The Area

Escapando

1 de enero del año 0 (calendario del G.U.H)

Desperté en una celda, estaba frio y me sentía desorientada, por lo visto, era de noche, podía observar la luz de la luna desde una ventana, no estoy segura de que eso sea lo mejor para una celda, podríamos escaparnos por ahí, me levante.

-¡Jessi!, ¿estás bien?-

Era Isa, en sus piernas traía una laptop con el brillo muy bajo, supongo para tratar de pasar desapercibido.

- ¿qué demonios pasos? -

-nos descubrieron, a ti te atraparon primero, y luego a los demás, supongo que se les paso la mano contigo dado que tardaste más en despertar-

- ¿no han venido a preguntar por nada? -

-no, aun no.-

-porque no te quitaron la mochila-

-no lo sé, pero puedo observar que la transmisión continua, estuvimos por lo menos tres horas dormidos, eso nos da un total de 6 o 7 horas de transmisión en vivo, y nuestra audiencia ha aumentado, tenemos cerca de 100 mil espectadores, es asombroso-

- ¿dónde están John y Abi? - tras hacer esta pregunta Isaac cambio a la cámara de ellos, tuvieron una conversación extraña con Uriel, no sonaba para nada como aquel amigo con el que converse durante años, sonaba diferente, durante mucho tiempo, me mostro una cara que no era el.

John y abi lograron salir, algo curioso, fue la gravedad, era diferente, cuando salieron, John nos indicó la salida por unos ductos de ventilación, la salida de Isa se complicó un poco por todo el equipo que traía, tuvo que retirarse la mochila para pasarla de manera independiente.

Una vez fuera, Isa puso al tanto a John de la transmisión, me sentía mal, no quería saber nada de la transmisión, solo quería volver al hotel, pasar tiempo con John, me sentía furiosa, triste, estresada, habíamos tocado fondo y no habíamos conseguido nada extraño, entramos, no, mejor dicho, invadimos una base militar, eso fue lo que hicimos, todo por el capricho de John, y yo, yo lo seguí ciegamente solo porque…

- bueno ya basta con la transmisión – grito Abi, interrumpiendo mis pensamientos – no lo entienden, esto es altamente peligroso ¿qué vamos a hacer? – su voz se quebró al final, pese a que no la veía, aun asi podría jurar que se puso a llorar, escucharla decir lo que yo sentía, me hizo entrar en razón, yo también tenía ganas de llorar, pero no era momento para eso, estamos en medio de una situación complicada, literalmente en el centro, y ponerse a llorar en este punto es una pérdida de tiempo, aun mas es peligroso, si te está persiguiendo un depredador lo más lógico no es quedarte en medio y llorar porque te está siguiendo, no, lo más lógico es correr, y correr para sobrevivir, no sé qué diablos estoy pensando, debemos salir de aquí, ahora mismo.

-no seas llorona, no es tiempo para esto- le dije a Abi. -aún podemos salir de aquí, enciende la lámpara y vamos a…- las luces se encendieron y entraron soldados disparando, eran balas reales. 

Logramos escondernos en las dos cajas metálicas, creo que anteriormente John y Abi tropezaron en ellas, pero, ya con la luz encendida pudimos ver que no eran cajas, si no mesas, nos separamos en dos grupos, Isaac y yo por un lado, y John junto con Abi en el otro, podía ver que se tomaba firmemente del brazo de John, no era justo, yo también sentía miedo, podía sentir que mi cuerpo completo temblaba, nuevamente pienso en esto y no es correcto, debo permanecer firme ante esta situación, mire a John, parece que intentaba hablar pero no podía oírlo por las balas, de repente, estas dejaron de sonar.

-corran a la ventilación que esta atrás de mi- dijo Uriel.

No había tiempo que perder, salte sobre la mesa, quizá por la adrenalina, o quizá por la baja gravedad, pero di un solo salto y con tanta energía y corrí con una velocidad tal, que debí llegar a la ventilación en un par de segundos, aunque, sentí que fueron una eternidad, Entre al ducto, eran paredes metálicas y aire frio corría a toda velocidad por este medio, apenas di la primera curva me detuve a esperar a los demás, el primero en llegar fue Isaac, después llego Abi, paso un poco de tiempo antes de que llegara John, todos estábamos respirando agitadamente, era más bien miedo y estrés, pues lo que habíamos hecho no fue una actividad física significativa.

Al poco tiempo, John entro con una velocidad sorprendente de desesperación.

- ¿Dónde está Uriel? - le pregunte.

-John, ¿estás bien? - dijo abi, todos estábamos a gatas debido al poco espacio que había, pero ella se esforzó por ponerse de rodillas y poner su mano en el hombro de John, John la mira, y el ducto se rompió.

Yo estaba en un extremo junto con Isa, debido a la caída, salí del ducto, Isa se apresuró a salir, igual que los demás, solo podía observar el cielo, donde precisamente estaba la tierra.

-no seas mam…- expreso Isa, una sensación de temor y vértigo me invadió, no quería levantarme, quería cerrar los ojos, pero al intentarlo más pánico me invadió, sentía que saldría en dirección al vacio, a la nada, John cayó al suelo, Abi se tiró de rodillas mirando el suelo, yo permanecí observando el planeta, era una vista hermosa, pero perturbadora.



J.Manuel.H.D.

Editado: 02.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar