Tú y Yo, amor eterno

Capítulo 14

Es sábado por la tarde y he quedado con Félix, iremos a pasear por la playa y cenar.

-¿que te pareció la comida?.

-Estaba muy buena, gracias por la invitación.

-me alegra que decidieras venir, me la pase muy bien.

-También yo, bueno ya debo entrar a mi casa, nos vemos luego.

Félix se acerca a mi y me besa, nos dejamos llevar por unos segundos hasta que alguien comienza a golpear la ventana. ¿ Y Ahora que ? 
La puerta se abre y yo soy sacada a la fuerza del auto.

-¿Que haces? sueltala ahora.

-Callate y vete, Ana es mi Novia, no tienes derecho a besarla.

-Yo no soy tu novia, y bajame.- cuando me baja lo empujó y me acerco a Félix.

-Alejate de el ahora Ana y entra a tu casa.

-tu no eres nadie, ahora vete de aquí.

-Ya la escuchaste, vete si no quieres que llame a la policía.- respondió Félix.

Gustavo levanta las manos al aire y grita mientras de aleja.

-Como quieras niña, has lo que quieras.

Mi vida podía ser peor desde ahora.

-Si quieres te acompañó un rato.

-No, estoy bien solo necesitó estar sola.

-Me llamas si necesitas algo, buenas noches.

-Adiós.

Entro a mi casa y voy directo a mi habitación.

*******

Han pasado casi tres meses, o sesenta y ocho días, desde la última vez que hablamos.

Nunca quise ser la fuerte, pero pude ver en sus hermosos ojos esa noche, que tenía que serlo Decir adiós, sin 
importar cuán temporal fuera, fue una de las cosas más difíciles que 
tuve que hacer. Pensé que mientras pasaran las semanas el dolor remitiría, pero solo se hizo más grande.

Cada día se volvió un desafío si podría superarlo o no. Perdí el apetito por la vida también. Nada pareció importar. Incluso el tener cerca a Félix cada día.

-Han pasado meses, Ana- susurra el casi con urgencia.yo solo Asiento.

- Quiero decir que terminó contigo duro y actúa como si ni siquiera existieras. -Toca mi mano suavemente.

-Odio ser quien te lo diga, pero necesitas seguir adelante.- Retiro mi 
mano de la de el como si quemara.

-No quiero seguir adelante.- murmuro con enojo.

-Deja de una vez por todas de lamentarte, el esta con Erika Y se ven felices por que no puedes hacerlo tu también, mereces ser feliz.

-es que no lo entiendes, jamás has estado enamorado.

-Si entiendo, se lo que es estar enamorado y no ser correspondido.- me mira con lágrimas en los ojos.

-Lo siento, pero debes entender yo estoy enamorada de otro y no puedo mandar a mi corazón.

-Pero ni siquiera lo estas intentando, te encierras en tu burbuja. No me permites demostrarte cuanto de amo.

Y es verdad desde esa noche que Gustavo me dejo, no he vuelto a besar a nadie. Solo pienso en lo estúpida que fui, deje ir al amor de mi vida.

Entramos juntos a la sala de clases, más bien a la clase de inglés.
Félix pone mi mochila en mi escritorio, y lentamente alzo la vista. Gustavo parece molesto y me da una mirada que le da escalofríos a mi corazón.

-No saquen sus cosas.- dice el Sr. Cooper. - Pasaremos este período en la biblioteca para que puedan hacer algunas investigaciones para su ensayo que vence antes de las vacaciones de invierno.

La clase está emocionada, y Félix se pone de pie para llevar mi mochila.

-La tengo, yo puedo sola. Pero gracias.- me carga que este todo el tiempo encima de mi.

Recojo mi mochila, y soy la primera en llegar a la biblioteca. Escojo un asiento donde puedo estar sola, aunque es obvio que Félix quiere sentarse conmigo. Saco mis cuadernos y empiezo a trabajar en mi ensayo.

Feliz lectura 😍
No olviden comentar y votar si les gusta.😘🐣🐤🐥



Maria_isabel

#23015 en Novela romántica
#8600 en Joven Adulto

En el texto hay: amor, verano, corazonroto

Editado: 05.08.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar