Tentación

๑∆CAPÍTULO 5∆๑

JANUS:

—Entonces eres un escritor mediocre —concluye Sun Hee bebiendo un poco de cerveza

—Buena forma de subir mi ánimo —le digo sentándome al lado de Violeta a quien también he invitado a esta reunión de bienvenida— pero si lo soy. Soy un escritor mediocre.

La castaña pone su mano detrás de mi espalda en forma de reconfortarme. Jackson le una mirada suplicante y se pone más cerca de Violeta.

—Yo también soy un mediocre reportero. Dame amor.

—Así no es esto, Jackson. Yo creo que el pastelito aún tiene mucho por brillar, si amas lo que haces eres bueno haciéndolo —asegura Amber dándome una sonrisa amplia

—Dame amor —pide Jackson quien ahora se pone al lado de Amber

—No soy segunda opción

—Eso debe doler. Por cierto yo si leí tú libro —confiesa Karl quien sorprende a todos con su confesión— ¡Qué! El hecho de que hable de farándula no significa que sea un inculto

—Nadie ha dicho eso —dice Olivia a su lado

—Pero lo insinúan con sus caras, me siento muy mal al respecto

—¡Genial! Hasta a Karl le dan amor y a Jackson nadie

—Es muy raro que hables de ti en tercera persona Jackson —digo y volteo a ver a Karl— ¿Qué te pareció el libro?

—Pues para ser sincero lo escogí por la portada, no suelo leer mucha fantasía soy de los que prefieren el romance o lo erótico pero me gusto tu libro, la trama y la reflexión sobre la sociedad fueron espectaculares, sé que todo está maquillado por fantasía pero lo recomiendo aunque no me gusto que el protagonista se quedara solo

—¡Spoiler! —grita Amber alertada— y yo que iba a leer el libro

—Tengo más que un libro, pastelito. Escribo fantasía aunque mi último libro va a ser erótico —confieso, la inspiración ha llegado y por ello me he puesto manos a la obra

—Eso me gusta —ronronea Sun Hee—, es como imaginar porno en tu cabeza y lo mejor es que tú decides a quien poner de protagonistas

—¡Iug! Sun eso es un poco… —Olivia se queda callada porque no sabe cómo tildar a Sun Hee

—A mí me gusta, si no te importa me gustaría leer el libro o el manuscrito primero —informa Karl emocionado—, el erotismo es mí genero favorito, me excita mucho

Todos quedamos viendo al castaño quien se avergüenza de haber confesado sus gustos literarios pero vamos, a quien no se le ha parado cuando lees una escena súper explicita de sexo.

—Chicos yo me tengo que ir, mi esposo tiene una reunión con sus amigos y tengo que cuidar a mi hijo —informa la rubia parándose con teléfono en mano

—Tú también tienes una reunión con tus amigos, florecita. Tu esposo tiene que entender

—Sí lo se Amber pero esta reunión fue sin previo aviso y la de él ya tiene una semana

—Yo puedo llevarte —se ofrece Karl— igual es tarde mañana tenemos que trabajar, ya saben

—La puntualidad los hace mejores trabajadores —dicen todos al mismo tiempo como si estuvieran en una marcha militar

Violeta y yo nos reímos por escucharlos decir eso. Olivia y Karl son los primeros en irse seguidos por Sun Hee, Jackson y Amber, ya que todos tenemos que trabajar, después de las despedidas toca la parte fea que es limpiar todo, Vi se ofreció a ayudarme con todo, creo que ella es un ángel que mandaron para ayudarme en quehaceres de la casa.

—¿Por qué no me dijiste que eras escritor? —cuestiona la chica de ojos pardos

—Porque no lo creí relevante —respondo juntando la escoba y el recogedor para ponerlos en su lugar—, es muy importante sabes

—¡Qué no lo es! Tienes 2 sagas y 5 libros, acaso vez que no es importante. ¿Me darías tu autógrafo?

—Créeme cuando te digo que tengo amigos que tienen más libros y respecto a mi firma, a ti no te gusta leer y ni siquiera sabias quien era yo hace una hora

—Buen punto pero leeré la saga, no todos los días tienes un vecino escritor

—Gracias —digo sentándome en uno de los sillones—, aunque no lo creas que digas que quieres leer el libro me da la esperanza de que tal vez no sea el escritor mediocre sin editorial

—No eres mediocre, Janus. Nosotros no siempre vamos a triunfar, no siempre se está en la cima pero tienes a tus lectores que sé que deben abundar

—Eres buena amiga, ni se cómo puedes soportarme

Ella evita mi mirada y juega con sus dedos, esa no es una buena respuesta de gestos corporales, tomo su mano.

—Me siento muy sola, por eso siempre trato de hacerme amiga de los vecinos para así poder tener a alguien —admite con los ojos cristalizados—, sueno patética cierto

—No, tienes razón aunque no lo creas extraño a mi mamá y mis hermanos en mi casa no los soporto pero ahora que estoy lejos los extraño es como una relación de amor odio

Ella ríe y yo la abrazo.

«No era una persona que decía lo que sentía, era de esas personas que te muestran las cosas con acciones, su pasión y entrega fueron lo que me hizo caer en ella»



Artist.31

Editado: 15.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar