Todo o Nada

Cap 1

Era hora de levantarme y seguir adelante con mis heridas. Segun las personas “el tiempo lo cura todo“, pero para mi el tiempo es como la anestesia solo calma el dolor.

trato de abrir mis ojos dirigiéndolos haci mi ventana del avión contemplando la hermosa vista, si estoy en un avión, escapando de mi pasado, gracioso no. Esto lo llaman un nuevo comienzo, aunque no estoy de acuerdo, lo único que se nada volvera hacer igual, ni yo. 

cierro un momento mis ojos, haciendo que me quede dormida. Todo se mira oscuro, escucho gritos, mi vista borrosa. Siento mis manos húmeda, dirigiendo mi mirada con temor haci ellas era... pegó un salto, alguna vez, cuando están dormidos sienten esa sensación como si sus cuerpos caen haciendonos pegar un brinco en la cama, justo eso me pasa cada vez que duermo. Ese sueño hace que me despierte de un brinco, abriendo mis ojos.

me sorprendí al ver que alguien toma mis manos, centro mi mirada al lado de mi asiento donde esta la persona que alegra mis días y amo con todo mi corazón. La única felicidad que me queda haciéndome sentir a salvo.

— Tranquila muñeca — con una dulce voz, posando mi cabeza en su pecho, acariciando mi largo y enredado cabello

- siempre estaré aquí contigo — susurra, tomando mi cara entre sus manos, depositando un beso  con dulzura sobre mi frente, haciendo que me lanze sobre el dandole un cariñoso y fuerte abrazo como a mi me gustan,

— Tienes algo de beber — le digo a Michael, evadiendo sus palabras para no ponernos sentimental  — muñeco — le digo con una carita de cachorrito al no escuchar su respuesta

— Muñeca — imitando mi cara de cachorrito — que haré contigo — dice poniendo su mano sobre su hermoso cabello cafe como la miel, sonriéndome inocentemente

— Seder y darme algo de beber — le digo con una sonrisa tierna, haciendo que los dos nos soltemos a reír a carcajadas

despues de un largo viaje y vaya que fue largo nos dirigimos a un hotel no tan lejos donde pasaremos unas semanas o más hasta conseguir una casa para nosotros. Al ver ese gran hotel con un hermoso color crema con detalles blancos por los bordes de las paredes haciéndolo ver elegante y sutil, tiene grandes ventanas que brillan de tan limpias que están, me quedo con la boca abierta es hermoso y por lo tanto caro.

— Te gusta - me dice Michael abriéndome la gran puerta del hotel que es de cristal con bordes de madera fina, no le contesto de lo sorprendida que estoy - tu expresión me lo dice todo - dice el viendo me fijamente soltando una risita tierna 

— Wow —  suspiró como una niña pequeña

nos dirigimos a la recepción, me doy cuenta que de lo emocionada que estaba olvide mi pequeña maleta a fuera del gran hotel, Michael camina delante de mi, le toco el hombro para llamar su atención - dejé mi maleta afuera, ya vengo - salgo corriendo hacia la afuera por las grandes puertas del hotel

— Espera Mia — grita Michael corriendo de tras de mi, ups uso mi nombre esta molesto, pobre esta cansado como si hubiera corrido un maratón — como es que corres tan rápido —  tratando de recuperar el aliento, pero el tiene razón soy muy rapida corriendo es lo único que se hacer bien

el me espera sosteniendo la hermosa puerta de cristal, me doy vuelta para tomar mi maleta cuando escucho 

— CUIDADO — grita Michael lo miro y me señala a mi costado mientras corre hacia mi con el ceño aterrorizado

volteo a mi lado mirando venir una motocicleta a toda velocidad,  siento unas manos fuertes que me toman por la cadera cayendo sobre su regazo tomando el impacto del golpe de la caída, al levantar un poco mi mirada me encuentro con unos hermosos ojos grisiados y brillantes como la luna. 

 

 



Bizcochita

Editado: 21.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar