Un viaje, una pesadilla

2

Desde que entre en la universidad, los días miércoles se han vuelto muy pesados más de lo normal para mí, no me gusta, pero hago todo lo que sea para graduarme. Hoy me toca geología durante dos horas y media. Aunque tengo que admitir la profesora no es humorística, siempre anda sin expresión en su cara. Estoy en el pasillo revisando algunos trabajos, cuando siento a alguien sentarme al lado mío, es una chica muy linda. Me saluda un poco tímida, queda viendo lo que hago hasta que se toma el atrevimiento de decirme si le puedo prestar el trabajo para hacerlo. Un poco raro que no haya echo el trabajo y me sorprende que este en mi salón y no me haya dado cuenta. Sin preguntar con gusto se lo presto. Aunque le propongo una idea, si quiere ir a mi casa y así la ayudo. Ella un poco dudosa acepta. Al terminar las clases, nos vamos en mi auto. Ella lo ve sin poder creer que es mío. Me da un poco de risa su expresión. Sin más que decir, vamos rumbo a mi casa y sin decir una palabra, llegamos. Mi perrita empieza a ladrarle, la calmo y se va. Se sienta en mi cómodo sofá. Después de 2 largas horas, ya se esta yendo.

Un poco mas de las 7 de la noche. El cansancio se esta apoderando de mi, así que voy a ducharme y comer para acostarme a dormir, aunque sea temprano para hacerlo. Me pongo hacer un poco más de tarea, hasta que llegue la hora de irme a dormir.

Al siguiente día me voy a la universidad las 9 de la mañana y vaya sorpresa la chica me manda un mensaje diciéndome que la pase buscando y me da su dirección. La veo en la puerta de su casa toda hermosa, si, debo admitir que es muy hermosa. Me acerco a ella, la saludo para después ir rumbo a nuestro destino. Llegamos y veo que se baja de una manera sensual, eso me da escalofríos y por inercia sonrió. Entramos y ella me agarra la mano, ¡ohh vaya! Esta chica si que es atrevida. Mi cara se puso completamente roja, ella se percato de eso y sonrió. Nos sentamos en la salón y para mi suerte no había nadie, lo cual es un momento un poco incomodo. A los minutos muy eternos a mi parecer, sonó el timbre y el silencio se lleno de mucho ruido, anunciando que ya comenzó la clase. Cuatro horas después voy camino a mi trabajo un poco tarde.

Ya de noche voy caminando por la calle poco transitada de la cuidad, debo admitir que me da un poco de miedo. Cada noche que me toca ir a casa y no llevo el auto, temo que llegue alguien de mal aspecto y me haga daño. Acelero mas rápido mis pasos para llegar pronto a mi casa y sentirme segura. Después de unos minutos eternos, llego a mi dulce y seguro hogar. Mi perrita me recibe contenta, saltando hacia mí y se va a su cama. Yo voy a darme una ducha para relajarme y irme a dormir, pero el sonido de mi teléfono interrumpe mi sueño veo que es Greychel deseándome buenas noches y aparte me dice hermosa aunque eso puede ser por cariño aunque no se la verdadera intención. Le doy la misma respuesta y le bajo el volumen al teléfono, cierro los ojos y enseguida me quedo dormida. 

El sonido molesto de mi alarma suena anunciando que es hora de dejar mi cómoda y acogedora cama. Me levanto froto mis ojos para ver mejor. Voy a la cocina para tomarme una taza de café para empezar mi día con mucha energía. Salgo a la calle para hacer un poco de ejercicio. Estoy trotando cuando empieza a sonar mi teléfono anunciando que alguien me esta llamando, lo ignoro y sigo en lo que estaba por unos 40 minutos. Vuelvo a mi casa para darme una ducha y vestirme formal para una reunión muy importante en el trabajo. Voy en mi auto y enciendo el reproductor de música mientras llego.  

En la entrada hay muchas personas elegantes, veo que sus trajes son de muy alto precio y yo con un vestido de apenas 400$. Entro al salón para saludar a mis compañeros de trabajo. Ya después de 4 horas de una larga reunión, voy a mi casa para arreglarme de manera casual para ir a mis clases, aunque puedo descansar unas 2 horas. Me voy a mi cama pero como suele pasar mi teléfono suena, tendré que ponerlo en silencio. Me despierto, enseguida miro la hora, rayos me pase de la hora. En cuestión de minutos estoy en la universidad, entro corriendo al salón y para mi sorpresa ya ha comenzó la clase, me toca quedarme afuera. Voy para la biblioteca, todo esta el completo silencio, es agobiador. Me dirijo a una de las miles de computadoras que rodean el gran salón sin hacer el mínimo ruido.  Unos 30 minutos paso, vaya que la hora pasa rápido. Por suerte mía, nadie esta en el salón. Voy a mi asiento de siempre, mientras llegan todos abundar el silencio relajante, me dispongo a escuchar música.  Escucho mucho ruido en especial la voz del profesor. Me quito los audífonos y pongo atención a la clase. Siento la mirada de alguien, veo quien es y es Graychel al ver que la mire volteo la mirada, eso me causo risa. Siguió la clase hasta que llego la hora de salida, salgo de última como suelo hacerlo siempre. ¿Sera que ella me quiere decir algo? O solo es idea mía.

Estoy en mi sofá cuando me llega un mensaje de Graychel, la única persona que solo sabe de mi existencia. Mis padres tienen muchas semanas que no me llaman y no me escriben, supongo que deben estar muy ocupados para no hacerlo. Ya mi panza esta rugiendo pidiendo de comer. En unos minutos ya estoy cenando unos wafles junto a mi perrita y viendo una película. Veo que se esta haciendo un poco tarde, las 10 de la noche aproximadamente. Me preparo para irme a dormir, no si antes irme a lavar la cara y cepillarme. Es las 5:40 am, un fuerte sonido hizo despertarme, debe ser mi perrita, así que sigo durmiendo, pero se hace más fuerte, me levanto para ver de qué se trata al llegar de donde provenía el fuerte sonido, me asuste al ver un hombre vestido de negro tratando de entrar a mi casa. De inmediato llamo a la policía y en menos de 5 minutos, llega, pero el, al ver las autoridades, se va corriendo. La policía me hace un par de preguntas, como ¿si logre ver su rostro? O ¿si lo conozco? Sin mas preguntas que decir, se marchan y yo me quedo tranquila sabiendo que ya lo van atrapar. Le pongo seguridad a todas las puertas. Voy a mi laptop para comprar algunas cámaras de seguridad y sensores de movimiento.



Taylor evans

#803 en Thriller
#434 en Misterio
#311 en Suspenso

En el texto hay: pesadilla perdida ciudad

Editado: 01.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar