Un mundo de asesinos - ¿y tú, qué clase de asesino eres?

Capítulo 8: Pistas para despistar

 

1

 

Graham cruzó el umbral y posterior a eso tocó la puerta del cuarto refrigerante que era donde se encontraban varias personas muertas y tan sólo una viva.

— ¿Qué tienes para mí? Rodríguez –Preguntó Newt.

— ¿Ni siquiera me dirás “Linda tarde” o algo así? –Cuestionó Liliana- Vaya que sigues siendo igual de desconsiderado. El nombre de la persona es Robert Wilson según mostraba su identificación, algunas cámaras de los alrededores de la escena del crimen lo sitúan como cajero de un Macxis cercano al área…

— ¿Domicilio? ¿Familiares?

—Sin familiares, vive en la Avenida Charles Rogers y Alejandra Rosas en una casa de renta color azul.                                                                         

— ¿Cómo sabes…?

—Mandé a algunos agentes a investigar.

—Iré ahora mismo.

—Ten cuidado Newt…

— ¿Por qué lo dices?

—Robert Wilson no es su verdadero nombre y creemos que se trata de un espía extranjero.

—Tendré cuidado –Respondió Graham.

 

2

 

Allí estaba él.
Sobre su automóvil negro que se encontraba estacionado frente a aquella casa.

—Bajaré a investigar –Dijo para sí mismo, pues nadie lo acompañaba.

Se colocó sus guantes de látex color blanco y giró el picaporte de la puerta para después pasar a través de ella y observar una habitación totalmente desordenada que el inquilino utilizaba como cocina.

—Hasta ahora no hay nada fuera de lo normal.

Caminó hacia la recámara del huésped y parecía un mundo distinto, todo tan perfectamente ordenado e inmaculado que casi parecía estar separado milimétricamente siendo parte de un plano creado por el residente.

—Esto si es completamente fuera de lo normal –Comentó Graham.

Dio una pequeña vuelta a través de la habitación pasando su vista por encima de las cosas personales de Robert.

—Ahora debo encontrar algo que no encaje con el perfil del difunto… -Susurró para sí mismo- Algo como…un diploma universitario del campus BlackBirds.

Tomó el cuadro en sus manos y este resbaló pero no se rompió, sin embargo, una llave que salió de este tintineó sobre el piso de loseta.

 —Un cajero de un Macxis no podía haber estado en una universidad como esa.

Tomó la llave del piso y al agacharse no pudo evitar observar debajo de la cama para así poder ver un pequeño cofre.

—Apostaría 100 útes a que esta llave te pertenece –Dijo Graham dirigiéndose al cofre metálico.

Tras abrir el cofre miró unas cuantas identificaciones de distintos países y todas ellas tenían algo en común; la cara del difunto Wilson estampada por la parte frontal.

— ¿Quién eras…Robert Wilson?

Newt había formulado una pregunta al aire y no tenía ni la menor idea de cuando se le daría respuesta a ella.

 

3

 

— ¿Finalmente soy libre? –Le preguntó Whitemore a Kate a las siete en punto de la tarde.

—Toma tus 200 útes y lárgate de mí establecimiento –Respondió Katherine sonriendo y extendiéndole un pequeño sobre de papel que contenía dinero.

En tan sólo dos días Whitemore ya había establecido una buena relación con su jefa inmediata y una aún mejor con la barista, Stacy.

—Te veo mañana –Dijo White.

Caminó y a las pocas cuadras sacó el dinero del sobre para contarlo y se sorprendió al ver su contenido.
500 útes era mucho más de lo que debería pagarle por un simple día de trabajo.

«No le haré ningún favor sexual.» Pensó Whitemore esbozando una media sonrisa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Dirk Blackmore

#1660 en Detective
#751 en Novela negra
#6620 en Thriller
#2791 en Suspenso

En el texto hay: crimen, asesinos, suspenso

Editado: 22.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar