Un viaje, una pesadilla

10 (El gran día)

Llego el día mas soñado de mi vida. Hoy, 7/10/2025, estaré en el avión, rumbo para la admirable y sublime isla de Hawái. Digna para pasar unas refrescantes vacaciones. Mayormente transitan personas con alto rango de dinero. Es muy relajado. No es nada comparado a la cuidad de mucho ruido. Podría vivir cómodamente ahí.

Me siento como una niña pequeña esperando con ansias su regalo de navidad. Estoy inmensamente emocionada. Mayormente las personas van de viaje con su familia o amigos. Disfruto hacerlo sola. Siempre me ha gustado hacer todo por mi propia cuenta.

Fui a dar en adopción a mi perrito. Lo estuve pensando, me pareció la mejor opción. Debo admitir si me dolió mucho. Vi su carita triste, sin evitarlo se salió una lágrima. Durante el trayecto, termine por sollozar.

Estoy arreglando mis equipajes, cuando alguien toca la puerta principal. No espero a nadie.  Miro por la ventana ¿Qué hace ella aquí? aunque suene descortés, no le abriré. Perderé el tiempo si lo hago. Coloco música en un alto volumen para no escuchar el constante y molestoso sonido.

En el aeropuerto estoy sentada en la sala de espera. Hay muchas personas. Algunas estresadas y otras ansiosas. Yo tengo todas las emociones que pueden existir y si no hay una no aun descubierta, yo la tengo. Veo la hora cada segundo. Mi vuelo sale a las 10 de la noche, apenas es poco menos de las 8 de la noche. ¿Qué hare durante dos horas? Me coloco los audífonos y mi libreta, así me distraigo mientras espero.

Yendo hacia el Avión, una sensación de inseguridad empiezo a sentir. Ya sentada en mi puesto correspondiente, trato de relajarme, pero una señora de aspecto nada agradable, se sienta al lado mío. Hace incomodarme. No puedo cambiarme. Debí comprar uno VIP. 14 horas de incomodos momentos tendré que soportar.

Prendo mi teléfono. Me sorprendo al ver que tengo 15 llamadas y 10 mensajes de ella. Uno de los muchos mensajes “No vayas”, “Es tu fin” “Te harán daño”. Eso si que me asusta. Va dos horas de vuelo, aun no me ha pasado nada. Tal vez este mal de la cabeza. Me siento ahogada. Tal vez por la altura. No acostumbro viajar mucho en avión. Voy al baño para lavarme la cara. Vuelvo a mi puesto, ya todos están durmiendo y con las luces bajas. Eso me indica que es hora de ver una película tranquila durante las horas que faltan para aterrizar. Las personas están en pánico, algunas llorando, niños muy asustado. No entiendo el por que están así. Me doy cuenta que llevo puesto mis audífonos. ¡Rayos! El avión esta por colapsar. ¡OH NO! Voy a morir.



Taylor evans

#412 en Thriller
#309 en Suspenso
#412 en Misterio

En el texto hay: pesadilla, suspenso perdida

Editado: 04.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar