Tentación

๑∆CAPÍTULO 21∆๑

JANUS:

—Sigue mi plan —susurra NY pizcándome la espalda—. Sí, hasta luego jefa.

Veo como Brooklyn se va hasta llegar a su oficina y cerrarla. Me volteo a ver los celestes ojos de NY llenos de burla.

—¿Por qué hiciste eso?

—Porque te vi flaqueando. Ella te engaño y tu casi la perdonas —rodé los ojos—, ni siquiera trates de negarlo. Sus ojitos de borreguitos enamorados se notaba desde el ascensor. Eres débil escritor, muy sentimental.

—No lo soy —me cruzo de brazos cerrando los ojos

—Si lo eres. Te gusta escribir, los sentimientos afloran en ello; la pasión domina en tu cuerpo Janus, admítelo, eres un facilote con la jefa.

—Si claro, yo soy el que te robo un beso y dijo pastelito con una voz chillona —la miro por el rabillo de mi ojo con una sonrisa

—Mis besos son deliciosos, okay, pero ni te me anticipes mucho puto amo sexual. No eres mi tipo —acota viéndome de pies a cabeza—, soy lesbiana así que ni pienses en pedirme ser tu novia o esposa que no voy a aceptar.

Levanto mi mano al pecho con dramatismo y ella me da un golpe.

—Si nos vamos a casar no puedes golpearme

—Vez que eres sensible escritor, hasta con el más mínimo golpe ya estás quejándote —me acerco y la abrazo fuertemente—. Parece que no oíste lo que te dije.

—Seriamos una graciosa pareja de esposos que se molestan—murmuro riendo—. Gracias por no dejar que cayera en la tentación.

—Para que están los amigos; siempre jodiendo y recordando los estúpidos errores del pasado. Te voy a extrañar, eres el menos rarito de todos Hawk.

El primero de febrero ya estaba en casa. Había extrañado tanto estar por Vancouver, era tan extraño que después de meses viera a mamá, Ander y Dian; incluso la casa me parecía rara al parecer en mi ausencia le hicieron algunas remodelaciones.

—Mi bebé, llego —Lorie se acerca a apretar mis cachetes— te extrañe tan tanto mi niño hermoso

—Mamá estuve aquí en fiestas

—Pero no es como tener a mi terroncito conmigo. Fuiste el único que me dejo una cicatriz para toda la vida —mamá tubo una cesárea—. Mi gordito era muy grande.

—Ya mamá, el pobre recién llega y tú con tus comentarios extraños acerca de tus partos —mi hermano me da un abrazo y susurra—: Ni te imaginas la gran cena que mamá a preparado.

—Me lo imagino. ¿Dónde está Dian? —pregunto buscando al rubio— ¿Con la vecina, cierto?

—Se parece tanto a nosotros

Desempacar lo poco que había llevado no me tomo mucho. Mamá y mis hermanos se sorprendieron cuando prepare el puré de papas, había subido algo mi sazón culinaria, aunque a veces no me salía perfecto, al menos era comestible. La gran cena que hizo mamá invitando a mis tíos más cercanos y algunos amigos y vecinos; conocí a Felicity nuestra vecina y novia de Dian con quien dieron un susto de alma a la familia de ambos.

—Janus —saludo mi amigo con un apretón de manos— hermano, a los años, creí que te quedarías en estados unidos.

—No. Me gusta más Canadá, Matt —bebo un poco de vino—, pero cuéntame de tu vida. Supe que tu academia deportiva es un gran éxito.

Las conversaciones no faltaron. Mi madre presumiendo que su pequeño está de vuelta en casa le alegraba el alma; lo que fue una verdadera sorpresa es saber que mi hermano Ander ya tenía una novia estable y como fue de esperar mi madre no quería que su hijo de en medio se quede soltero, le preguntaba a todas las chicas si sabían tejer.

El primer mes me costó acoplarme un poco al método de trabajo que empleaban en Wanderlust, ahora nos entregaban los temas sean de lo que sean, las secciones se habían extinto. Lo bueno era que tenía más tiempo para escribir y estaba en conversaciones con una editorial a la que le gusto mi manuscrito.

«El tiempo corre al compás del reloj y el sentimiento aún sigue latiendo en el corazón»

—Aló —respondo sobando mis ojos

—¿Cómo estás? —pregunta Jackson por el teléfono— ¿Aun duermes? Levántate y muéstrame tu casa

—Son las 7 de la mañana, patrón. Ayer me quede —un gran bostezo se apodera de mí— hasta tarde escribiendo y estoy cansado.

—No seas aburrido y muéstrame tu casa, los demás estamos aquí. Espera pon video llamada así podremos verte —hago lo que me pide— ¡Hola! Te vez… saludable

Jackson, NY, Olivia, Karl y Amber estaban en la pantalla del teléfono. Todos empezaron a contarme los cambios de la empresa y que nuevamente son la número uno en todo Nueva York.

—Ahora no tenemos vida social, estamos full trabajo —señala la pelinegra—, dime que te gustan mis tips de belleza

Asiento riéndome y Drama King abraza a su enamorada.

—La jefa está más insoportable de lo normal, ahora su exigencia puede llegar hasta la galaxia. Moriremos explotados —informa Karl recibiendo un golpe de Olivia—, quisiera tener vacaciones como Janus



Artist.31

Editado: 15.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar