Te odio porque te amo

Capitulo 99.

 

 

"Si quieres luz, yo seré tu sol a dónde sea que vayas.

Siempre brillaré para ti"

 

 

 

 

La radio suena cada tanto, son los líderes de cada grupo reportándose. 

 

Esta vez iremos a un muy lujoso edificio en una de las áreas mas prestigiosas de la ciudad. 

 

Son las diez de la mañana cuando Allek detiene el auto frente a un enorme edificio de espejos. Toma el radio, da instrucciones y luego lo guarda dentro de su saco. Hoy esta muy sexy vestido de traje. 

Me mira, y le sonrío. 

 

-todo saldrá bien. Sera una misión exitosa- murmuro apretando su mano con cariño. 

 

-eso espero- se acerca a mi, besa mis labios y luego baja del auto para dar la vuelta y ayudarme a bajar. 

 

Entramos al edificio pisando fuerte, decididos, y con la frente en alto. Somos una pareja de novios próximos a casarse que tienen una cita con un diseñador que tiene su atelier en este edificio. 

 

El detector de metales que esta en la entrada no suena cuando lo pasamos a pesar que llevamos nuestras armas, eso es gracias al trabajo de los chicos que están cerca al edificio hackeando los controles de seguridad.

 

En esta misión somos muchos grupos, el trabajo es grande y se necesita de muchos para lograr nuestro objetivo. 

 

-buenos días, vamos al piso diez para una cita con el diseñador- habla Allek cuando nos acercamos a la chica detrás del recibidor. 

 

-bien puedan. El ascensor del lado derecho son números pares, izquierdo impar- nos da una sonrisa falsa y nos encaminamos a los ascensores. 

 

Vemos a otro de nuestro grupo entrar vestidos con uniforme de especialistas en fumigación de plagas. Ellos suben por las escaleras. 

 

Todos tenemos que encontrarnos en el piso 14 y 15 del edificio, el punto es, que no se puede llegar en ascensor porque no tienen entrada. Esos son los pisos donde la organización secreta del estado guarda archivos. 

Prácticamente son pisos invisibles. Así que cuando llegamos al piso diez, tomamos muy disimuladamente las escaleras y empezamos a subir. 

 

Nos encontramos con otros de nuestro grupo que se han hecho pasar por jóvenes recién graduados citados a una entrevista de trabajo.

 

Nadie habla, todo es en completo silencio. Parecemos hormigas haciendo su trabajo sin salirse de la fila. Sabemos que las cámaras están hackeadas por nuestro equipo, así que podemos movernos libremente pero sin hacer ruido alguno. 

 

Cuando llegamos al piso 14 nos detenemos, una puerta que aparenta ser de madera nos impide el paso. 

 

-Ralph y Valentino, donde están?- pregunta Allek por la radio.

 

-bajando las escaleras jefe- responde Valentino. 

 

-apresúrense- ordena. 

 

Cada vez el grupo en las escaleras se va haciendo mas grande, por fin llegan Ralph y Valentino. 

 

Todos les abren paso y se acercan hasta la puerta. Se sientan en uno de los escalones y empiezan a teclear en sus computadores. 

 

Esperamos pacientes a que hagan su trabajo. Todos estamos a la expectativa, pendientes que nadie sospeche de nosotros, ni se den cuenta de nuestra presencia en las escaleras. 

La puerta emite un chasquido y Ralph habla. 

 

-esta abierta jefe- 

 

-muy bien. Todos usen sus guantes. Equipo 3 y 4 aquí. Equipo 6 y 7 suban con Ralph y Valentino al siguiente piso- ordena. 

 

*-equipo 1, 2 y 5. Nos autorizan la entrada a 3 y 4?-* habla por la radio. 

 

*-todo despejado-* responden. 

 

-bien, recuerden usar sus guantes. No hay palabras a menos que sea necesario. Vamos-

 

Allek es el primero en entrar y yo le sigo. Todos llevamos guantes de cuero, es para no dejar rastros de nuestras huellas. La puerta, que aparentemente es normal, en realidad es de hierro, y ancha por todas las cerraduras metálicas que funcionan con tecnología avanzada. Eso es lo bueno de que todo últimamente sea con tecnología, todo se hackea. 

 

Allek hace señas para que cada grupo vaya por un lado. La habitación es cuadrada pero esta llena de estanterías repletas de cajas con carpetas dentro. Parece una biblioteca enorme pero sin libros sino con carpetas. 

 

En parejas todos van desapareciendo por los pasillos para empezar la búsqueda. 

Allek me toma de la mano y me lleva con él. Empezamos a rebuscar entre las cajas. Solo tenemos 130 minutos para buscar la carpeta, es el tiempo máximo para que no sospechen de nosotros, se supone que unos estamos con un diseñador, otros en entrevista de trabajo y eso no puede tomar mas de dos horas. 

 

El radio suena y avisan que el grupo 5 y 6 han entrado al piso 15. 

Mi corazón no ha dejado de latir desenfrenado desde que entramos, siento que alguien puede venir en cualquier momento o que alguna falla tecnológica nos arruine la misión. 



EsmeraldaP

#1017 en Novela romántica
#340 en Otros
#40 en Acción

En el texto hay: amistad y amor, peligro y odio, pelea romance

Editado: 02.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar