Un Ratoncito En Mi HabitaciÓn

CUENTO DEL NIÑO ENOJADO

Amaneció otro día, Sebastian escuchó a Lucien hablando fuerte y tirando sus cosas al suelo, ya había desordenado su cama que ya estaba arreglada, sus juguetes en el suelo, estaba enojada porque no le dejaron salir a jugar porque estaba lloviendo.

Sebastián le pregunto:

—Linda niña, ¿que te pasa?

Lucien le contestó enojada:

—Quiero salir a jugar y no me dan permiso

Sebastian miró por la ventana y era verdad,estaba lloviendo mucho.

—Pero no te enojes, si sales, te enfermas y no debes enojarte así, ¿quieres que te narre el cuento del niño enojado?

Lucien: —¿Un Cuento?, Sí cuéntame.

EL CUENTO DEL NIÑO ENOJADO

Luis, era un niño alegre y feliz. Un día iba por la acera pasó un auto y pasó sus llantas por un gran charco de agua y lo salpicó todo de agua y le ensucio el uniforme

 Llegó y se peleo con su mejor amigo, la maestra le pidió pasar al pizarrón para hacer unas sumas y no pudo hacerlas porque estaba nervioso y regreso a su pupitre molesto.

Terminaron las clases y regresaba a su casa y empezó a llover y llego mojado a su casa pero ya venía con ira, por lo que le pasó en la mañana y todo el día,cuando su mamá le abrió la puerta entro enojadísimo. Fue a su cuarto y desarreglo su cama que en la mañana la dejo bien tendida y sus juguetes también los tiro por todas partes.

Su mamá escucho los ruidos y entró al cuarto y vio todo el desorden,el niño la miró enojado, ella le dijo ven acá.

Puso una hoja grande de papel y unos lápices de colores y dijo:

—Luis por aquí tu enojo con dibujos, rayas o lo que quieras, cuando termines, arruga el papel y pon el papel aquí en éste frasco y aprieta bien la tapa y verás que "El monstruo del enojo" se queda encerrado y bajas a comer

Luis empezó a hacer rayas por todos lados, muñecos, tachones se cansó, arrugo el papel lo puso en el frasco, lo cerró y se sintió tranquilo, bajó entro al comedor sonriendo y su mamá dijo:

—Luis, ¿estas tranquilo?

0151Sí mamá, encerré al monstruo del enojo en el frasco

—Muy Bien Luis, cuando sientas otra vez enojo, lo dibujas de nuevo y lo encierras en el frasco, ¿esta bien?

—Sí mamá, no es bueno estar enojado, porque me equivoqué y peleé con Jorge mi amigo por culpa del enojo, mañana le pido perdón, lo quiero mucho, es mi mejor amigo

Mamá: —Por eso Luis, cuando hay enojo, no pelees con otro, porque ellos no tienen la culpa

Sebastian dijo al final:

--EL ENOJO DEBES EVITAR Y SI TE DA, LO DEBES DIBUJAR Y ENCERRADO EN EL FRASCO DEBES DEJAR--.

Lucien dijo: —Sí eso voy a hacer, mi monstruo del enojo lo voy a guardar en un frasco bien cerrado y ahora voy a arreglar mi cuarto, porque no tiene la culpa de mi enojo y no quiero ver a mi mamá triste porque no me ve feliz

Y la niña, arreglo su cuarto y bajó sonriendo a abrazar a sus padres que se alegraron viéndola feliz.

 



LUCIENDRAGON

Editado: 05.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar