Trazos del destino, Tomo 1.

Ocho.

Héroe

 

 

La vida en ninguno de los dos mundos era simplemente "fácil", en ambos se involucraban sentimientos, ideas... vidas. Es sin duda fácil pensar que si se pudiera utilizar magia el mundo sería mejor, podrían resolverse todos los problemas, sin mover un solo dedo. Esto en qué clase de seres nos convertiría, pues si tendríamos todo exactamente como nos placiera.

 

Es una idea demasiado utópica, para poder llevarse a cabo. Ya nada importaría, las cosas serían tan in significantes, que incluso el pensar en hacerlo sería tonto.

 

Pero para una chica local, de alguna de las ciudades del mundo mortal esto le era imposible, así que prefería pasar su vida pensando en otras maneras de ayudar a sus padres, a sus amigos y a toda la gente que estuviese a su alrededor. Aunque ella no sabía cómo ser un héroe, lo intentaría. Y quizá algún día el mundo conocería su nombre, aunque le desalentaba un poco el pensar en el arduo trabajo que tendría que hacer para lograrlo, no desistía.

 

Solo menguaban un poco sus ganas de un mundo mejor.

 

Ella conocía perfectamente a las personas que estaban a su alrededor, en la escuela sabía quiénes serían recordados por sus habilidades deportivas o por sus habilidades académicas. Sabiendo que no cubría ninguna de esas dos áreas, pensaba que, sin duda seria olvidada, era motivo por el cual deseaba dejar una marca de su paso por el mundo.

 

Sin embargo, ella sabía cosas que otros desconocen, esto sin duda ese sería su parte aguas para triunfar y logras todos y cada uno de sus propósitos.

 

Hija única de una familia de posición acomodada, podía decir que siempre tuvo lo que quiso, hasta que su abuelo un hombre de campo, libre y amante de la vida murió. Este hombre fue quien marco de manera definitiva el corazón de la joven, para ella siempre fue un héroe. Sabiendo así que las tristezas son forjadoras de carácter, vivió su duelo como si fuese lo único no que podría volver a vivir. Ya que la muerte de las diferentes personas a su alrededor, se sentirían diferente, por lo menos eso era lo que ella creía.

 

Despertándola así de un extraño sueño, en el que ella juraba estaba sumergida, se dio cuenta que aun cuando su familia gozaba de un poder adquisitivo superior, por mucho distaba de llamarse familia feliz. Ellos eran desdichados, se podrían de dentro hacía afuera sin notarlo. Ocasionalmente su madre lloraba amargamente por las fuertes discusiones que sostenía con su marido, después de algún tiempo ella comenzó a preguntarse:

 

¿Cómo era que a sus veinte años no se había dado cuenta de esto?

 

Pero sin duda la mayor parte de las personas se encuentran dormidas, o quizá inmersas en su propio mundo, evitan así el darse cuenta de que su propia casa se desmorona a su alrededor.

 

Aunque sabía que mucha parte del tiempo tendría que pasar de manera desapercibida, para lograr llevar a cabo su sueño. Decidió que comenzaría ayudando a los que estaban cerca de ella, Sería una especie de "ángel", aunque sabía que cuando se afecta el destino de las personas puede ser peligroso. Pero, sin embargo, era algo que estaba dispuesta a hacer, consciente del peligro que los héroes corren a diario, deseaba fervientemente iniciar con su labor.

 

Sin duda lo que la joven no alcanzaba a comprender eran las magnitudes que la palabra HÉROE tiene, pues un héroe debe cargar con victorias y sobre todo con derrotas en su memoria. Un héroe sabe que habrá cosas que no podrá olvidar jamás y que en su paso por su camino encontrara cosas que sin duda le regresaran el descanso a su alma, Algo en lo que la chica siempre había reparado era, que, para ser héroe, no se requería de súper poderes, en ocasiones solo basta con escuchar a alguien que tiene la necesidad de comunicarse, un abrazo dado a tiempo puede salvar vidas.

 

Sin embargo, aquellos que tienen el valor de arriesgar sus vidas, por un desconocido o un animal, son dignos merecedores de ser nombrados héroes.

 

Pero la joven mortal estaba dispuesta a aprender de sus errores para ya no cometerlos en el futuro y así ser una mejor persona, quizá eso para las personas cercanas a ella, sería como si se convirtiera en un ser más poderoso. Lo único que le importaba era lograr sus sueños, sin importar el costo o esfuerzo que este le tomara.



C. L. Hoffnung

#10871 en Fantasía
#2241 en Magia

En el texto hay: bien vs mal, magia, seresmagicos

Editado: 05.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar