Te ProhÍbo Amarme Lobo

UN ENCUENTRO NO ESPERADO

                

 Después de salir del cuarto de sus padres, Isis se dirige al despacho. Se siente feliz, sonríe sin darse cuenta. Al acercarse, escucha varias voces en el de despacho. Dos son de mujeres, cosa que no le agrada. Toca la puerta. Escucha una invitación.

_ Adelante.

 Se introduce, y se queda mirando a dos hermosas chicas, paradas delante del despacho de Jacking, enseguida se da cuenta, que una de ellas, se come a Jacking con los ojos, y está vestida muy provocativamente. La mira, detallándola. Escucha en su cabeza a su conciencia.

¿Porqué te molestas Isis, si es a Jacking, a quien están mirando, no a tu Alfa?

¡Mi Alfa me acaba de decir, que el cuerpo de Jacking, es de él también!

¿Estás celosa Isis?

¿Por qué había de estarlo, Jacking puede hacer lo que quiera?

¿Tú estás segura? Por que me parece, que esa loba se lo quiere comer, merendar y todo lo demás, y no la culpo, está muy bueno tú humano.

¡Cállate!¡No quiero escucharte!

_ Buenos días. – saluda, al ver que todos la miran.

_ Buenos días, un momento Isis, enseguida estoy contigo.

¿Cómo me llamó? ¿Isis?

Sip. Es Jacking, no tu Alfa. Mira a Mat, en el sofá durmiendo.

_ No te preocupes Jacking, me sentaré a esperar que termines. – se sienta en el sillón, al frente de donde Mat duerme. Lo mira. Ve, que tiene gachas sus orejas, como si estuviera triste. Si Ast no estuviera durmiendo, la dejaría hablar con él.

Pobre Mat, se ve que está triste.

¡No te engañes conciencia, es un manipulador!

Si, pero siempre venia cuando lo necesitabas.

¿Qué te pasa, ahora lo defiendes?

Le llama la atención, ver que Jacking se levanta, da la vuelta al buró, y se acerca extendiendo la mano, para despedirse de las chicas. Puede ver claramente, como la que se lo come con la mirada, tira de él y le da un beso en la mejilla, muy cerca de la comisura de los labios, luego, se van sonriendo. Jacking, la mira nervioso.

_ Isis, ahora me uno para que estés con el Alfa Supremo, disculpa. Te había prometido, estar siempre unidos delante de ti, pero tuve que dejar salir a Mat, porque no se siente bien. Y llegaron esas chicas, a solicitar un permiso. Mat acércate.

_ ¿Qué tiene Mat? Ast se va poner muy triste, si se entera que está enfermo.

_ No es nada, como no puede salir a correr, se siente mal. Los lobos, necesitan correr, si no enferman, Isis.

No le gusta, como el la llama repetidamente por su nombre, quiere que le diga mi luna, como su Alfa Supremo. Pero se queda callada.

_ ¿Para qué querían permiso, esas chicas? Son muy hermosas.

_ ¡Quieren hacer una pequeña fiesta, ahora que estamos lejos de la guerra! ¡Si, son muy hermosas! ¡En nuestra manada, hay lobas muy hermosas!

 Se queda callada, mirando como Jacking y Mat, se unen delante de sus ojos. Pero se siente molesta. Jacking, en ningún momento la miró, ni la elogió. Sin embargo, ¡encuentra a esas lobas bonitas!

¿Estás celosa de tu humano, Isis?

¿Porqué había de estarlo, yo tengo a mi Alfa Supremo?

¿Entonces, quiere decir, que dejarás al humano libre de aparearse con otras lobas?

¿Qué? ¡él es mío, sólo mío!¡Jamás le permitiré, que ande con otras lobas!

_ ¡Mi luna, mi luna! ¿Qué tienes? ¿Porqué no me respondes?

_ Disculpa mi Alfa, estaba pensando en algo.

_ Bueno, ¿vamos? Mi hermana y sus amigas, están en el estudio de pintura de ella. Te están esperando. Yo te acompañaré, luego, te dejaré sola con ellas. ¿Estás de acuerdo?

_ Si, no hay problemas mi Alfa. ¿Qué vas hacer tú, mientras yo esté con ella?

_ Quizás, deje que Jacking, vaya ayudar a esas chicas, en la preparación de la fiesta.

_ ¡No, no quiero que Jacking ande solo con ellas! – grita molesta.

_ ¿Porqué mi luna?

_ Pues, pues, ¡por que tú me dijiste, que el cuerpo de él, es también tú cuerpo! ¡No quiero, que nadie lo mire y lo toque!

_ ¿Estás celosa mi luna?

_ ¡No, solo no quiero que nadie te toque!

_ Nadie lo hará mi luna. Te esperaré, en el despacho entonces.

_ Mejor, conviértete en lobo, y ve a correr con Mat. No quiero, que Ast se moleste conmigo si se enferma.

_ Está bien mi luna, haré eso. Iré a marcar el perímetro. Mira, es aquí. No estés nerviosa, son muy buenas chicas.

Tocan a la puerta y escuchan a Meryt, que les manda a pasar. Jacking entra primero. Isis, está detrás de él.

_ Buenos días chicas.

_ Buenos días mi Alfa. -  responden todas.



Bris

#238 en Fantasía
#186 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros, brujos, lobos

Editado: 26.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar