Todo o Nada

Cap 8

El otra vez, de todas las personas tenia que ser el, su mirada me empieza a incomodar, tranquila mujer eso un chico, decido seguir mi camino pero este toma mi muñeca para detenerme 

 

— No vas a pedir perdón— refiriendose a mi distracción de antes 

— Por que debería — le reto con la mirada 

— huh — bufa sonoricamente, pasando sus dedos por si lindo cabello, que estoy diciéndo, sin quitarme de su agarre este se rie sin ganas — tu fuiste la que me golpeaste 

— uhh no te golpee, solo fue un empujó — le recalco rodeando los ojos 

— Igual te tienes que disculpar — copia mi tono — no te enseñaron modales tus padres — bufa burlándose 

 

quien se cree, la ultima coca cola del desierto o que, no puedo seguir escuchando mas sus tonterías, asi que le di un golpesito en su pie, lose esta mal pero es insoportable y no tengo ganas de estar discutiendo, solo quiero llegar a casa y comer, a provecho que solto de su agarré para apretar su pie como si eso calmara el dolor, bueno hasta yo lo hago, salgo corriendo, y al salir del edificio me acuerdo que me vine caminando, ahh y ahora, no quiero caminar

 

— A donde crees que vas — me giro 

miro a Tobias con su cabello de sordenado y con su camiseta suave mover se con el viento, no lo suficiente para admirar lo que hay allí debajo, este pone sus manos en sus rodillas para agarrar aire, para luego levantar su camisa y limpiar su rostro del poco sudor que tenia en su frente, revelando su six pack, tonificándose por el cansancio 

— No estas cansada — me pregunta sacándome de mi trauma trantando de ver sus abdominales 

— Si — le respondo, ni si quiera se lo que me pregunto

— Por eso te muerdes el labio — señalando mis labios, yo yo y siempre yo con mis alucinaciones, suelto mi labio 

— Hm Que — este solo se ríe — que? — le pregunto cuando se me queda viendo, con una mirada indescifrable, para luego cambiar al chico serio 

— Nada — solo eso dice, solo le doy un gesto de afirmación 

luego me propongo hacer mi plan de ir a casa 

— Donde vas ? — me pregunta este mientras camina a mi lado al ver que no me detengo 

— A caminar no lo ves — le digo con sarcasmo 

— A donde — especifica con firmeza 

— Y a ti que mas te da — le contesto calmada, este se queda callado sera que lo ofendi me pase de la ralla 

— No me importa — susurra caminando en dirección contraria, quien lo entiende 

 

sigo caminado hasta llegar a casa, hoy de verdad no quería caminar, llego y veo a Michael asomarse, a ver quien es, me mira sorprendido

 

— Que haces aqui? — pregunta arqueando su ceja 

— Aqui vivo — lo moslesto con arrugando mi cara 

— Enserio — dice imitando mi expresión — por que no esta en clases — pregunta retomando su postura 

— No me sentia bien — le cotesto desplomandome en el sofa 

— Mia — dice el en tono papa paso, mas bien un regaño 

— No quisieron cambiarme la clase — suelto lo que en verdad me molesta, Micheal me mira expectante a que le explique mas 

 

— natación — le mencionó jugueteando nerviosa con mis manos y cabello, se acerca a tomar asiento a mi lado para sostener mis mano y recoger el mechon de cabello en mi cara para ponerlo con dulzura detrás de mi oido 

 

— Esta bien — es lo único que dice, mientras me mira dulcemente, luego me abraza y me quedo en sus brazon por un largo tiempo

— Me cantas ? — le pregunto y al ver que no me contesta intensifico el abrazo 

— Okey — suspira 

 

Michael empieza a cantar, su hermosa voz me hace estar segura, sus caricias me tranquilizan, sacándome una sonrisa, Hasta que poco a poco me quedo dormida en sus regazo que me hace sentir a salvo y ser yo misma 

 

  

 

 

 

 



Bizcochita

Editado: 21.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar