Tenebrae (segunda Parte)

Capítulo 3. Romperlo

N/A: Usualmente con revisión se me pasan veinte mil horrores ortográficos, ahora no me imagino como va a estará. Estoy sin laptop en este momento, pero apenas le ponga las garran encima a una computadora y reviso qué tan mal esta esté capítulo. Según yo esta decente. n.n/

____________________________________________________________________________________________

 

Capítulo 3. Romperlo

 

 

 

 

 

La persona que esa mañana había tocado a la puerta y que se encontraba parada en el recibidor era nada más y nada menos que la Mayor Daana Alake, una mujer que contaba con la misma presencia que el General Metzonalli y el Coronel de Alfa, Maximiliano Méndez. Sólo la había visto una vez pero eran muchas las historias que Tet había escuchado de ella; conocida por ser sumamente estricta con los Académicos y Reclutas que aspiraban a formar parte de la Sección Omega. Incluso esa mujer era una de las responsables de que permanecer en la Academia de la Zona Alfa-Delta-Omega fuera un reto de entre todas las Academias Militares en Mizu. Además de ser una de los Jefes de la Sección Omega, por lo que aquello la hacía una de las personas más ocupadas de dicha Sección, así que Tet no se explicaba por qué ella en persona habría ido a buscar a Aura.

Solamente había posado los ojos un segundo en la Capitana, para después volver a fijarlos en Tet, quien sentía que esa dura y casi furibunda mirada lo atravesaba, causándole escalofríos en la espalda y que las tripas se le revolvieran brutalmente. Lo peor del caso es que no tenía ni la más remota idea de porqué la Mayor lo veía de ese modo.

— ¿Esa es la manera de saludar a su superior, Capitana Tezatl? ―se dirigió a Aura pero sin quitar los ojos del menor.

— No, señor…

— Entonces, cuádrese.

De inmediato Aura adopto la postura rígida del saludo militar, dando aquel característico y sonoro pisotón ―que aún en el piso alfombrado sonó fuertemente―, y llevando su mano derecha hasta su frente, con la vista fija en algún punto invisible en la pared del frente.

— ¡Señor!

— Descanse, soldado.

Cualquiera que diera un vistazo al interior de la casa pensaría que esa no era más que una típica escena entre superior y subordinada, sin nada particularmente destacable, pero sólo haría falta que la misma valiente persona se quedara un minuto en el lugar para que fuera capaz de percibir el peso y densidad de la tensión entre ambas mujeres. Mismo peso que se intensifico en los hombros de Tet al recordar como el mismo Xelha, Teniente Coronel de Omega y superior inmediato de la Mayor, prefería evitar cualquier tipo de confrontación con ella.

  1. cabía duda que entre Tet y Aura, el menor estaba más intimidado por la recién llegada, y por eso mismo sintió un dejo de respeto en su interior cuando la Capitana habló expresando la pregunta que él también se hacía.

— Señor, disculpe mi atrevimiento, pero; ¿qué está haciendo aquí?… Señor.

Con ese último «señor» Aura sonó completamente amedrentada cuando la Mayor le volvió el centro de su atención. Y Tet cayó en cuenta que no había visto a la mujer parpadear desde que entrara en la casa, ni una vez.

— He tenido que tomarme la molestia de venir hasta aquí ―empezó a hablar la Mayor con ambas manos en su espalda―, porque quiero saber a qué demonios se debe que el Cuartel General de Omega sea ¡un maldito desastre!

Terminó aumentando la fuerza de su voz con cada palabra, hasta que finalmente Tet dio un paso atrás. La Mayor se acercó de dos largos y estridentes pasos hasta Aura y el chico de verdad creyó que colisionarían por la fuerza con que se movía. Ella se detuvo a unos centímetros, por lo que Tet ahora debió agregar una profunda admiración al temple de la Capitana. Él estaba lejos y no podía dejar de sentirse intimidado por la mujer de piel oscura que le sacaba varios centímetros de estatura a Aura.

— Señor, como le informamos hace unas semanas, el Coronel en este momento está…

— ¿Es eso? ―la interrumpió duramente, entornando la vista como si le costara identificar algo en la cara delante de ella―. ¿Esa es su escusa? ¿Con eso piensa justificar el patético estado en que se encuentra mi Sección?

— Mayor, yo…

— El Teniente Coronel dirigiendo el regimiento 25-1 en Gamma, la recién reincorporada Subteniente del Departamento de Inteligencia junto a la que hasta hoy pensaba que era de los pocos elementos dignos en esta Sección, la Capitana Primera Tezatl, amabas haciéndose cargo de la evaluación y procesamiento de las tropas en Sigma, por no mencionar que es la Capitana Segundo Zoe quien mantiene el contacto con las Secciones del Noroeste ―enumeró sin disminuir ni un poco la rudeza ni el volumen de su voz―. ¿Eso me informaron, Capitana Tezatl?



LasTierras

#10689 en Joven Adulto
#13632 en Fantasía

Editado: 14.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar