Tráspaso: Destino Fronteras

Capítulo 16: ¿Qué hago?

(Perspectiva de Sky)

Después de una dura noche, me aseguro qué Zack este bien y le doy medicamentos para calmar el dolor mientras yo salgo de cacería. En estos momentos no me importa comerme la carne de un perro.

Salgo caminando y dejo una marca cada vez que doy cien pasos, he diseñado mi mecanismo en el cual cada 100 pasos marco el piso con una tiza o algo que manche el suelo y si es en bosque dejo una “S”.

Camino a un poblado muy cercano que parece estar abandonado por mucho tiempo, la mayoría de los militares se concentraron en la ciudad y no les importo cuidar a las personas del interior de los departamentos del país. Algunas casas aún tienen latas de comida.

Me dirijo a la primera casa, pero me aseguro de que no tenga visitas al parecer no hay nadie y no están los patrulleros de Logan cerca, aún tengo la sensación de que me están vigilando, al entrar en la casa busco munición. El tráfico de armas es algo común en estas zonas: encuentro balas de escopetas, pisto y unas cuantas balas de rifle, al revisar la cocina me encuentro con latas de frijoles, garbanzo, elotitos y unas bolsas de papas fritas y palos para hacer flechas.

En un momento escucho una rama quebrándose, el ruido de una voz masculina.

—Arriba las manos— dice.

Saco mi arma y me escondo en un hueco entre el refrigerador y la pared.

—Se que te llevaste todo, sal de ahí— dice.

Yo sigo firme en esconderme, no sé si es Logan o alguien que busca carne humana, aunque no sé si algunas personas se dedicaron al canibalismo. Siento como una mano me toma de la blusa y me saca mientras me raspo mi cara y mi mano. Me tira al suelo y me apunta.

—¿Quién eres? — dice.

—No te diré mi nombre—  digo enojada.

—Chica ruda— dice.

Me quita el arma de la frente y se sienta en la silla.

—Mi nombre es Cameron— dice.

Me levanto mientras saco mi arma.

—Tranquila no te haré daño—dice.

—Vienes solo o con alguien más—

—Te pido que te calmes, que te parece si intercambiamos suministros y todos contentos— dice Cam.

—Necesito medicamentos— digo.

—Ven con nosotros al campamento— dice Cam.

Lo apunto con el arma para saber si es de confiar.

—Entiendo por lo que pasas, pero podemos ayudarte y no sé porque necesitas medicamentos, pero te los daré ven conmigo y todo estará bien— defiende.

Sigo a Cameron hasta su vehículo, no es el de la patrulla de rastreadores de Logan así que puedo calmarme.

—Estamos a 1km de distancia — dice Cam mientras no subimos.

Al llegar al campamento vemos a un grupo muy pequeño de personas que se cuidan entre sí, inclusive puedo ver cultivos y ganado, familias actuando como si todo fuera normal.

—Sorprendente—

—Parece algo nuevo para ti— dice Cam.

Me da un recorrido por todo el lugar, los refugios estas construidos con madera y otros con paja, utilizan lonas de plástico para protegerlos de la lluvia, los cultivos están protegidos por toldos y tienen una pequeña tienda en donde se reúnen para las estrategias, está muy bien organizado y puede que traiga a Zack para que nos ayuden.  

Entro al campamento de Cameron y conozco a su esposa e hijos, Isabel y Fenix.

—Podemos ayudarte— dice Cam mientras besa a su esposa.

Me siento en una silla mecedora que parece estar podrida pero resistente.

—Es increíble ver cómo está pequeña sociedad evoluciona—

—Estamos limitado con la munición y los medicamentos, pero tratamos de recolectar lo suficiente para sobrevivir en esta situación—

Tengo mis dudas con lo que pasa es raro pensar que actúan como si nada pasara, en algún momento se acabarán los recursos y no tendrán mucho porque luchar.

—Tengo a un amigo con una gran herida y necesito sanarla— digo.

Isabel se levanta y revisa en su botiquín.

—¿A dónde vas?, ¿Estás sola?, ¿Necesitan ayuda? — dice.

—Un amigo sufrió una herida y estamos tratando de cruzar la frontera— digo.

—Es mucho riesgo para ir solos— dice.

—No tenemos opción—



ID Roga

Editado: 30.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar