, pelea romance

Editado: 02.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar